Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Transferencia de conocimientos entre México y Chile para el fortalecimiento institucional en el contexto del cambio climático y en el marco de la creación del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas de Chile

2 de octubre de 2017 a 2 de abril de 2019|Proyecto/Programa

Resumen Ejecutivo

El objetivo general del proyecto es mejorar la aplicación de políticas nacionales de conservación de la biodiversidad para reducir la vulnerabilidad de los ecosistemas y sus servicios en un contexto de cambio climático y desarrollo sostenible, aportando a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 y al logro de las Metas Aichi 2020.

Esto se logrará por medio de la consolidación y fortalecimiento de las capacidades humanas e institucionales de México y Chile en la gestión del capital natural. A su vez, se desarrollará una plataforma que integre análisis de información geográfica y permita de una manera ágil y accesible a personas no-expertas conocer información sobre acciones y programas concretos de conservación territorial por medio de una aplicación web amigable.

Breve descripción de las actividades: El proyecto contempla misiones, pasantías e intercambio de experiencias, así como visitas a experiencias exitosas en terreno (áreas naturales protegidas u otra modalidad). Se llevarán a cabo cuatro intercambios, dos en cada país, una con participantes en cargos de alto nivel y otro con participantes de responsabilidades técnicas. En la segunda visita a cada país, se organizará al menos un seminario público que permita incorporar a otras instituciones y ampliar el impacto del intercambio de experiencias. Las experiencias y lecciones aprendidas se difundirán por medio de cápsulas audiovisuales y publicaciones digitales.

Estrategia de Implementación

Fuente financiamiento

La CEPAL brinda asistencia técnica al proyecto Transferencia de conocimientos entre México y Chile para el fortalecimiento institucional en el contexto del cambio climático y en el marco de la creación del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas de Chile apoyado por el Fondo de cooperación Chile- México (aportado por AGCI y AMEXCID).

Contexto

México y Chile cuentan con un extraordinario patrimonio natural expresado en su biodiversidad, reconocida a nivel mundial por su riqueza, endemismos, y lamentablemente, también por su grado de amenaza.

Entre las principales opciones para adaptarnos a condiciones de un clima cambiante podemos considerar el mantener e incrementar las condiciones naturales de los ecosistemas, es decir, mantener su resiliencia o capacidad para amortiguar y mitigar los impactos del cambio climático, y el manejo de información sistemática y oportuna para advertir impactos ambientales, sociales y económicos no deseados.

El cambio climático es un problema complejo, se requieren evaluaciones del estado actual de la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos y tener líneas base, hacer disponible y oportuna la información de los ecosistemas y especies más vulnerables para que los gestores locales y de diferentes niveles de gobierno puedan implementar acciones ad hoc. Para ello, es necesario integrar el conocimiento y la experiencia de acciones realizadas, que actualmente se encuentra disperso, alojado en distintos tipo de organizaciones con experiencias locales, regionales y nacionales.

Por otro lado, las instituciones de gestión de la biodiversidad en Chile son relativamente recientes y aún presentan un vacío relevante relacionado con la gestión de la biodiversidad y las áreas protegidas. Actualmente, el Senado está por aprobar un proyecto de ley que creará el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP), dependiente del Ministerio de Medio Ambiente (MMA) que le dotará de nuevas responsabilidades para las cuales necesita mejorar sus capacidades técnicas.

En cambio, México tiene una trayectoria más larga en la gestión de la biodiversidad y en el manejo de la información con una institucionalidad bien desarrollada. La CONABIO, que en 2017 cumplió 25 años, tiene entre sus objetivos principales desarrollar y mantener el Sistema Nacional de Información sobre Biodiversidad (SNIB), que ha sido reconocido como un modelo exitoso en al ámbito mundial en el manejo de datos y de infraestructura bioinformática. La CONABIO funciona como una institución puente, que reúne, integra y sintetiza la información científica en formatos accesibles a tomadores de decisiones con información pertinente para programas y políticas públicas. Por su parte, las áreas naturales protegidas de jurisdicción federal se fueron consolidando institucionalmente durante la década de los noventa y creciendo en relevancia hasta la creación de la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (CONANP) en el año 2000 con una conceptualización moderna de la conservación que enfoca la atención en los ecosistemas y su biodiversidad, con el interés de mantener condiciones de vida dignas y oportunidades para la población local y para todas las personas de la presente y futuras generaciones.

En Chile, algunos de los compromisos relacionados con la protección de biodiversidad, en especial en el contexto de cambio climático, están siendo impulsados por centros de investigación o por ONG de carácter más científico. El Instituto de Ecología y Biodiversidad, IEB-Chile está coordinando la primera red de estudios socio ecológicos de largo plazo y Wildlife Conservation Society (WCS-Chile) desarrolla investigación, educación, difusión y acciones de conservación de la biodiversidad de Tierra de Fuego desde hace una década, en especial en el parque Karukinka, administrado por WCS, y también ha desarrollado una línea de compensación ambiental.

La CEPAL tiene entre sus mandatos promover el desarrollo económico y social mediante la cooperación y la integración a nivel regional y subregional y con especial énfasis en la Agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030. La CEPAL promueve las iniciativas de cooperación Sur-Sur y ha apoyado técnicamente la elaboración y articulación del proyecto.

      Resultados

      Se espera lograr los siguientes resultados:

      1. Identificación de proyectos y acciones replicables, en ambos países, así como de otras instituciones relevantes.
      2. Desarrollar un enfoque innovador para el manejo de información y generación de conocimiento de la biodiversidad y de los impactos del cambio climático, en ambos países.
      3. En el contexto de la creación del SBAP en Chile, se transferirán experiencias para las tareas del futuro Servicio, en especial aquéllas relacionadas con sistemas de información sobre biodiversidad y experiencias territoriales que incluyan sistemas productivos sostenibles y protección de la biodiversidad.
      4. Mejorar la capacidad técnica, de conocimientos, buenas prácticas del personal institucional.
      5. Propiciar su replicabilidad y en lo posible, extender la cooperación hacia terceros, por medio de futura cooperación triangular.

        Socio estratégico

        Suscripción

        Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

        Suscríbase