Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Visita del Presidente de la República de Costa Rica, Luis Guillermo Solís Rivera

Intervención de Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL.

1 de julio de 2016|Discurso

Intervención de Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), con ocasión de la visita del Presidente de la República de Costa Rica, Luis Guillermo Solís Rivera.

1 de julio de 2016

Santiago de Chile

CEPAL

Excelentísimo señor Luis Guillermo Solís Rivera, Presidente de la República de Costa Rica,

Manuel Rojas Bolaños, Embajador de Costa Rica en Chile,

Ángel Flisfisch, Director de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, FLACSO, convocantes y organizadores de este encuentro,

Miembros de la Delegación Oficial de la República de Costa Rica,

Estimados miembros del Cuerpo Diplomático,

Señoras y señores invitados,

Colegas del sistema de las Naciones Unidas y de la CEPAL,

Amigas y amigos,

Es un gran honor para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe recibir en esta casa de las Naciones Unidas en nuestra región, a la máxima autoridad de la República de Costa Rica, el Presidente Luis Guillermo Solís Rivera.

Antes de comenzar, quisiera entregar el fraternal saludo de nuestra Secretaria Ejecutiva, Alicia Bárcena, quien lamenta profundamente no poder estar hoy con nosotros debido a su participación en la Cumbre de la Alianza del Pacífico que se realiza en el Sur de Chile. Sin embargo, me ha encargado muy enfáticamente hacerle llegar sus más cálidos y cariñosos saludos al Presidente Solís, por quién cultiva un afecto entrañable, a su comitiva y a todas y todos los presentes hoy aquí en la CEPAL.

Señor Presidente, en este centro de pensamiento del Sur, nos honra poder recibirlo, escucharlo, y ahondar en aquello que tanto une a la CEPAL con el gobierno que usted dirige: el desarrollo con la igualdad en el centro.

Hace poco más de un año, en enero de 2015, y con Usted como anfitrión, Costa Rica y la CEPAL suscribieron un acuerdo para fortalecer las capacidades institucionales y analíticas de su gobierno con miras a proponer cambios, reforzar programas o instituciones y formular propuestas de política pública para el desarrollo del país.

Por esos días, usted entregaba la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC,  que ocupó entre enero de 2014 y enero de 2015, y en la que dejó uno de los más importantes legados en la historia de la agrupación: el acercamiento de América Latina y el Caribe como una sola región hacia China.

Hoy, Señor Presidente, celebramos y felicitamos a la República de Costa Rica por otro hito que refleja su profundo espíritu integracionista: su reincorporación a los órganos políticos del Sistema de Integración Centroamericana, SICA.

En la CEPAL estamos convencidos de que es la integración y la acción colectiva de los países la que debe primar a la hora de hacer frente al profundo cambio de época que estamos viviendo producto de un modelo de desarrollo que no es sostenible.

Centroamérica es una región que supo superar profundas divisiones, conflictos armados y las secuelas de la guerra fría a través de posiciones consensuadas, miradas comunes hacia el futuro y una fuerte convicción en que la integración es un destino que ofrece mayores oportunidades de desarrollo a su gente.

Tras años de guerra e inestabilidad, el Protocolo de Tegucigalpa firmado en 1991 por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá dio vida al Sistema de Integración Centroamericana (SICA). Este Sistema se establece como el marco institucional de la subregión el cual tiene “…por objetivo fundamental la realización de la Integración Centroamericana, para constituirla como Región de Paz, Libertad, Democracia y Desarrollo.”

Para su creación, los líderes de los países centroamericanos tomaron en cuenta las experiencias anteriores para la unificación de la región, así como las lecciones legadas por los hechos históricos de la región. A lo largo de los años SICA se ha convertido en el elemento central de la integración centroamericana, impulsora de iniciativas y propuestas, así como eje para el seguimiento de las acciones acordadas por los Estados miembros.

Si bien el mercado regional puede considerarse el motor más dinámico de la integración, no se debe olvidar que la integración ha abierto nuevas áreas de coordinación y espacios de consenso: las diversas comisiones especializadas han logrado éxitos tan relevantes como la coordinación de compras públicas de medicamentos para reducir sus costos; la coordinación de vedas y calendarios de pesca consensuados en especies en peligro de sobreexplotación; la integración eléctrica y la creación de un mercado común eléctrico regional;  implementación de buenas prácticas regionales en materia de emergencias naturales; todo lo cual tiene efectos en la calidad de vida de los centroamericanos.

Sin embargo, es importante tener muy presente la vulnerabilidad de la subregión a los desastres naturales; las amenazas externas a su seguridad, sobre todo del narcotráfico; ni las demandas sociales insatisfechas motivadas por la pobreza y la exclusión.  Por estas razones, el diálogo político, al más alto nivel, es necesario para avanzar en áreas en las que se requiere la visión de futuro, y el talante de presente para tomar las decisiones que permitan construir una región con democracias consolidadas, con más derechos y  mayor bienestar. En este sentido, celebramos la reincorporación plena de Costa Rica al Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), y confiamos en la madurez del proceso de integración centroamericano para profundizar el diálogo regional y fortalecer las instituciones regionales, de manera que puedan conducir a la subregión progresivamente hacia un área de creciente desarrollo y bienestar.

En medio del sesgo recesivo que afecta a la región y al mundo, la CEPAL ha insistido en que se requiere una acción colectiva y coordinada de las economías de América Latina y el Caribe para reactivar el crecimiento.

Los tres pilares definidos por su gobierno, Señor Presidente, van en línea con lo anteriormente expuesto. Su administración ha hecho hincapié en impulsar el crecimiento económico y el empleo de calidad, combatir la pobreza y reducir la desigualdad, y establecer un gobierno abierto y transparente que lucha contra la corrupción. Todo esto, con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en el horizonte.

Este impulso de Costa Rica al desarrollo económico y social es profundamente valorado por la CEPAL, como también el Plan nacional de desarrollo propuesto por su Gobierno  e incorporado al Repositorio de Planificación puesto en marcha recientemente por nuestra institución a través de su Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES).

Este Repositorio busca reunir todos los planes de desarrollo de la región en un mismo espacio, lo que facilitará la comparación entre países, así como el intercambio de experiencias y la difusión de buenas prácticas.

Señor Presidente, sólo me queda decir que es un privilegio tenerlo hoy en nuestra casa, que es Su Casa y la de todos los latinoamericanos y caribeños.

Bienvenido!

 

Autor

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase