Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañolPortuguês

Cambios profundos en la dinámica demográfica tendrán consecuencias sobre las políticas públicas, advierte CEPAL

El Primer informe regional sobre la implementación del Consenso de Montevideo da cuenta del avance y los desafíos de la región en materia de población y desarrollo.

18 de marzo de 2019|Noticia

La dinámica demográfica de la mayor parte de los países de América Latina y el Caribe ha experimentado cambios profundos que han afectado el crecimiento, la estructura etaria y la distribución territorial de la población y que podrían tener consecuencias en el diseño e implementación de políticas públicas, afirma el Primer informe regional sobre la implementación del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo.

El documento, elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) por mandato de los países miembros de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo de América Latina y el Caribe, tiene como propósito dar cuenta del avance en la implementación de las medidas prioritarias del Consenso de Montevideo, observando asimismo las heterogeneidades que existen entre los países de la región en cuanto a su grado de implementación. Identifica también los principales retos y desafíos en relación con su implementación y resalta experiencias nacionales relevantes a fin de que los países puedan beneficiarse mutuamente en su esfuerzo para avanzar en el cumplimiento de dichas medidas.

De acuerdo al documento, aunque la heterogeneidad demográfica entre y dentro de los países es muy significativa, hay procesos que atraviesan al conjunto de la región y a todos sus países. En este contexto, es imprescindible que los países tengan en cuenta las consecuencias que los cambios en la dinámica demográfica regional pueden tener sobre las políticas públicas, principalmente las  que  afectan y atañen a grupos poblacionales específicos –y en muchos casos, en situación de mayor vulnerabilidad–, tales como los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, las personas mayores, las mujeres, las personas migrantes, los pueblos indígenas y las poblaciones afrodescendientes, entre otros.

El reporte da cuenta del descenso de la mortalidad y el aumento de la esperanza de vida que, de un promedio aproximado de 51 años entre 1950 y 1955, pasó a 76 años en el presente quinquenio.

Destaca también el contraste entre el descenso de la fecundidad total en la región -que pasó de tasas de fecundidad muy altas en comparación con el contexto mundial (5,5 hijos por mujer) a tasas inferiores al nivel de reemplazo en el presente quinquenio (2,04 hijos por mujer), cifra menor que la media mundial-, y los altos índices de fecundidad adolescente, estimada en 61,3 nacidos vivos por cada mil mujeres de 15 a 19 años para el quinquenio 2015-2020.

El reporte señala que el descenso de la fecundidad desaceleró notablemente el crecimiento poblacional de la región que, sin embargo, continuará creciendo hasta alcanzar un máximo de 787 millones de habitantes en 2060. Además, la caída de la fecundidad y el aumento en la esperanza de vida derivarán en el envejecimiento de la población: se prevé que la población de personas de 60 años o más en América Latina y el Caribe aumentará a razón de 3,4% anual en el período 2015-2040. 

El documento consigna también una expansión de la migración intrarregional y la persistencia de la desigualdad territorial, y realiza un diagnóstico sobre la diversidad demográfica de los pueblos indígenas y afrodescendientes en un contexto de desigualdad.

Respecto al seguimiento regional de la implementación del Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo, el informe analiza el estado de avance y los desafíos de cada una de las medidas prioritarias de este instrumento regional valorado por los países como el acuerdo intergubernamental más importante de la región en materia de población y desarrollo.

A la luz de los hallazgos y conclusiones reflejados, el informe deja claro que la región tiene aún un largo camino por recorrer en todos los ámbitos de la agenda de población y desarrollo. Y que ello seguirá requiriendo de una fuerte decisión política por parte de los Estados que se traduzca, entre otras cosas, en políticas sostenidas en el tiempo que, junto con una profundización del enfoque de derechos y de la interculturalidad, permitan extender los avances y evitar estancamientos o retrocesos.

El informe fue preparado por el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE)-División de Población de la CEPAL y contó con la colaboración de la División de Asuntos de Género de la CEPAL y el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Fue elaborado sobre la base de información proveniente de fuentes oficiales de los países, como censos nacionales de población y encuestas nacionales, los informes nacionales sobre el avance en la implementación del Consenso de Montevideo presentados por los países, información de los países sistematizada y compilada por la CEPAL, bases de datos de organismos del sistema de las Naciones Unidas, la Base de Datos Mundial de Indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los informes nacionales voluntarios sobre el cumplimiento de los ODS y un amplio fondo bibliográfico sobre los distintos temas abordados.