Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

STPS y CEPAL dialogan sobre políticas orientadas a reducir la informalidad laboral en México

Ambas instituciones organizaron el Seminario virtual “Afrontar los desafíos de la informalidad laboral desde el territorio: herramientas para la formulación de políticas” como parte de un proyecto de la Cuenta de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

15 de abril de 2021|Noticia

•    Trabajamos en la consolidación de políticas de inclusión laboral y social que permitan generar más y mejores empleos, para facilitar el acceso a ingresos más equitativos y justos: Marath Bolaños (STPS).

•    La informalidad laboral está cruzada por todos los ejes de la desigualdad social, observándose importantes brechas de género y territoriales: Alberto Arenas de Mesa (CEPAL). 

Bajo la premisa de analizar la informalidad laboral como un fenómeno estructural en los países de América Latina y la situación que enfrentan las y los trabajadores en ambientes vulnerables, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) organizaron el Seminario “Afrontar los desafíos de la informalidad laboral desde el territorio: herramientas para la formulación de políticas” el miércoles 14 de abril de 2021.

Durante el encuentro virtual se presentaron los principales resultados del estudio “Estimación de la informalidad en México a nivel subnacional” y se abrió un espacio de diálogo para profundizar en sus hallazgos y en el diseño de políticas para reducir la informalidad en México.

Marath Bolaños, subsecretario de Empleo y Productividad Laboral de la STPS, en su discurso inaugural, destacó el compromiso del Gobierno de México por trabajar en la consolidación de políticas de inclusión laboral y social que permitan generar más y mejores empleos en el país, a fin de facilitar el desarrollo de las personas y su acceso a ingresos más equitativos y justos.

Subrayó que la STPS trabaja a través de las 167 oficinas del Servicio Nacional del Empleo, que desde diciembre de 2018 a febrero de 2021 ha brindado cerca de 7 millones de atenciones y más de 935 mil colocaciones, de las cuales 38% han sido jóvenes y 42%, mujeres, dos de los sectores más golpeados por los efectos de la pandemia. A ello, sumó la importancia del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que brinda oportunidades de incorporación laboral a personas de entre 18 y 29 años.

En su oportunidad, Alberto Arenas de Mesa, Director de la División de Desarrollo Social de la CEPAL, expuso que la informalidad es una característica estructural de los mercados de trabajo en la región y que este fenómeno está cruzado por todos los ejes de la desigualdad social, observándose importantes brechas de género, socioeconómicas, étnicas y raciales, etarias y, especialmente, territoriales. 

Abordar la informalidad en sus antiguas y nuevas formas, con pertinencia y atención a las diferencias, demanda un esfuerzo adicional en materia de diseño de políticas públicas, para lo que contar con información oportuna y propicia se torna fundamental, destacó Arenas de Mesa.

Arenas de Mesa remarcó la importancia de diseñar políticas orientadas a la reducción de la informalidad, tomando en consideración los contextos subnacionales y las diversas manifestaciones de la desigualdad. “Atender la situación de las y los trabajadores, y de las personas más vulnerables, será esencial para lograr una recuperación transformadora con igualdad y sostenibilidad”, dijo.

El Seminario se desarrolló en dos paneles titulados “La informalidad laboral a nivel subnacional en México” y “Diseño de políticas tendientes a la reducción de la informalidad con enfoque territorial: el valor de la información”. Ambos contaron con la participación de especialistas de la STPS, CEPAL, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), así como de representantes de entidades públicas del Gobierno de México.

En el cierre del encuentro, Alejandro Salafranca, titular de la Unidad de Trabajo Digno en la STPS, remarcó que el estudio abona al análisis sobre el fenómeno de la informalidad, una característica estructural de los mercados de trabajo en América Latina y que se trata de una precarización del trabajo que afecta a la sociedad en su conjunto.

No hay mejor forma de darle solución a un problema que diagnosticarlo a profundidad, por ello, este tipo de hallazgos permitirán sustentar políticas públicas para atender el fenómeno. El gran reto es saber cómo logramos que masas completas de la población que han nacido y aprendido a vivir en la informalidad vean atractiva la formalidad para pasarse a ésta, y por ello la importancia de este evento, recalcó.

El encuentro se desarrolló en el marco del proyecto de la Cuenta de las Naciones Unidas para el Desarrollo, “Transformaciones tecnológicas en América Latina: promover empleos productivos y enfrentar el desafío de las nuevas formas de empleo informal”, implementado por la CEPAL. 

Este esfuerzo interinstitucional tiene como objetivo fortalecer la capacidad de los países para aprovechar las oportunidades de las transformaciones tecnológicas, confrontar los retos que estas implican en los mercados de trabajo, identificar los problemas de la vieja y nueva informalidad, así como contribuir a desarrollar instrumentos para hacer frente a estos desafíos.