Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Educación encabeza gasto público social destinado a adolescentes y jóvenes de Uruguay

Según un estudio de la CEPAL, el gasto dirigido a ese segmento constituye un 4% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

8 de junio de 2016|Noticia

juventud_efe_9.jpg

Una joven uruguaya celebra con la cara pintada el triunfo de la selección de su país en el Mundial de Sudáfrica.
Más del 40% del gasto público social destinado a adolescentes y jóvenes lo concentra la educación.
EFE/Iván Franco

La educación concentra la mayor parte del gasto público social dirigido a los adolescentes y jóvenes de Uruguay (46%), seguido por la salud (27%) y la asistencia social (11%), reveló un estudio realizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y presentado hoy en Montevideo.

El documento titulado Estimación del gasto público social en adolescencia y juventud para Uruguay fue realizado por la oficina de la CEPAL en Montevideo con apoyo técnico y financiamiento del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), y en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Social de Uruguay.

Los resultados del estudio muestran que el gasto público social dirigido a la adolescencia y la juventud se situó en torno al 16% del gasto público total en el período 2010 y 2013 y constituye un 4% del Producto Interno Bruto del país.

El monto más importante de este gasto es el destinado a la educación (46%), en un país donde el 85% de quienes cursan la secundaria concurren a centros educativos públicos y donde casi el 80% de los universitarios asisten a la Universidad de la República, la universidad pública de Uruguay y la más grande del país.

El informe concluye que el gasto en educación es prácticamente el único relevante que llega a este segmento de la población por su condición exclusiva de ser joven. Agrega que el gasto en salud es del que se benefician la mayoría de los ciudadanos, y si bien existe algún programa específico para jóvenes, el peso de estas iniciativas es poco significativo en términos de presupuesto.

Con respecto a la asistencia social, constata que a pesar de que hubo esfuerzos en los últimos años por aumentar la oferta de programas para población joven en situación de vulnerabilidad, la importancia de estos programas en términos de recursos continúa siendo escasa, y llega a los jóvenes no tanto por su condición de tales, sino por ser políticas focalizadas en la pobreza.

El estudio forma parte de un proyecto de investigación que compara el gasto público social en adolescentes y jóvenes (de 15 a 29 años) en Colombia, México, Uruguay y El Salvador.

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase