Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Autoridades y expertos debaten en la CEPAL la importancia de una nueva gobernanza para la minería en el siglo XXI

En diálogo multiactor realizado en la sede del organismo en Santiago de Chile, los participantes llamaron a avanzar hacia sinergias entre minería, cambio climático y la búsqueda de un desarrollo más justo y sostenible.

5 de septiembre de 2019|Noticia

gobernanza_mineria_ok_675.jpg

De izquierda a derecha: Jeannette Sánchez, Directora de la División de Recursos Naturales de la CEPAL; Jorge Cantallopts, Vicepresidente Ejecutivo de Cochilco; Augusto Cauti, Viceministro de Minas de Perú; Joseluis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL; y Christian Hellbach, Embajador de la República Federal de Alemania en Chile.
De izquierda a derecha: Jeannette Sánchez, Directora de la División de Recursos Naturales de la CEPAL; Jorge Cantallopts, Vicepresidente Ejecutivo de Cochilco; Augusto Cauti, Viceministro de Minas de Perú; Joseluis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL; y Christian Hellbach, Embajador de la República Federal de Alemania en Chile.
Foto: CEPAL

Autoridades de gobiernos, diplomáticos, expertos de organismos internacionales y de los sectores público y privado de varios países, se reunieron este jueves 5 de septiembre en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en Santiago, Chile, para debatir en torno a la importancia de contar con una gobernanza para la minería que fomente el tránsito hacia una desarrollo más justo y sostenible.

El Diálogo multiactor “Gobernanza para la minería del siglo XXI en los países andinos” fue organizado por la CEPAL a través de sus divisiones de Recursos Naturales, y de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos, en conjunto con la Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo (GIZ). Se efectuó en el marco del Programa de Cooperación Regional para la Gestión Sustentable de los Recursos Mineros en los Países Andinos (MINSUS), ejecutado por la CEPAL, GIZ y el Instituto Federal de Geociencias y Recursos Naturales de Alemania (BGR), con el financiamiento del Ministerio Federal de Cooperación Económico y Desarrollo de Alemania (BMZ).

Fue inaugurado por Joseluis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la CEPAL; Christian Hellbach, Embajador de la República Federal de Alemania en Chile; Augusto Cauti Barrantes, Viceministro de Minas, del Ministerio de Energía y Minas de Perú; y Jorge Cantallopts, Vicepresidente Ejecutivo de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco). También contó con la participación especial de Jeannette Sánchez, Directora de la División de Recursos Naturales de la CEPAL, quien dictó la conferencia inaugural.

En sus palabras de bienvenida, Joseluis Samaniego destacó que los productos mineros tienen el potencial de generar un gran impulso al desarrollo sostenible, ya que su adecuada gestión permitiría ajustar los sistemas productivos, acelerar la transición hacia sociedades menos intensivas en carbono por medio de las energías renovables no convencionales, y propiciar una discusión basada en una mirada estratégica de largo plazo a nivel regional y nacional.

“En este sentido, se trata de una nueva oportunidad para los países con abundantes recursos naturales. La idea es generar un gran impulso ambiental, con políticas e inversiones que desacoplen el crecimiento económico del impacto ambiental, y una gobernanza de estos recursos, con una adecuada gestión de los sistemas institucionales asociados a la minería”, señaló Samaniego.

Agregó que el reforzamiento del vínculo con las comunidades para abrir espacios de diálogo y participación, con mecanismos de transparencia en la toma de decisiones y mayor acceso a la información en temas ambientales, resulta fundamental. Aquí, el Acuerdo de Escazú, aprobado por varios países de la región y que actualmente se encuentra en proceso de firma y ratificación, marca un estándar regional a seguir para asegurar que el uso de cualquier recurso sea social y ambientalmente sostenible.

Por su parte, el Embajador Christian Hellbach destacó la larga trayectoria de cooperación entre el gobierno alemán y la CEPAL para apoyar la gestión sostenible de los recursos mineros en la región. “La gobernanza es un tema fundamental. Se trata de procurar que la explotación de los recursos naturales aporte a la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos”, enfatizó. Recalcó además dos temas principales en este ámbito: el cambio climático -fenómeno que exige una respuesta coordinada a nivel mundial ya que nos compete a todos (y por cierto, el sector extractivo no es la excepción)- y el fomento de la industria minera “verde”, es decir, que cumpla con patrones medioambientales y sociales.

El Viceministro de Minas de Perú, Augusto Cauti, reseñó el estado actual de la actividad minera peruana, que representa el 10% del producto interno bruto (PIB) total del país, y que se ha posicionado en los primeros lugares de producción a nivel mundial. Indicó que para 2019 se espera una inversión minera total de $6.000 millones de dólares, cifra que podría llegar a los $14.000 millones de dólares hacia fines del actual gobierno (en 2021).

“La minería es una actividad importante para nuestras economías que puede ayudar al beneficio de toda la población y el país entero. Por eso es importante reflexionar acerca de cómo podemos mejorarla, hacerla más sostenible y competitiva, e impulsar su gobernanza”, declaró Cauti.

En tanto, Jorge Cantallopts agradeció también a la CEPAL por colocar en la discusión el tema de la minería como una herramienta para el desarrollo de los países. “La minería es una bendición, no una maldición. Aquí el desafío central está en la gobernanza, y en la legitimidad de la institucionalidad. Hay que inventar una nueva forma de hacer minería; esto representa una oportunidad gigante para todos nosotros”, remarcó.

En su conferencia inaugural, Jeannette Sánchez presentó el estado de situación de la minería en América Latina y el Caribe, su rol en el marco del impulso a la sostenibilidades globales, y las recomendaciones de la CEPAL para avanzar hacia una nueva gobernanza, en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

En medio de un contexto global cada vez más complejo, con incertidumbre financiera, bajo crecimiento mundial y una revolución tecnológica que puede variar las dinámicas de producción y profundizar los desequilibrios comerciales, la estructura exportadora de América Latina y el Caribe sigue estando concentrada en la explotación de los recursos naturales, especialmente en América del Sur, explicó Sánchez. La región cuenta con una participación relevante en las reservas mundiales de los principales minerales metálicos del futuro. Por ejemplo, tiene cerca de 3/4 de las reservas mundiales de litio y cerca de 1/3 de las reservas de cobre y plata.

“Sin embargo, aunque la transición energética y la electromovilidad son oportunidades para que la región diversifique su estructura productiva, las mismas se ven limitadas por el escaso desarrollo de la cadena de valor de la minería”, señaló. “De allí que se hace cada vez más necesaria una gobernanza efectiva y democráctica de los recursos naturales para el desarrollo sostenible”, declaró.

“La gobernanza enfrenta viejos y nuevos desafíos y debe contribuir a que las rentas que generen los recursos naturales se distribuyan eficiente y equitativamente entre todos los actores involucrados y a minimizar los daños ambientales. En este campo, el rol de la CEPAL es apoyar los esfuerzos de coordinación e integración regional en política minera, promover espacios de diálogo regional y nacional multiactor sobre gobernanza de los recursos extractivos para el desarrollo sostenible, y proveer asistencia técnica a países de la región”, dijo.