Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

América Latina es una de las principales productoras de cobre de mina en el mundo, pero al mismo tiempo su capacidad de fundición y refinación se ha reducido

La División de Recursos Naturales (DRN) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) lanzó un estudio que analiza las cadenas globales de valor y suministro del cobre refinado de los países de América Latina.

Santiago, Chile - 24 Nov 2021

Descripción

El estudio “Análisis económico de las cadenas globales de valor y suministro del cobre refinado en países Latinoamericanos” se realizó en el marco del Programa de “Cooperación regional para la gestión sustentable de los recursos mineros en los países andinos" (MinSus), ejecutado por la CEPAL en conjunto con la Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ), y financiado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (BMZ). El Programa busca favorecer una gestión más sostenible de la actividad minera en los países andinos a partir de una integración transparente en las cadenas globales de suministro y la incorporación de información y salvaguardas sociales y ambientales en el análisis económico del sector.

El documento tiene como objetivo evaluar económicamente las vulnerabilidades y oportunidades de la cadena global de valor del cobre refinado.

La investigación muestra que la cadena de suministro del cobre refinado se encuentra amenazada en América Latina, pero que los países que actualmente tienen capacidad de fundición, en particular Chile y Perú, se verían beneficiados por la instalación de una nueva fundición. Se concluye que Chile es el país más adecuado en la región para instalar una nueva fundición refinería.

La instalación de una nueva fundición refinería y su manejo integral representan oportunidades para reducir sustancialmente la huella de carbono del cobre de mina y para lograr carbono-neutralidad. También para incorporar el manejo, reciclaje y reutilización de los residuos, y para desarrollar tecnologías que puedan procesar de modo más sustentable los cada vez más complejos minerales y concentrados de cobre, utilizando menos energía, agua y territorio. Para ello será crucial el rol del Estado como habilitador e incentivador de esta inversión.

Adicionalmente, el estudio realiza un análisis sobre los costos y beneficios de establecer una nueva fundición refinería.

Los resultados contribuyen a la discusión de políticas públicas que favorezcan la generación de enlaces positivos entre la actividad extractiva, la innovación, el desarrollo de capacidades técnicas y científicas, los encadenamientos productivos y la agregación de valor, en concordancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.