Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Taller “Capacitación para la internacionalización de PYMES en América Latina y el Caribe”

Palabras de Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL.

9 de diciembre de 2016|Discurso

Palabras de Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, con ocasión de la inauguración del taller “Capacitación para la internacionalización de PYMES en América Latina y el Caribe” organizado por el Gobierno de Corea, CELAC y CEPAL.

9 de diciembre de 2016

Sala Raúl Prebisch

CEPAL

 

Ji-eun Yu, Embajador de la República de Corea en Chile,

Kim-Mo Lim, Director General de Asuntos para América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Corea,

Ana Castellanos de Kranwinkel, Coordinadora Nacional de República Dominicana a cargo de la Presidencia Pro Tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC),

Colegas de las agencias de promoción de exportaciones de los gobiernos de la región,

Representantes del cuerpo diplomático acreditado en Santiago,

Estimados colegas del sistema de Naciones Unidas y de la CEPAL,

Señoras y señores invitados,

Amigas y amigos,

A nombre de la Secretaria Ejecutiva, Alicia Bárcena, les doy la más cordial bienvenida a la sede de la CEPAL en Santiago de Chile y casa de las Naciones Unidas en nuestra región.

Nos complace acoger esta reunión entre el Gobierno de Corea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), la segunda que se realiza en 2016, que tiene por objetivo explorar con mayor detalle las modalidades de cooperación entre ambas partes para promover la internacionalización de pequeñas y medianas empresas de la región.

El desarrollo de las PYMES es un ámbito relevante del trabajo de la CEPAL, y constituye un pilar de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Las  PYMES son una pieza fundamental del tejido social y económico de los países, dado que representan la mayor proporción de las empresas y del empleo, y su desarrollo es condición para un desarrollo sostenible e inclusivo. Sin embargo, la gran mayoría de estas empresas tiene un muy bajo nivel de productividad y condiciones laborales precarias en términos de remuneración, formalización, capacitación y estabilidad.  Esto no es un hecho aislado ni puede ser abordado al margen de otras políticas. Es necesaria una mayor vinculación de las políticas de apoyo a las PYMES con el proyecto de transformación productiva de los países. Las política de apoyo, deben estar integradas con los esfuerzos para modificar las estructuras productivas.

Una de las características de la heterogeneidad estructural de América Latina es la muy elevada segmentación del universo empresarial y sectorial.  Al reconocer la escasa integración de una parte importante de las PYMES en los segmentos más importantes del tejido productivo, las políticas de apoyo a estas empresas deben ser coherentes con los lineamientos de desarrollo productivo de los países e incorporarse en estos esfuerzos.

Esto es particularmente importante para las PYMES más dinámicas, que pueden insertarse exitosamente en cadenas productivas nacionales, vinculándose con grandes empresas para acceder a los mercados internacionales o contribuir a generar nuevos sectores. El conjunto de las iniciativas orientadas hacia las PYMES debe ser considerado como una pieza en el marco más amplio de las políticas industriales, considerando también la especificidad de las PYMES exportadoras.

En este contexto, la internacionalización de las PYMES es un mecanismo potente para promover su desarrollo y productividad, ya sea a través de exportaciones directas o indirectas.

La participación en las actividades relacionadas con la exportación tiene muchos beneficios potenciales para las PYMES, como su formalización, un mejor acceso al crédito, transferencias de conocimientos, mayor capacidad de innovación y un mayor desarrollo de las competencias laborales.

Conocer el número de PYMES que exporta y conocer qué, cuánto y a dónde exportan, ilustra el grado actual de internacionalización de estas empresas y permite diseñar políticas e instrumentos para ampliar y diversificar su inserción en los mercados externos.

Amigas y amigos, América Latina y el Caribe ha experimentado un estancamiento en el número de empresas exportadoras en los últimos años. Entre 2002 y 2008, el número de empresas exportadoras aumentó. Sin embargo, el número cayó cuando la crisis financiera golpeó en 2009.

El periodo post-crisis ha experimentado una lenta recuperación en el número de empresas exportadoras, que asciende a un total aproximado de 115 mil en 2014, según datos de aduanas de 15 países. Debido a la naturaleza heterogénea de la región, las estadísticas generales ocultan las tendencias divergentes entre los países. Por ejemplo, en Ecuador, Costa Rica y Perú, el número de empresas de exportación creció por encima del promedio regional. En comparación, el número de empresas exportadoras en Argentina y Paraguay se estancó más que en el resto de la región.

El desarrollo de las PYMES en Corea es un buen punto de referencia para repensar las políticas y los instrumentos para este grupo de empresas. En los países de la CELAC, las PYMES representan apenas un 6% de las exportaciones mientras que en Corea, alcanzan el 18%. Estas cifras hacen evidente que los países de la región podrían beneficiarse de la cooperación con Corea con miras a mejorar sus instrumentos para la internacionalización. 

Si bien muchos países de la CELAC cuentan hoy con organismos que promueven a los exportadores directos e indirectos de las PYMES, -como organizaciones de promoción de exportaciones, bancos de desarrollo, y Ministerios de Economía y Comercio-, muchas de estas instituciones carecen del financiamiento adecuado y la coordinación entre ellas es insuficiente. En consecuencia, los instrumentos de apoyo ofrecidos por las instituciones aunque sí benefician a las PYMES que ya exportan, contribuyen sólo marginalmente al aumento del número de PYMES exportadoras.

Estoy convencido de que el taller de hoy nos ayudará a concretar varias de las ideas de cooperación que surgieron en el seminario académico del 11 de abril pasado y que incluyeron:

• Estudios comparativos entre los países de la CELAC y Corea con respecto al grado de internacionalización de las PYMES y los determinantes de este proceso,

• Comparar la eficacia y eficiencia de los instrumentos para la internacionalización de las PYMES, en especial aquellos que son específicos a los organismos de promoción comercial,

• Analizar mecanismos de financiamiento del comercio,

• Estudiar buenas prácticas de políticas para mejorar la gestión de las PYMES,

• Comparar iniciativas para promover la calidad y sostenibilidad ambiental de las exportaciones,

• Diseñar acciones exitosas para promover las exportaciones indirectas de las PYMES a través de clusters de proveedores y programas de vinculación empresarial, y

• Crear iniciativas de cooperación internacional, regional y subregional.

No me queda más que invitarlas e invitarlos a generar un intercambio intenso, franco y fructífero sobre los futuros caminos de la cooperación económica entre ambos socios que vaya en beneficio directo de la internacionalización de las PYMES en la región.

Les deseo el mayor de los éxitos en esta jornada.

Muchas gracias.

 

Autor

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase