Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

Alicia Bárcena instó a profundizar la integración y cooperación regional para implementar con éxito la Agenda 2030 en el complejo contexto global

La máxima representante de la CEPAL participó en Diálogo de los Secretarios Ejecutivos de las Comisiones Regionales de las Naciones Unidas con el Segundo Comité del 73 período de sesiones de la Asamblea General en Nueva York.

26 de octubre de 2018|Comunicado de prensa

abi_2.jpg

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, en el diálogo realizado en Nueva York.
Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, en el diálogo realizado en Nueva York.

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), reiteró hoy su llamado a profundizar los esfuerzos de integración y cooperación regional para implementar con éxito la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible en el actual contexto global marcado por cambios geopolíticos, tensiones comerciales, creciente desigualdad, migraciones masivas hacia los países desarrollados, impactos de la revolución tecnológica y efectos del cambio climático.

Una mayor integración y cooperación en América Latina y el Caribe permitiría fortalecer el comercio intrarregional, reducir los riesgos financieros (incluidos los relacionados con el clima), combatir de mejor forma la evasión fiscal y los fondos ilícitos, cerrar brechas en materia tecnológica y de innovación, invertir en infraestructura y conectividad digital, asegurar una migración segura y promover un gran impulso ambiental en las economías, señaló Bárcena este viernes durante el Diálogo de los Secretarios Ejecutivos de las Comisiones Regionales con el Segundo Comité del 73 período de sesiones de la Asamblea General, celebrado en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Si se robustecen los mecanismos de integración y cooperación regional, enfatizó Bárcena, se podría avanzar en integración productiva y diversificación y sofisticación de las exportaciones, reducir la vulnerabilidad de las economías a los precios de las materias primas y al proteccionismo, promover la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas, construir un mercado único digital y desarrollar centros tecnológicos regionales y subregionales para fomentar industrias verdes, por nombrar algunas ventajas.

Además de actuar como moderadora en su calidad de Coordinadora de las Comisiones Regionales, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL intervino en el debate junto con Vera Songwe, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para África (CEPA), quien participó de forma virtual; Olga Algayerova, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para Europa (CEPE); Kaveh Zahedi, Secretario Ejecutivo Adjunto de la Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico (CESPAP); y Mounir Tabet, Secretario Ejecutivo Adjunto de la Comisión Económica y Social para Asia Occidental (CESPAO).

La creciente desigualdad es uno de los principales desafíos a nivel mundial, señaló Bárcena durante su presentación titulada “Integración y cooperación regional: bases de la Agenda 2030”. Esto obliga a los países a abordar de forma conjunta los aspectos económicos y los temas transfronterizos que afectan la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales buscan, entre otras cosas, erradicar la pobreza y reducir la desigualdad en todas sus formas, apuntó.

Durante su intervención, Bárcena destacó a Centroamérica como un modelo de integración energética y pidió cooperar con los países del Caribe para aliviar su deuda pública y ayudarlos a construir resiliencia ante el cambio climático.

La máxima representante de la CEPAL también se refirió a los esfuerzos actuales por repensar los alcances del desarrollo y la naturaleza de la cooperación internacional, así como al liderazgo de la Comisión en el debate sobre el concepto de “desarrollo en transición”, que busca responder a las necesidades de los países que alcanzan mayores niveles de ingreso pero que aún enfrentan desafíos estructurales que les impiden alcanzar un desarrollo sostenible con igualdad. Bárcena enfatizó que las necesidades particulares asociadas al desarrollo de los pequeños Estados insulares del Caribe, los países sin litoral y los países de ingresos medios de la región llaman a generar nuevos enfoques y herramientas innovadoras de cooperación, incluyendo la cooperación Sur-Sur y triangular, en complemento de los instrumentos más tradicionales.

En América Latina y el Caribe, dijo, es imprescindible cambiar los contaminantes patrones actuales de producción y consumo; aumentar la productividad y reducir las brechas tecnológicas y la heterogeneidad productiva mediante políticas industriales activas; mejorar la calidad de las instituciones y combatir la corrupción, terminando con la cultura del privilegio; y construir sistemas de protección social universales.

“Los países de América Latina y el Caribe han hecho grandes esfuerzos por integrar los ODS en los planes y programas de desarrollo nacionales; el gran reto ahora en adelante es avanzar en los medios de implementación, especialmente en materia de financiamiento”, advirtió Bárcena.

En las intervenciones posteriores de los países, los representantes de América Latina y el Caribe agradecieron la labor de la CEPAL como centro de pensamiento regional y como Secretaría Técnica de plataformas intergubernamentales relevantes como el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, creado como mecanismo regional para el seguimiento y examen de la implementación y seguimiento de la Agenda 2030, así como del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, conocido como Acuerdo de Escazú, firmado hasta ahora por 15 países de la región, por nombrar algunos.

En el contexto de la reforma del sistema de desarrollo de las Naciones Unidas, la alta funcionaria puso a disposición de los países miembros el trabajo analítico y la capacidad de convocatoria de la CEPAL, como plataforma regional interagencial del sistema de la ONU para contribuir a la implementación de la Agenda 2030.