Acerca de

Sede de la CEPAL en Santiago

Desde 1980, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) y el Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) trabajan juntos para promover un desarrollo económico, social y ecológicamente sostenible en la región de América Latina y el Caribe.

El mandato oficial de la CEPAL es contribuir al desarrollo económico y social de América Latina, coordinar las acciones encaminadas a su promoción y reforzar las relaciones económicas de los países entre sí y con las demás naciones del mundo.

Gracias a su reconocimiento en la región, la CEPAL es una catalizadora relevante de los procesos de cambio. Durante su labor, logra moderar diferentes orientaciones políticas, organizar diálogos políticos de alto nivel e intercambios entre los países, y entre la política y el sector privado, con lo cual promueve el aprendizaje regional y coloca temas innovadores en la agenda de desarrollo regional. Según la resolución 700 (XXXVI) de Naciones Unidas, la CEPAL tiene el mandato de coordinar el proceso de seguimiento y revisión de la Agenda 2030 para la región, con el objetivo de lograr la máxima coherencia posible con otros acuerdos internacionales, como el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Desde 2003, la CEPAL y el BMZ se unieron en una alianza estratégica (el Programa CEPAL-BMZ/giz) que intensifica aún más el esfuerzo común en la región por medio de programas de cooperación de dos años. A su vez, la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH es responsable de aplicar las medidas correspondientes a los programas bianuales, por encargo del BMZ. Durante el periodo 2018-2020, la alianza entre la CEPAL y el BMZ se expresa a través del programa Sendas de desarrollo sostenible para países de ingresos medios en el marco de la Agenda 2030 sobre desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe.

La cooperación con la CEPAL ofrece a la Cooperación Alemana la posibilidad de influir decisivamente en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en la región y contribuir a la implementación del Acuerdo de París sobre el cambio climático, con el fin de apoyar al cumplimiento de las llamadas NDC (nationally determined contributions, o contribuciones nacionalmente determinadas) para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El programa se entiende como puente entre América Latina y el Caribe, por un lado, y Alemania y Europa, por el otro. A través de plataformas regionales de diálogo político, eventos o intercambios de experiencia, el programa facilita el diálogo y aprendizaje entre pares, actores relevantes de la cooperación internacional, Gobiernos, sociedad civil, academia y actores privados de las dos regiones.