Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Ciudades e igualdad de género. Hacia territorios sostenibles

La Nueva Agenda Urbana (NAU), adoptada en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, HABITAT III, llevada a cabo entre el 17 y 20 de octubre en Quito, Ecuador, establece parámetros para el desarrollo de las ciudades en los próximos 20 años.

3 de noviembre de 2016|Nota informativa

No dejar a nadie atrás, economías urbanas sostenibles e inclusivas y sostenibilidad ambiental, son los tres principios con los que parte la NAU. En esta agenda, los gobiernos reafirman el compromiso con el desarrollo urbano como un paso crucial para la implementación de la Agenda 2030 y el logro de los Objetivos de los Desarrollo Sostenible (ODS) de manera integral y coordinada a nivel global, regional, nacional, subnacional y local, con la participación de todos los actores relevantes.

La Nueva Agenda Urbana sostiene que para lograr la igualdad de género, se debe garantizar los derechos humanos de las mujeres y su participación plena y efectiva en los diversos niveles de adopción de decisiones, eliminando toda forma de discriminación y violencia hacia ellas. Entre los compromisos de la NAU, se destaca incorporar la participación ciudadana incluyendo demandas de género en el proceso de planificación e implementación de políticas públicas urbanas y territoriales, basadas en nuevas formas de asociación entre los gobiernos y la sociedad civil.

HABITAT III abrió diversos espacios de debate que destacaron la necesidad de políticas públicas que hagan efectivo los derechos de las mujeres como eje vital para lograr que hombres y mujeres puedan usar y disfrutar de las ciudades de igual manera.

En la Asamblea de Mujeres celebrada en este marco, el 15 de octubre, representantes de gobiernos nacionales y locales abordaron las graves brechas de género que existen para alcanzar la igualdad en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, haciendo énfasis en la necesidad de construir ciudades seguras, con facilidad de transporte y proximidad de servicios, donde hombres y mujeres puedan conciliar la distribución del trabajo y el cuidado de las personas dependientes.

La Mesa Redonda “Gestión y monitoreo de las ciudades y asentamientos humanos con perspectiva de género” fue llevada a cabo el día  el 20 de octubre, siendo organizada por el Grupo Constituyente de la Mujer de la Asamblea General de Socios de ONU HABITAT. En el encuentro se debatió sobre las maneras más eficaces de implementar y monitorear los derechos de las mujeres y la igualdad de género en la NAU. Entre las panelistas se encontraban la Ministra de Infraestructura, Planificación del Territorio y Hábitat de Cabo Verde; la Ministra de Tierras, Vivienda Urbana y Planificación Física de Kenya, y representantes de de la Organización de Mujeres Indígenas de Cayambe en Ecuador; de la Universidad de Manchester, Reino Unido; de la Agencia Sueca de Desarrollo Internacional (ASDI) y de la CEPAL.

En el evento paralelo llevado a cabo en ese mismo día, “Mujeres en la ciudad: construyendo inclusión y sostenibilidad”, se presentaron propuestas especificas para contribuir a erradicar la violencia contra las mujeres, y disminuir la discriminación y la desigualdad de género en las ciudades a través de la planificación urbana, por parte de integrantes de la Red Mujer y Hábitat de América Latina, de Mujeres y Ciudades Internacional (Canadá), de Jagori (India) y de CEPAL.

Reflejando el compromiso de avanzar en políticas y programas y en una en una planificación que en sus diferentes niveles territoriales, incluida la planificación urbana, promueva la igualdad de género y autonomía de las mujeres, la CEPAL ha desarrollado el Manual “Territorio e igualdad: Planificación del desarrollo con perspectiva de género”, elaborado en colaboración entre el Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES) y la División de Género de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). El Manual es un aporte a la difusión de fundamentos teóricos relativos a la importancia de incorporar la perspectiva de género en los procesos de planificación en distintas escalas territoriales, y una contribución metodológica a la práctica de agentes gubernamentales y no gubernamentales que tengan responsabilidades en el diseño y ejecución de esos procesos.

Ver publicación: Territorio e igualdad: planificación del desarrollo con perspectiva de género