Pasar al contenido principal
Disponible enEnglishEspañol

Participación de la CEPAL en el evento de alto nivel “Water and Beyond – EU transformative approaches for international partnerships” organizado por la Comisión Europea y el Gobierno de Eslovenia

18 de enero de 2021|Evento

La CEPAL participó en el evento de alto nivel “Water and Beyond” donde se enfatizó el rol del agua en el desarrollo.

foto.jpg

Presentación CEPAL - Silvia Saravia
Presentación CEPAL - Silvia Saravia

Entre el 18 y 21 de enero, se celebró el evento en línea “Water and Beyond”, que brindó ideas sobre cómo fortalecer la cooperación transfronteriza, construir asociaciones más amplias y desencadenar inversiones en agua en apoyo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París. Los paneles de alto nivel consistieron en sesiones técnicas sobre temáticas innovadoras relacionadas con el agua y oportunidades de networking para facilitar el contacto entre participantes con intereses comunes que deseen fomentar la cooperación continua o futura.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) participó en el panel de discusión de la Sesión 6 “Agua y medio ambiente: gestión de recursos para apoyar la naturaleza” junto con representantes de la Comisión Europea, FAO, y ONG´s que impulsan la circularidad en el uso del agua. Silvia Saravia Matus, de la División de Recursos Naturales, presentó la relevancia y el rol de las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SbN) para la gestión sostenible y resiliente del agua en América Latina y el Caribe, así como para enfrentar los principales desafíos hídricos de la región.

Durante su intervención, la Dra. Saravia Matus enfatizó que, en el contexto del cambio climático, donde la disponibilidad de agua presentará mayor variabilidad en la región, es necesario mejorar la capacidad de adaptación y resiliencia de los sistemas de abastecimiento de agua, pasando de una cultura reactiva a una preventiva. Destacó la importancia clave de una transición de la gestión sectorial del agua a una integral, multisectorial y multiactor (incluido el medio ambiente entre los usuarios del agua) que fomente la circularidad y la reutilización del recurso.

En América Latina y el Caribe, una de las SbN que responde a los desafíos de disponibilidad hídrica son los Fondos de Agua ya implementados en más de 20 ciudades de la región, entre las que se encuentran Quito, Río de Janeiro y Santiago. Los Fondos de Agua aseguran la disponibilidad de los recursos hídricos mediante el mantenimiento ecológico de las cuencas hidrográficas que abastecen a las ciudades, a través de la restauración de la cubierta vegetal, el manejo del agua, la educación ambiental y vigilancia y monitoreo de áreas prioritarias, entre otros. Este tipo de mecanismo contribuye al cambio del paradigma tradicional de “usar ríos” a “vivir con ríos”, dar espacio a los ríos y construir con la naturaleza.

Las SbN también pueden jugar un rol importante en el tratamiento de aguas residuales. Un ejemplo de esto son los humedales naturales y artificiales que reducen la materia orgánica y los patógenos a través de procesos naturales, y que también se encuentran entre los ecosistemas más productivos del mundo. Otros elementos clave son la infraestructura urbana verde, desde la revegetación de superficies impermeables hasta techos verdes y humedales artificiales, que pueden producir resultados positivos en términos de disponibilidad y calidad del agua y en la reducción de inundaciones. Por lo tanto, hay que pasar de soluciones de gran infraestructura a soluciones tecnológicas y basadas en la naturaleza a la escala adecuada. Algunos ejemplos en la región son las plantas de tratamiento biológico de aguas residuales (en Petrópolis, Brasil), que incluyen el mantenimiento y la recuperación de ecosistemas mientras que las aguas residuales tratadas se utilizan en energía renovable. En Medellín, Colombia, se realiza manejo de aguas pluviales y revegetación urbana.

Para concluir, el mensaje clave de la presentación de la Dra. Saravia Matus es que debemos avanzar hacia una gestión coordinada de los recursos naturales en un marco más integrado para salvaguardar los ecosistemas, en particular el agua, la que está interrelacionada de forma innata y es interdependiente con otros recursos y usos múltiples. La adopción del enfoque del nexo agua-energía-alimentos, los principios de circularidad y las SbN son fundamentales para abordar los desafíos del agua en la región.