Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañolPortuguês

Nuevas regulaciones financieras globales podrían tener consecuencias involuntarias sobre países en desarrollo

Estudio de la CEPAL sostiene que se necesitan cambios para abordar mejor los intereses y las necesidades de las pequeñas y medianas economías.

8 de septiembre de 2015|Noticia

foto_notawashington_675.jpg

photo of stock exchange
Photo: EFE/Caetano Barreira.

Las nuevas normas y estándares surgidos luego de la crisis financiera global de 2008 que buscan estabilizar la economía global podrían tener consecuencias no intencionadas sobre países emergentes y en desarrollo, afirma un estudio de la CEPAL.

El reporte Reglamentación Financiera Global y Pequeñas Economías (Global financial rulemaking and small economies, disponible solo en inglés), preparado por Inés Bustillo y Raquel Artecona, Directora y Oficial de Asuntos Económicos de la Oficina de la CEPAL en Washington D.C., respectivamente, indica que la falta de representación de las economías emergentes y en desarrollo en los organismos mundiales de establecimiento de estándares podría afectar la efectividad de las regulaciones financieras globales y correr el riesgo de fijar patrones que tengan consecuencias no intencionadas sobre esos países.

 El estudio aborda algunas consecuencias involuntarias de la regulación financiera global y la prevención de la evasión fiscal internacional y su impacto sobre las economías pequeñas, especialmente sobre los pequeños países insulares. El reporte analiza la arquitectura financiera global y la gobernanza de los organismos de establecimiento de estándares, así como las acciones tomadas para mejorar la representación y la legitimidad de los mercados emergentes y las economías en desarrollo.

Incluir a países con intereses económicos variados en posiciones de toma de decisiones podría minimizar  e incluso evitar nocivas consecuencias no intencionadas de las reglamentaciones globales, explica el documento. El estudio agrega que enfrentar la evasión fiscal global y combatir los flujos ilícitos y la huída de capital demandan una cooperación internacional en política fiscal, acuerdos impositivos y reglas fiscales globales que solo pueden ser efectivas si incluyen la participación de naciones en desarrollo.

El reporte también afirma que la agenda para el desarrollo sostenible post-2015 y la vasta movilización de recursos requerida para su cumplimiento, llaman a poner nuevamente la atención sobre el tema de las asimetrías en los mecanismos de gobernanza de la arquitectura financiera internacional. 

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase