Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

El cambio estructural de las telecomunicaciones y la inversión: el caso de México

Publication cover
Autor institucional:
  • NU. CEPAL
  • NU. CEPAL. División de Desarrollo Económico
  • Países Bajos. Gobierno
Signatura: LC/L.1174 53 p. : diagrs., tabls. Editorial: CEPAL febrero 1999

Descripción

Resumen En los últimos años, el sector de telecomunicaciones ha experimentado un rápido desarrollo tecnológico y una marcada tendencia a la globalización, lo que se ha traducido en una creciente necesidad de inversión. Las fuerzas del mercado han asumido un papel más activo en la asignación de los recursos, incentivado la sustitución gradual de las diversas formas de participación gubernamental y el surgimiento de nuevas empresas. El cambio estructural de las telecomunicaciones en México inicia en 1990 con la privatización de la empresa telefónica Teléfonos de México (Telmex). El traspaso del control de la empresa a la iniciativa privada tenía el objetivo de promover la expansión y desarrollo de los servicios. De los resultados del estudio se puede inferir que el proceso de privatización ha sido favorable en términos de la inversión. Entre 1990 y 1994 la inversión de Telmex fue superior a 10,000 millones de dólares, y en 1990-1997 rebasó la los 13,000 millones. La mayor parte de esta inversión se dirigió a la modernización y expansión de la red telefónica nacional. En este período el número de líneas aumentó de 5 millones a más de 9 millones; se atendió a un mayor número de localidades y la digitalización se extendió al 90% de la red. A principios de 1997 Telmex comenzó a ofrecer el servicio de interconexión a nuevos operadores de larga distancia. A partir de esa fecha se inicia un proceso de fuerte competencia en ese servicio, que abarcó en el primer año a las 60 ciudades más importantes del país. El proceso de apertura requirió asimismo de inversiones en la construcción de nuevas redes por parte de los operadores, las que superaron 1,000 millones de dólares entre 1996 y 1997. En una primera etapa de la apertura, las empresas entrantes consiguieron una participación en el mercado abierto superior a 25%; sin embargo, posteriormente esta tendencia se ha revertido y el posicionamiento de los operadores entrantes es menos significativo. El servicio de telefonía celular comenzó a operar en el país en 1989, presentando una penetración lenta en los primeros años debido a que el precio del servicio era relativamente caro. Entre 1990 y 1997 el desarrollo de este tipo de telefonía fue considerable, pero es a partir de 1996 que el número de usuarios crece aceleradamente, lo que equivale hoy en día al 18% de la penetración del servicio telefónico tradicional. En los próximos años se prevén fuertes inversiones en nuevos servicios inalámbricos. La transformación del sector cubre también a las comunicaciones satelitales. Entre otros objetivos, la desincorporación de los servicios satelitales fijos busca promover la inversión privada, nacional y extranjera, para el desarrollo del sistema satelital mexicano, vinculando alianzas estratégicas que favorezcan la innovación tecnológica y el acceso a nuevos mercados. No obstante que el marco regulatorio vigente ha contribuido de manera fundamental en el crecimiento y desarrollo del sector, no se han podido resolver todos los problemas inherentes a la operación de las empresas en los diferentes mercados, por lo que en el futuro cercano deberán precisarse algunos procedimientos que permitan mantener la competencia y resolver ágilmente los desacuerdos entre empresas.

Buscar publicaciones

Ver listado de publicaciones

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase