Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

Una evaluación preliminar de las políticas implementadas por los gobiernos de América Latina y el Caribe frente a la crisis - Reunión de mayo de 2010

Publication cover
Autor institucional:
  • NU. CEPAL
Signatura: LC/L.3225 16 p. Editorial: CEPAL enero 2010

Descripción

Este documento ha sido elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL); a solicitud del Ministerio de Economía y Finanzas del Perú, para su presentación en la Tercera Reunión de Ministros de Hacienda de América y el Caribe, con el objetivo de evaluar el impacto de las políticas impulsadas por los gobiernos de la región para enfrentar la crisis internacional.La solidez macroeconómica que mostraron la mayoría de los países de América Latina y el Caribe en los años que antecedieron a la crisis internacional marcó una diferencia significativa respecto de las dificultades financieras habituales en episodios similares que la región había experimentado en su historia reciente. Los países aprovecharon, como no habían podido hacerlo en otras oportunidades, un excepcional período de bonanza en la economía y las finanzas internacionales para sanear sus cuentas públicas, reducir y mejorar el perfil de su endeudamiento y aumentar sus reservas internacionales. Esto habilitó un mayor espacio para la aplicación de políticas públicas que permitió un activismo inédito, orientado a contrarrestar los efectos negativos que provenían del deterioro del escenario internacional. A grandes rasgos, estas medidas se pueden dividir entre las orientadas a restaurar la confianza y poner en funcionamiento a los mercados financieros y las destinadas a apuntalar la debilitada demanda agregada y la capacidad de generación de empleos.En un primer momento, los bancos centrales procuraron restablecer condiciones de liquidez que permitieran el normal funcionamiento de los mercados de crédito locales. Sin embargo, los bajos grados de monetización y la escasa profundidad de los mercados financieros de la región, así como la incertidumbre que caracterizó a la actividad financiera desde fines de 2008 y durante buena parte de 2009, limitaron el efecto de estas medidas sobre el nivel de actividad. En algunos casos, se procuró compensar la falta de dinamismo de la oferta de financiamiento por medio de un papel activo de la banca pública, instrumento cuya eficacia depende de la importancia del crédito en la economía y de la participación de la banca pública en el crédito total, lo que restringe su significación a un número limitado de países.De manera más general y, sobre todo a partir del primer trimestre de 2009, los países anunciaron y fueron implementando gradualmente una estrategia basada en aumentar el impulso fiscal, tanto mediante una disminución temporal y selectiva de impuestos, como por medio de un incremento del gasto público. Así se observó, principalmente, un incremento del gasto corriente, generalmente asociado al aumento de las transferencias directas, aunque también se registró en algunos casos un incremento del gasto de capital, cuya vigencia se extiende más allá del ejercicio fiscal 2009.El objetivo de este breve documento es realizar una evaluación del impacto de las medidas implementadas por los países de la región para enfrentar los efectos de la crisis. No se procura comparar la eficacia de las diferentes estrategias seguidas, sino presentar de manera sintética la información disponible a fin de tener una aproximación a la magnitud del esfuerzo que los países realizaron y las similitudes y diferencias respecto de los énfasis puestos en los diferentes instrumentos utilizados. Se trata de una aproximación preliminar a un ejercicio bastante complejo, habida cuenta de las dificultades que presenta la evaluación del impacto de medidas que difieren entre sí en sus características y alcance, que se aplican en combinación con otras medidas y cuyos efectos dependen, además, de las condiciones iniciales disímiles en las que se aplicaron. En los cuadros 1 a 4 que se presentan en la próxima sección, se muestran de manera muy sintética las medidas implementadas por los países de América Latina y el Caribe, agrupadas, de manera esquemática, en las cinco categorías siguientes1:• Política monetaria - Tasas de política monetaria- Expansión de la liquidez primaria• Financiamiento de la banca pública• Política fiscal - Disminución de impuestos- Variación del gasto• Política cambiaria y de comercio exterior• Políticas laborales En cuanto al impacto de las medidas, en la sección C se incluyen y comentan cuadros y gráficos que muestran la evolución trimestral del PIB y del empleo y las tasas anuales de inflación. En esta sección se hace referencia a las características de la rápida recuperación que, en general, están mostrando las economías de la región, destacándose la importancia de las políticas públicas tanto en el sostenimiento de la demanda como en la generación del empleo.El documento finaliza con una sección dedicada a analizar los desafíos que, más allá del corto plazo, plantea la necesidad de transformar esta recuperación en un retorno al crecimiento sostenido, como condición necesaria para corregir los males endémicos de nuestra región como la pobreza y la inequidad.La CEPAL presenta este documento como un aporte al debate sobre políticas públicas con miras a contribuir a la labor de los gobiernos de la región en el constante desafío que implica la necesidad de alcanzar un desarrollo inclusivo y sostenible.