Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañolPortuguês

La ciencia, tecnología e innovación son cruciales para enfrentar la pandemia y avanzar hacia una recuperación transformadora con igualdad y sostenibilidad en la región

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, y los ministros Santiago Cafiero y Daniel Filmus, de Argentina, y Paola Vega Castillo, de Costa Rica, participaron en la inauguración de la Tercera Reunión de la Conferencia de Ciencia, Innovación y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones realizada de forma presencial en Buenos Aires.

13 de diciembre de 2021|Noticia

La ciencia, tecnología e innovación (CTI) son cruciales no solo para enfrentar la  pandemia del COVID-19, sino también para avanzar hacia una recuperación transformadora con igualdad y sostenibilidad en la región, plantearon hoy autoridades y funcionarios internacionales durante la inauguración de la Tercera Reunión de la Conferencia de Ciencia, Innovación y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones organizada de forma híbrida por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Gobierno de Argentina.

El evento, que concluye el miércoles 15, fue inaugurado de manera presencial en Buenos Aires, Argentina, por Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL; Daniel Filmus, Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina; Paola Vega Castillo, Ministra de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones de Costa Rica; y Santiago Cafiero, Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de Argentina (por video).

“La ciencia, la tecnología y la innovación han sido esenciales para el manejo de la crisis sanitaria -con vacunas desarrolladas con recursos públicos en tiempo récord-, pero también son indispensables para una recuperación transformadora con mayor igualdad y sostenibilidad ambiental en América Latina y el Caribe”, dijo Alicia Bárcena durante la ceremonia de apertura. La pandemia, indicó, ha evidenciado graves asimetrías entre el mundo desarrollado y los países en vías de desarrollo en acceso a vacunas, concentración de la riqueza y el ingreso, economía digital y responsabilidades climáticas, las que amenazan con agudizarse.

En los países desarrollados las industrias de alta y mediana tecnología representan casi el 50% del total del valor agregado, en los países en desarrollo el 40% y en los menos desarrollados el 9%, ejemplificó.

En este marco, Bárcena destacó la reciente aprobación por parte de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) del Plan de autosuficiencia sanitaria para América Latina y el Caribe elaborado por la CEPAL. “Tenemos conocimientos y capacidades. Estamos listos para crear una plataforma regional de ensayos clínicos y de reguladores”, subrayó.

Daniel Filmus, Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina, resaltó que el modelo productivo de América Latina y el Caribe no permite crecer y distribuir. “No hay proceso de desarrollo sostenido si no se incorpora la ciencia y la tecnología”, dijo y llamó a avanzar en integración económica y logística. “Nuestros países están exportando mano de obra porque no podemos competir con los salarios”, indicó y agregó que “tenemos que pensar y crear -con la ayuda de la CEPAL- estrategias comunes. En América Latina tenemos las herramientas para hacerlo, depende de la política y cómo sumar esfuerzos”. Respecto a las vacunas, Filmus aseguró que “Argentina y Brasil están en condiciones de generar plataformas de vacunas y necesitamos integración desde México hasta Tierra del Fuego, tener alianzas regionales”.

Por su parte, la Ministra de Costa Rica Paola Vega Castillo destacó que una de las grandes lecciones de la pandemia ha sido volver a posicionar la importancia de la digitalización, así como la necesidad de acelerarla y de cerrar las brechas nacionales y regionales. “Tenemos muchos retos por delante en conectividad y alfabetización digital y científica para construir la sociedad que queremos. La ciencia, tecnología e innovación son una herramienta para alcanzar la igualdad de oportunidades” en nuestros países, expresó la Ministra y valoró la Conferencia de Ciencia, Innovación y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la CEPAL como un espacio propicio para trabajar en conjunto en esa dirección.

“Sabemos que la economía del conocimiento es el sector de mayor potencial: genera valor y empleo, amplía la capacidad exportadora e impacta directamente en la economía real y en la calidad de vida de nuestros pueblos”, dijo, mediante un saludo en video, el Canciller Santiago Cafiero, quien destacó el Plan de autosuficiencia sanitaria como “ejemplo del rumbo creativo y concreto que deberá tomar la Argentina cuando sea anfitriona del trigésimo noveno período de sesiones de la CEPAL” en 2022. “Argentina considera a la CEPAL como un aliado estratégico para promover una agenda regional renovada, que mejore las perspectivas para una región que enfrenta desafíos tales como la necesidad de mejorar la inclusión social, las expectativas de crecimiento económico, la infraestructura física y el nivel de inversión”, apuntó.

Durante su intervención, Alicia Bárcena llamó a los países a aprovechar la gran oportunidad que se ha abierto con la pandemia para la ciencia, tecnología e innovación. “Las capacidades no se generan por sí solas, son procesos de largo plazo que requieren inversiones y estructuras productivas complejas que demanden ciencia y tecnología. Nuestra estructura productiva no demanda ciencia y tecnología; tenemos que crear ese círculo virtuoso”, remarcó.

“Es el momento de avanzar hacia el cambio estructural que ha sido tan esquivo en nuestra región. Tenemos que cambiar el paradigma de desarrollo para pasar de un modelo extractivista a un modo de producción sostenible. De una cultura del privilegio a una de la igualdad. Debemos propiciar instrumentos redistributivos efectivos de conocimiento y de capital”, resumió.

Tras la inauguración, el Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, Mario Cimoli, presentó los principales mensajes del documento de posición Innovación para el desarrollo: la clave para una recuperación transformadora en América Latina y el Caribe, que señala que los sistemas de CTI de los países de América Latina y el Caribe están subfinanciados y concentrados en actividades de investigación básica y aplicada, con grandes brechas en temas de desarrollo experimental, y que los planes de recuperación de la pandemia representan una oportunidad para reorientar las estrategias de CTI al servicio del desarrollo sostenible y para rediseñar la cooperación internacional en esta área.

El informe también resalta la importancia de la industria manufacturera de la salud, de las tecnologías digitales para la industria y de la eficiencia ambiental para promover un cambio estructural basado en la creación de conocimiento en la región.

En los distintos paneles de la Conferencia, que se llevarán a cabo de forma virtual, se debatirá sobre la relevancia de las instituciones y las políticas públicas para impulsar la ciencia, tecnología e innovación; la diáspora y circulación de talentos en América Latina y el Caribe; el desarrollo de repositorios de genomas en la región; la perspectiva de género en los sistemas de ciencia, tecnología e innovación; el rol de la ciencia y la tecnología para la soberanía sanitaria; el papel de las tecnologías digitales y los nuevos modelos de negocio y capacidades productivas en las pymes en la era digital; la contribución de las tecnologías aeroespaciales y satelitales al desarrollo sostenible; el desarrollo tecnológico y agregación de valor en la cadena del litio; y la ecoinnovación, transición energética y producción sostenible, entre otros.