Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Estados Unidos: ¿Una nueva economía, o más de lo mismo?

Publication cover
Autor institucional:
  • NU. CEPAL. División de Estadística y Proyecciones Económicas
Signatura: LC/L.2043-P ISBN: 9213223242 40 p. : diagrs. Editorial: CEPAL diciembre 2003

Descripción

(*) Gunnilla Ryd es funcionaria de la División de Estadística y Proyecciones Económicas de la CEPAL. Las opiniones expresadas en este documento, que no ha sido sometido a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden no coincidir con las de la Organización. Resumen Tras la recesión a principios de los años noventa los Estados Unidos iniciaron una etapa de crecimiento económico que sólo se cierra en el 2001, dando lugar a una de las expansiones más largas registradas en la posguerra. El alto crecimiento y su persistencia dieron lugar a la idea de un nuevo paradigma de crecimiento al tiempo que los Estados Unidos se convertían en la locomotora de la expansión mundial. Un conjunto de factores contribuyó a conformar las características específicas de este dinamismo cuyo eje central fueron las inversiones, sobre todo en el sector de alta tecnología, elevándose notoriamente su importancia en el PIB. Este crecimiento impulsó al consumo y a las importaciones, y generó una rápida expansión del empleo mientras que por otro lado se generaron grandes desequilibrios. La rápida expansión de las importaciones se reflejó en uno de los más altos déficit en cuenta corriente del último medio siglo. A partir de 2001 se expande el gasto fiscal, intensificado con las intervenciones militares en Afganistán e Irak y el mayor gasto en seguridad, al tiempo que la recesión económica y las reducciones impositivas contraen los ingresos fiscales. De este modo se eliminó el superávit acumulado durante la década de los noventa y se pasó a un considerable déficit fiscal. No hay consenso sobre la perspectiva de la economía norteamericana. Por un lado se sostiene que las mejorías de productividad junto con el enorme impulso fiscal se traducirán en mayor inversión y consumo con lo cual la economía registrará un crecimiento lo suficientemente alto como atraer el financiamiento externo necesario. A medida que la economía continúe expandiéndose los déficit se absorberán progresivamente y los Estados Unidos reforzarán su rol como motor del crecimiento mundial. Otros piensan que esta visión no es necesariamente errónea pero sólo en el corto plazo. Es decir, una aceleración económica en el 2004 es posible pero significaría postergar y ampliar el necesario ajuste post-excesos. Los Estados Unidos han superado períodos anteriores de sobre valorización del dólar y de desequilibrios "gemelos" en cuenta corriente y fiscal gracias a su rol como emisor de moneda de reserva internacional, pero la situación actual parece ser más grave. Esto no sólo por el monto de estos desequilibrios sino por la complejidad del contorno internacional, caracterizado en particular, por la debilidad de las economías de Europa y del Japón, por la existencia de Bancos Centrales independientes y por la alternativa de moneda de reserva que ofrece el euro. Frente al débil crecimiento, que aún se observa a escala mundial, la manera como se logre el necesario ajuste de divisas determinará en que medida un nuevo alineamiento de estas contribuirá a la reactivación de la economía mundial o presentará un nuevo obstáculo para la misma. Contenido: - Características de la expansión de los noventa a. El dinamismo particular de los años noventa b. La productividad y la "Nueva Economía" c. La exuberancia irracional de las bolsas d. La fortaleza del dólar e. Los instrumentos de política - La evolución económica reciente y la coyuntura actual a. En el 2003 se inicia un repunte b. ...pero hay límites y riesgos - A modo de conclusión: un motor a media máquina...""

Buscar publicaciones

Ver listado de publicaciones

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase