Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañolPortuguês

La ciudad es una oportunidad para el cambio estructural con igualdad e instrumento de política económica para los países

La Segunda Conferencia de las Ciudades finalizó con un llamado a fortalecer el diálogo público-privado para la sostenibilidad urbana en América Latina y el Caribe.

18 de octubre de 2018|Comunicado de prensa

foto1_675.jpg

De izquierda a derecha, Roland Dubertrand, Embajador de Francia en Chile, y Mario Cimoli, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL.
De izquierda a derecha, Roland Dubertrand, Embajador de Francia en Chile, y Mario Cimoli, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL.
Foto: CEPAL.

La ciudad es una oportunidad para el cambio estructural con igualdad, un instrumento de desarrollo y detonador del crecimiento que la política pública debe aprovechar, concordaron autoridades y expertos reunidos en la Segunda Conferencia de las Ciudades, que culminó hoy en la sede central de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago, Chile.

La reunión, coorganizada por la CEPAL, la Asamblea de Ministros y Máximas Autoridades de Vivienda y Urbanismo de América Latina y el Caribe (MINURVI) y ONU-Habitat, congregó a autoridades de los gobiernos nacionales y locales de la región, representantes de organismos internacionales y de agencias de Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales y miembros de la sociedad civil.

En sus palabras de cierre, Mario Cimoli, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, afirmó que el multilateralismo es clave para alcanzar un desarrollo urbano sostenible y resaltó que “no hay solución para una ciudad que actúe sola en este mundo, ya sea en materia de movilidad, acceso o sustentabilidad”.

“No vamos a resolver el tema de la sustentabilidad atendiendo a las ciudades individualmente, lo resolveremos cuando sea un tema de una red, de un debate multilateral y de una agenda conjunta. La ciudad tiene que ser un objeto de política pública donde los países, en cooperación con otros países, intervienen para lograr acceso, mejor movilidad y mejor política”, afirmó.

El alto funcionario de la CEPAL destacó la importancia de que los asuntos relativos a las ciudades sean abordados de forma interdisciplinaria para que formen parte de las políticas públicas de las otras áreas de los gobiernos.

Asimismo, instó a ver a las ciudades como instrumento de política económica y destacó que el diálogo público-privado es parte fundamental para la concreción de ciudades sustentables.

Precisó que, para la CEPAL, el tema de las ciudades “va más allá de la definición, del lugar urbano donde nos movemos, donde habitamos y tenemos toda nuestra vida. La ciudad es uno de los elementos fundamentales para construir política pública”, señaló.

La Segunda Conferencia de las Ciudades concluyó con un diálogo público-privado para la sostenibilidad urbana, organizado por la CEPAL y el Gobierno de Francia, que fue inaugurado por el Secretario Ejecutivo Adjunto de la comisión regional de las Naciones Unidas y el Embajador de Francia en Chile, Roland Dubertrand.

Durante su intervención, Mario Cimoli afirmó que en América Latina y el Caribe el transporte urbano sostenible plantea problemas específicos de coordinación y de orientación entre lo público y lo privado, entre la sociedad civil y otros actores, y entre lo nacional y lo local.

“Queda claro que la coordinación multi-actor juega un rol central en la sostenibilidad de nuestras ciudades y de nuestra región. Es con este propósito que la CEPAL está abriendo más espacios para el diálogo multi-actor, incluyendo a los gobiernos nacionales y subnacionales, la sociedad civil y el sector privado”, subrayó.

El Embajador Dubertrand, por su parte, expresó que el caso de la movilidad urbana representa la mejor ilustración de la necesidad de cooperación público-privada.

“No se puede resolver los retos de la movilidad, disminuir la dependencia del automóvil, adecuar los marcos reglamentarios, sin la acción coordinada de los sectores público y privado. Construir la ciudad sostenible es un reto que requiere de una acción colectiva, una exitosa colaboración entre actores públicos y privados”, señaló.

El diplomático agregó que, para Francia, la construcción de ciudades más sostenibles materializa la lucha contra el cambio climático y destacó la realización de la Conferencia de las Ciudades como “una excelente oportunidad de consolidar esfuerzos y apuntalar las acciones a favor de nuestras prioridades comunes”.

La jornada de cierre incluyó también una sesión sobre el empoderamiento de las mujeres en el transporte en América Latina y el Caribe, y otra que abordó el vínculo entre la salud urbana y el bienestar, y la movilidad urbana segura, asequible y sostenible.