Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañolPortuguês

América Latina requiere políticas de innovación, crecimiento y distribución del ingreso

Nuevo documento editado por la Sede Subregional de la CEPAL en México examina la evolución de las economías de la región entre 1990 y 2011 con el fin de detectar avances y retrocesos asociados a las reformas de mercado que se aplicaron en línea con el Consenso de Washington y a otras políticas que se apartaron de esas orientaciones.

1 de octubre de 2013|Noticia

notamexico_400.jpg

Personas comprando
Foto: Jeffrey Arguedas/EFE

América Latina requiere al mismo tiempo políticas de innovación, crecimiento y distribución del ingreso para enfrentar los desafíos pendientes en su desarrollo, según una nueva publicación editada por la Sede Subregional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en México.

En el documento Crecimiento económico, innovación y desigualdad en América Latina: Avances, retrocesos y pendientes Post-Consenso de Washington, los autores Gabriela Dutrénit, Juan Carlos Moreno-Brid y Martín Puchet Anyul (con la colaboración de Eduardo Moreno), examinan la evolución de las economías de la región entre 1990 y 2011 con el fin de detectar avances y retrocesos asociados a las reformas de mercado que se aplicaron en línea con el Consenso de Washington y a las políticas económicas que, apartándose de esas orientaciones, le siguieron.

El estudio pone especial atención sobre tres aspectos: la expansión del producto por habitante, la innovación y la distribución personal del ingreso. Según los autores, las relaciones entre patrones de crecimiento, sistemas de innovación e indicadores de bienestar de las economías determinan si las trayectorias observadas en el largo plazo muestran la configuración de regímenes de desarrollo en la región.

Asimismo, en el documento se analizan las modificaciones en el peso relativo de los componentes de la demanda agregada en el crecimiento económico y las repercusiones de la inversión en investigación y desarrollo experimental sobre el sistema de innovación. Además se establece cuáles son los efectos de esas modificaciones y repercusiones sobre el bienestar medido por los cambios en el ingreso per cápita y en la igualdad en la distribución del ingreso.

De acuerdo con el informe, la visión de que se requieren políticas simultáneas de innovación, crecimiento y distribución del ingreso contradice la interpretación tradicional que vincula de manera lineal a la innovación con competitividad internacional y a esta última con crecimiento y distribución equitativa del ingreso, con lo que el sistema de innovación se piensa como una entidad al servicio de una inserción creciente de los países en el mercado global.

Según los autores, esta visión pierde de vista que el sistema de innovación está inmerso en las condiciones estructurales de cada país y que la trasmisión automática de innovación en crecimiento y de crecimiento en bienestar no se observa en la experiencia latinoamericana reciente.

Por el contrario, señalan que es necesario integrar políticas orientadas hacia la consolidación de capacidades tecnológicas tanto horizontales como selectivas, políticas de crecimiento que alienten la inversión en sectores estratégicos para la innovación y la satisfacción de necesidades básicas y políticas redistributivas basadas tanto en política fiscal como de gasto social.

El documento revela serias dificultades para diseñar y aplicar recomendaciones genéricas válidas para las tan diferentes condiciones estructurales, instituciones y experiencias de los países. Donde hay crecimiento orientado por las exportaciones, conectado a las cadenas globales es importante diseñar políticas de encadenamientos de empresas nacionales y de fortalecimiento de las capacidades de ciencia, tecnología e innovación (CTI) para que los segmentos nacionales generen mayor proporción de valor agregado. Donde hay crecimiento basado en la inversión es importante poner el foco en el fortalecimiento de un sector productivo que sea competitivo a nivel internacional, lo que supone también mantener el esfuerzo de inversión en CTI.

El sistema de innovación no debe permanecer ajeno al logro de mayor bienestar. Por ello las políticas de fortalecimiento de capacidades científicas y tecnológicas y de promoción de la innovación, de manera conjunta, deben atender necesidades básicas de alimentación, salud y educación de la población y generar un desarrollo inclusivo, concluye el estudio.

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase