Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

Expertos recalcan necesidad de crear un nuevo modelo de financiamiento, al cierre del XXXIII Seminario Regional de Política Fiscal

Evento finalizó este viernes 23 de abril con tres webinarios sobre el financiamiento para el desarrollo, la evasión fiscal y los flujos ilícitos, y el financiamiento del cambio climático.

23 de abril de 2021|Noticia

El XXXIII Seminario Regional de Política Fiscal, uno de los principales referentes para la discusión de temas relacionados a las finanzas públicas de los países de América Latina y el Caribe, finalizó este viernes 23 de abril con la realización de tres webinarios con destacados especialistas que debatieron sobre el financiamiento para el desarrollo, la evasión fiscal y los flujos ilícitos, y el financiamiento del cambio climático.

La última jornada del evento, que por 33 años ha sido un espacio multilateral regional de alto nivel para el intercambio de opiniones sobre las políticas y desafíos macroeconómicos y fiscales de la región, se inició con el webinario “Necesidades y desafío del financiamiento para sostener una política fiscal expansiva y ampliar el espacio fiscal para una recuperación transformadora en países de renta media”, que contó con las intervenciones de Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL); Stephany Griffith-Jones, de la Universidad de Columbia (Estados Unidos); Mark Plant, Co-Director of Development Finance, Center for Global Development; y Ottón Solís, Director Representante de Costa Rica ante el Banco Centroamericano de Integración Económica.

En su intervención, Alicia Bárcena expuso sobre los retos para sostener una política fiscal expansiva y ampliar el espacio fiscal para la emergencia y lograr una recuperación transformadora. Indicó que la crisis del COVID-19 ha ampliado considerablemente la brecha de financiamiento de América Latina y el Caribe. Explicó que la región destina más de la mitad de los ingresos por exportaciones de bienes y servicios (59%) al pago del servicio de la deuda.

En la ocasión hizo un llamado a las instituciones financieras internacionales a que aumenten la liquidez que los países de la región necesitan para cubrir sus requerimientos de financiamiento. “Necesitamos urgente una agencia calificadora de riesgo pública y multilateral. Los países de renta media no deben seguir siendo clasificados por su PIB per cápita. Si no se los ayuda habrá una crisis sistémica muy seria”, enfatizó.

“Hemos hablado de un nuevo modelo de desarrollo, pero también necesitamos un nuevo modelo de financiamiento internacional. Los instrumentos disponibles deben ponerse bajo el paraguas de una nueva arquitectura internacional. Las iniciativas para cerrar la brecha de financiamiento de América Latina y el Caribe deberían formar parte de una reforma más amplia de la arquitectura financiera mundial”, añadió.

Agregó que la CEPAL ha propuesto cinco medidas de política para hacer frente a las necesidades de liquidez y los problemas de deuda de la región y crear el marco idóneo para construir un futuro mejor: Ampliar y redistribuir la liquidez desde los países desarrollados hacia los países en desarrollo; fortalecer la cooperación regional aumentando la capacidad de préstamo y respuesta de las instituciones financieras regionales, subregionales y nacionales; llevar a cabo una reforma institucional de la arquitectura de la deuda multilateral; ampliar el conjunto de instrumentos innovadores destinados a aumentar la capacidad de reembolso de la deuda y evitar el endeudamiento excesivo; e integrar las medidas de liquidez y de reducción de la deuda en una estrategia de financiamiento para el desarrollo encaminada a construir un futuro mejor.

Posteriormente se realizó el webinario titulado “Acabar con la evasión fiscal y los flujos financieros ilícitos: reto prioritario para la región y el mundo”, que contó con las intervenciones de Alicia Bárcena; Vera Songwe, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África (ECA, por sus siglas en inglés); José Antonio Ocampo, Profesor de Asuntos Internacionales y Públicos de la Universidad de Columbia (Estados Unidos); y Richard Kozul-Wright, Director de la División de Globalización y Estrategias del Desarrollo, del la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

En la ocasión, los expertos analizaron los desafíos de política para acabar con evasión fiscal y flujos financieros ilícitos, y las oportunidades para reorientar esos recursos hacia el desarrollo sostenible.

En una nueva presentación, Alicia Bárcena destacó que los problemas de evasión fiscal y flujos ilícitos están interconectados y su solución representa un imperativo de política para los países de América Latina y el Caribe. También enfatizó que, dada la persistencia de la pandemia del COVID-19 y la fragilidad del proceso de recuperación económica, se debe mantener una política fiscal expansiva en 2021.

“Para mejorar los ingresos es imprescindible eliminar la evasión, establecer acuerdos multilaterales sobre impuestos corporativos, extender el alcance de los impuestos a la riqueza y propiedades, así como sobre la economía digital, los relacionados con el medio ambiente y asuntos de salud pública, y revisar los royalties de las industrias extractivas”, declaró.

También advirtió que la evasión fiscal representa un gran desafío para lograr movilizar exitosamente recursos domésticos para financiar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030. “Necesitamos una acción colectiva para frenar los flujos financieros ilícitos. También una institución internacional con personas responsables de diferentes nacionalidades monitoreando las transacciones ilícitas. Necesitamos estándares globales”, precisó Bárcena.

Finalmente, al cierre del XXXIII Seminario Regional de Política Fiscal se realizó el webinario “El financiamiento climático en América Latina y el Caribe”, en el cual expusieron Alicia Bárcena; Manuel Pulgar-Vidal, Líder Global de Clima y Energía del World Wildlife Fund (WWF);  Joseluis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL; Gustavo Máñez, Coordinador Regional de Cambio Climático para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA); Huáscar Eguino, Especialista Líder de la División de Política y Gestión Fiscal del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); y Kimberly Gruchenska Celis Calderón, Coordinadora Estratégica del Sector Financiero Monetario, del Ministerio de Economía y Finanzas del Ecuador.

Los participantes abordaron las opciones que existen para lograr el financiamiento de una recuperación que sea realmente transformadora.

Alicia Bárcena indicó que la región de América Latina y el Caribe enfrenta una doble asimetría: si bien emite solo 8% de los gases efecto invernadero a nivel mundial, es una de las más vulnerables a los desastres naturales y a los efectos derivados del cambio climático.

“En la CEPAL hemos propuesto un ‘Gran impulso por la sostenibilidad’, que busca cerrar las brechas que enfrenta la región y potenciar ocho sectores estratégicos, como la transición hacia energías renovables, la economía circular, la movilidad sostenible, la revolución digital, la industria manufacturera de la salud, la economía del cuidad, la bioeconomía y el turismo sostenible”, señaló.

El seminario finalizó con la participación del Embajador de España en Chile, Enrique Ojeda Vila, en representación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), entidad auspiciadora del evento. El diplomático indicó que producto de la crisis actual, nos encontramos ante un reto formidable para la política fiscal, tanto en los países de la Unión Europea como de América Latina y el Caribe. “Los estímulos expansivos no deben cesar hasta que la recuperación sea plena”, reafirmó.