Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañolPortuguês

Autoridades reconocen y relevan el rol del Estado en la recuperación pospandemia e instan a construir instituciones resilientes para enfrentar los desafíos del desarrollo

La Decimoctava Reunión del Consejo Regional de Planificación del ILPES fue inaugurada hoy.

19 de octubre de 2021|Comunicado de prensa

inauguracion_crp.jpeg

De izquierda a derecha, Isaac Alfie, Director de la OPP de Uruguay; Héctor Alexander, Ministro de Economía y Finanzas de Panamá, y Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.
De izquierda a derecha, Isaac Alfie, Director de la OPP de Uruguay; Héctor Alexander, Ministro de Economía y Finanzas de Panamá, y Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

Ministros, viceministros y altas autoridades de los países de América Latina y el Caribe reconocieron y relevaron el rol del Estado para liderar los procesos de recuperación pospandemia e instaron a construir instituciones resilientes, con capacidades renovadas, para hacer frente a los crecientemente complejos desafíos del desarrollo, durante la inauguración de la Decimoctava Reunión del Consejo Regional de Planificación (CRP) del Instituto Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social (ILPES), que se celebra hasta el 21 de octubre.

El encuentro, que se realiza de manera híbrida, es decir, virtual y presencial, fue inaugurado por Isaac Alfie, Director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) de Uruguay, en su calidad de Presidente del Consejo Regional de Planificación del ILPES; Héctor Alexander, Ministro de Economía y Finanzas de Panamá; Cristian Munduate, Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en Panamá y Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

“El Consejo Regional de Planificación debe mantenerse como un foro activo donde se discuta sobre los desafíos para la recuperación pos-COVID-19, la necesaria integralidad y coherencia de las políticas públicas orientadas a un crecimiento económico sustentable social y ambientalmente no perdiendo de vista la equidad”, afirmó Isaac Alfie, Director de la OPP de Uruguay.

Por su parte, Héctor Alexander, Ministro de Economía y Finanzas de Panamá, destacó que la XVIII Reunión del Consejo Regional de Planificación “será un encuentro trascendente, ya que avanzaremos significativamente en la perspectiva de la planificación útil y necesaria para la construcción de nuestros países y nuestra región”.

Cristian Munduate, Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en Panamá, en tanto, subrayó que tanto la CEPAL como el ILPES serán un apoyo técnico fundamental para el equipo de país del Sistema de la ONU en Panamá para avanzar hacia las metas que se han establecido.

Durante su intervención inaugural, Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, afirmó que aunque los países se encuentran aún en medio de la pandemia, con esquemas de vacunación que progresan de forma muy asimétrica, es necesario sobreponerse a la coyuntura y construir de forma participativa escenarios de futuros probables que contemplen un estilo de desarrollo con mayor igualdad y sostenibilidad y que tengan como una condición habilitante la reconstrucción de confianzas en las instituciones para fortalecer la democracia. 

“La recuperación transformadora que plantea la CEPAL requiere de una institucionalidad  que sea más resiliente, con capacidades renovadas para interpretar y trabajar en contextos complejos y con altos niveles de incertidumbre, con capacidad no solo de anticipar, prepararse y responder a las crisis, sino de construir y materializar proyectos de futuro, vigilar proactivamente el presente y reflexionar sobre el pasado, aprendiendo de las experiencias y haciendo posible las transformaciones necesarias”, destacó.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas subrayó además que la capacidad del Estado de reconstruir las confianzas es un elemento central para negociar intereses particulares en busca del bien común, para replantear relaciones de poder en el territorio y llegar a los acuerdos y pactos que se requieren para impulsar un nuevo modelo de desarrollo que asegure una vida digna para todas y todos.

Posterior a la inauguración, Alicia Bárcena presentó el documento de posición titulado Instituciones resilientes para una recuperación transformadora pospandemia en América Latina y el Caribe: aportes para la discusión. El informe plantea que, para enfrentar los problemas estructurales del actual estilo de desarrollo y abordar los nuevos desafíos que plantean la crisis presente y las que vendrán en el futuro, se requiere de instituciones del Estado fortalecidas, que cuenten con renovadas capacidades y liderazgos para diseñar y poner en marcha de forma participativa, colaborativa e inclusiva políticas y programas que respondan a las necesidades del presente, con una mirada de futuro.

“Este documento es una propuesta para construir instituciones resilientes para dotarnos de mejores capacidades para una recuperación transformadora y que nos ayude a un tránsito hacia un modelo de desarrollo que sea más sostenible y con la igualdad en el centro. Esto requiere mejorar capacidades prospectivas, capacidades de diálogo, de apertura, participación y negociación, de planificación para integrar enfoques transversales y de nuevos liderazgos”, afirmó Alicia Bárcena.

El documento señala que la pandemia del COVID-19 sorprendió a la región con pocas herramientas para enfrentar la complejidad de la crisis y vincularla con los rezagos estructurales. En este contexto, se visibilizó el insustituible rol del Estado para representar el interés público en todas las escalas del territorio.

El informe destaca que la participación y acceso a la información fortalecen la confianza en las decisiones del Estado. Precisa que, al año 2021, de los 33 de América Latina y el Caribe, 23 (70%) han adoptado leyes de acceso a la información pública, 8 (24%) han sancionado leyes de participación pública, 24 (73%) han firmado el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, el Acuerdo de Escazú, mientras que 12 (36%) países lo han ratificado.

Resalta además los ocho sectores estratégicos propuestos por la CEPAL, que pueden potenciar la inversión, el crecimiento y reducir las desigualdades socioeconómicas y de género. Estos son la transición hacia energías renovables; la electromovilidad sostenible en ciudades; la revolución digital inclusiva; la industria manufacturera de la salud; la bioeconomía; la economía circular; el turismo sostenible y la economía del cuidado.

El documento subraya la importancia de avanzar hacia un Estado abierto y consolidar el gobierno digital, que permite acceder a información y servicios,
acercar la gestión pública al ciudadano y promover la colaboración entre las instituciones del estado.

Asimismo, insta a integrar la perspectiva de género en la planificación como aspecto crucial para transversalizar la igualdad de género en todas las áreas de gestión pública y precisa que el 70,4% de los países de la región cuenta con menos de 6 objetivos ligados al ODS 5 sobre Igualdad de género y empoderamiento de la mujer, y solo 7,4% tiene más de 10 objetivos asociados.

Enfatiza también en la urgencia de fortalecer los sistemas nacionales de inversión pública para una recuperación transformadora con mirada territorial y local, y resalta que la mitigación y adaptación al cambio climático ocurren en algún lugar y requieren planificación para enfrentar futuras crisis.

Durante la jornada inaugural, las autoridades de la región ratificaron a la nueva Mesa Directiva del Consejo Regional de Planificación, que estará vigente por los próximos dos años, y que está compuesta por Panamá en la Presidencia, junto a Dominica, Ecuador, Guatemala, Jamaica, Paraguay y República Dominicana. A ellos se suma Chile, que es miembro del Consejo en su calidad de país sede del ILPES y la CEPAL.