Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

XXII Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe

Discurso de Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

2 de febrero de 2021|Discurso

Palabras de Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, en el XXII Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe - Panel Ministerial de Alto Nivel La dimensión ambiental de la recuperación del desarrollo sostenible de la COVID-19

Virtual – Barbados, 1 de febrero de 2021

Your excellence, Prime Minister of Barbados, Honorable Mia Amor Mottley,

Dear Inger Andersen, Executive director of UNEP,

Greetings to Mr. Sveinung Rotevatn, President of the United Nations Environmental Assembly,

Dear Leo Heileman, Regional Director of the United Nations Environment Programme,

Dear Ministers of the region, colleagues of UN and representatives of Civil Society,

Dear friends,

It is an honor to participate in this 22 second forum of Ministers of Environment of Latin America and the Caribbean.

This forum is part of my professional life. Since my time as Vice-minister of Environment in Mexico back in the 80s I was a very strong supporter of this forum. It was an honor of being a founding member of the Interagency technical committee when I was in UNDP back in 1998 and after that from ECLAC.

This forum hosted by Barbados is crucial. Caribbean countries are facing even more complex, multidimensional challenges. The pandemic is expected to lead to multiple economic impacts including a fall of 6.9% in growth and expansion of fiscal deficit. Key sectors, such us tourism, have been badly affected and most importantly women. Debt levels are already high, averaging 70% of GDP and debt servicing costs reach 30% of revenue in 2019. Therefore, the region needs financial assistance on a scale able to match the impact of the crisis.

We are actively striving towards a serious international financial pact for debt alleviation for small middle and high income countries such as the Caribbean which needs both private and public participation. ECLAC is fully committed with getting more liquidity via special drawing rights for at least 500 billion dollars. And to move towards debt for nature swaps, green funds, FACE and other initiatives to transfer liquidity and funding from developed to developing.

Your voice Dear Prime Minister Mia Motley has been definitely heard by the international community.

Caribbean is inviting us to speak about building forward better rather than back. Nobody wants to go back where we were.

This should be built on economic diversification, green investments, better disaster risk management and to build better social protection systems that leave no one behind.

Let me turn to Spanish to talk about the urgency of changing our development model.

Se trata de cambiar un modelo extractivista, desigualador, que promueve la cultura del privilegio y la concentración de la riqueza.

COVID-19 ha magnificado los problemas estructurales y vulnerabilidades preexistentes de este modelo en América Latina y el Caribe: agravando desigualdades entrecruzadas, crecimiento mediocre, baja productividad, alta informalidad, insuficiente diversificación de exportaciones, poco espacio fiscal y deterioro ambiental creciente.

La comunidad científica y ustedes, el PNUMA en la voz de su directora Inger Andersen nos han advertido constantemente sobre la gravedad del tema ambiental.

Hemos superado umbrales planetarios críticos rebasando la capacidad de carga de la base natural que nos sustenta. 47% de los ecosistemas naturales están deteriorados, más del 25% de especies en peligro de extinción y quizás lo más preocupantes es la destrucción de la integridad ecológica de sistemas claves que pone en riesgo la alimentación del futuro.

Nuestra región enfrenta doble asimetría porque somos una región que emite menos del 8,3% de gases de efecto invernadero, pero es altamente vulnerable, particularmente el Caribe donde más del 50% de la población vive por debajo de 5 metros respecto al nivel del mar y muy expuestos junto con Centroamérica a crecientes eventos meteorológicos extremos. Los casos de IOTA y ETA donde la CEPAL fue invitada a evaluar los daños y perdidas y que alcanzaron un monto de Honduras: USD 2163 millones en Honduras y 772 millones de dólares en Guatemala.

Nos unimos al llamado del Secretario General para que el financiamiento para la adaptación se incremente del 20% al 50%.

La dura asimetría de la desigualdad es quizás la característica que define a nuestra región, tanto en la distribución del ingreso como la riqueza.

Pese a que esta pandemia es global, la crisis no es igual para todos. Como en tantas ocasiones, las personas, los pueblos y los países más vulnerables son también los más afectados.

Hoy enfrentamos gran incertidumbre y riesgos insospechados y estamos ad-portas de una década perdida como lo ha dicho la Ministra Sumaya Castillo.

La contracción del 2020 que representó la mayor caída en 120 años, con una caída del PIB del 7,7%, será la peor en toda nuestra historia. El desplome del turismo en la región, por ejemplo, alcanzo el -50%. En el Caribe el impacto es mayor, representa una caída de los ingresos brutos por este concepto de aproximadamente USD 26.900 millones solo en el año que recién termina.

Encontramos drásticas caídas en el empleo y aumento en la informalidad que ha dejado de ser un amortiguador de la pérdida de empleo formal. En CEPAL hemos estimado dos escenarios. Uno con el impacto de las medidas que han puesto en marcha y otro si no se hubieran aplicado. Sin medidas sociales, la pobreza hubiera alcanzado a 231 millones de personas y la pobreza extrema alcanzaría a 98 millones de personas. Con más de 263 medidas implementadas que han llegado a 49,4% de la población, podemos estimar que la pobreza alcanzara a 209 millones y 78 millones.

Sin duda, los gobiernos han dado prioridad a apoyar a hogares y empresas ante la emergencia.

Y por ello quiero subrayar un aspecto que nos preocupa fuertemente frente al creciente déficit fiscal que enfrentan nuestros países. Cuando han de escoger en donde gastar los escasos recursos desafortunadamente son las instituciones ambientales las que han sido recortadas.

CEPAL sugiere que lo ambiental es crucial para conectar la emergencia con la recuperación y la década de acción para enfrentar los principales desafíos del planeta.

Cierto que la primera prioridad es obtener la vacuna y garantizar la vacunación universal. La vacuna debe ser un bien público global de acceso universal. No ha dilema entre salud y economía. Pero necesitamos que los países desarrollados no acaparen las vacunas, que no se abra una grieta entre el Norte y el Sur. Que los países desarrollados abran las fronteras para los insumos, así como otorguen las licencias para producir la vacuna localmente.

Propusimos una estrategia denominada “Construir un nuevo futuro: Una recuperación transformadora con igualdad y sostenibilidad”. Recomendamos seleccionar sistemas sectoriales dinámicos mediante políticas industriales, ambientales y fiscales explícitas que articule inversiones públicas y privadas y que generen empleos formales masivos. A esto le hemos denominado “gran impulso ambiental” “big environmental push” inspirados en Paul Rosenstein-Rodan.

Hemos analizado y costeado algunos de estos sectores: Por ejemplo, descarbonizar la matriz energética y alcanzar 40% de energías renovables no convencionales se lograría invirtiendo 1,3% del PIB anual, menos que la alternativa tradicional para cubrir la demanda, y puede significar un 30% menos de emisiones y cerca de 7 millones más de empleos. Además, se lograrían precios más bajos de la energía para el resto de la economía y la sustitución de importaciones de combustibles fósiles.

La electromovilidad urbana, creando plataformas industriales subregionales por ejemplo entre Argentina, Chile y Bolivia que tienen la mayor reserva de litio del mundo, es una gran oportunidad. La reconversión de vehículos diésel a eléctricos es mucho más barata que comprar buses nuevos.

La economía circular ofrece oportunidades únicas para desarrollar nuevos sectores productivos: solo gestionar mejor los residuos y aumentar el reciclado a tasas similares a la de algunos países desarrollados puede significar un aumento del 0,35% del PIB de la región, fuertes encadenamientos y cerca de medio millón de empleos formales permanentes.

La inclusión digital, para darle a los 40 millones de hogares conectividad a internet con una canasta básica digital, tendría un costo de 1% del PIB.

Podemos establecer una industria manufacturera de la salud comenzando por el acuerdo de Argentina y México con AstraZeneca y de la mano con COVAX.

Debemos aprovechar y beneficiarnos de las soluciones basadas en la naturaleza protegiendo la integridad ecológica de los ecosistemas. ¡Mirar al mar! Y participar activamente en la Conferencia de Océanos que tendrá lugar en Portugal próximamente.

El turismo sostenible, conectando cadenas de valor regionales y subregionales.

Amigas y amigos,

Una recuperación económica sobre bases ambientalmente sostenibles y con igualdad permite recuperarse de la recesión más rápidamente y, además, con mejoras sustanciales en la calidad de vida y la salud.

Para ello se requiere de una agenda distinta de políticas, de nuevas coaliciones políticas internas e internacionales, y también de formas inéditas de cooperación internacional que sostengan el cambio en el estilo de desarrollo.

No podemos seguir haciendo lo mismo y esperar resultados distintos. Por eso con EUROCLIMA hemos analizado los Compromisos Nacionalmente Determinados y hemos establecido una propuesta para incrementar su ambición de cara a la COP-26.

Es necesario refundar el multilateralismo sobre nuevas bases, de tal manera que se amplíen los espacios de política en la periferia y se corrijan los sesgos de la economía internacional que impiden la transición hacia la sostenibilidad. Al mismo tiempo, debe recuperarse el proyecto de integración de las naciones de América Latina y el Caribe.

El reconocimiento de la necesidad de ampliar los espacios de la política pública a la ciudadanía es fundamental para lograr nuevos pactos políticos.

Por ello, en estos momentos difíciles, no puedo sino celebrar la pronta entrada en vigor del Acuerdo regional sobre el acceso a la información, la participación pública y el Acceso a la justicia en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe, el Acuerdo de Escazú. Con el reciente depósito de los instrumentos de ratificación de México y Argentina, el Acuerdo entrará en vigor el próximo 22 de abril coincidiendo con el Día Internacional de la Tierra. Estamos ad-portas de la primera Conferencia de las Partes. La región celebrará así ese día demostrando su compromiso con la protección del planeta y con aquellos que, al defenderlo, cuidan nuestra vida y nuestro futuro.

Necesitamos un nuevo acuerdo y un pacto de financiamiento para el Desarrollo, la refundación de Bretton Woods que de una vez por todas enfoque la deuda de manera colectiva, redistribuya liquidez del norte al sur, que capitalice los bancos de desarrollo, que aumente el apoyo financiero a la adaptación...

Quisiera invitarlos a participar en el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre Desarrollo Sostenible que se celebrará del 15 al 18 de marzo de manera virtual auspiciado por el Gobierno de Costa Rica en el que abordaremos todos estos temas.

Sabemos que las sociedades con mayor prevalencia de la cooperación entre las personas son más resilientes ante emergencias y están mejor preparadas para lograr objetivos comunes. Invertir en la construcción de confianzas y en el trato justo de las personas tiene retornos positivos tanto para el ambiente como para el desarrollo. Es por ello que hoy, en momentos en que la situación global y regional reviste gran complejidad e incertidumbre, el Acuerdo de Escazú es más necesario que nunca.

Señoras y señores ministros, ha llegado el momento de la acción de todas y todos bajo su liderazgo en una dirección clara. Soy optimista. La joven poetisa y activista estadounidense Amanda Gorman, hace solo pocos días, en la ceremonia de cambio de mando en los Estados Unidos, nos decía, y cito:

For there is always light. (Porque siempre hay luz)

If only we`re brave enough to see it. (Si solo somos suficientemente valientes para verla)

If only we`re brave enough to be it. (Si tan solo somos suficientemente valientes para ser la luz)

Muchas gracias y mucho éxito en la reunión.

Autor

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase