Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Financiamiento a la inversión de las pequeñas y medianas empresas: el caso de El Salvador

Publication cover
Autor institucional:
  • NU. CEPAL. Unidad de Estudios del Desarrollo
  • Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo
Signatura: LC/L.3236-P ISBN: 9789213234303 71 p. : gráfs., tabls. Editorial: CEPAL agosto 2010

Descripción

El crédito es una variable relevante en el proceso de inversión al movilizar los recursos que necesitan determinados proyectos y al constituirse en un filtro inicial para los mismos, a partir de la evaluación previa que se hace para determinar la viabilidad financiera del proyecto de inversión, su rentabilidad y su riesgo. Cada vez que una empresa logra acceso a una fuente de financiamiento, debe interpretarse que existen las condiciones que hacen funcionar con eficiencia el proceso de intermediación financiera y que se ha iniciado un nuevo círculo entre el ahorro y la inversión que posteriormente impactará en el crecimiento. En el agregado, la orientación del crédito, sus montos, plazos y costos, traslada información relevante al mercado sobre las actividades o sectores claves de la economía, al menos los identificados por la Banca. En general es aceptado que el crecimiento económico proviene del aumento de la productividad de los factores y de la eficiente asignación de los recursos. En el caso del financiamiento, la evidencia de causalidad unilateral entre crédito y crecimiento no es concluyente, la evidencia empírica indica que existe una fuerte correlación entre ambas variables, que se manifiesta en las diferentes etapas del ciclo económico. Por ejemplo, un buen numero de episodios de crisis financieras han tenido un impacto en el crecimiento económico que varía en función del tamaño de las instituciones involucradas y sus implicaciones sistémicas, ya sea que las crisis fueran provocadas por fraudes financieros, escasa supervisión, débiles gestiones de riesgos o contagios en general. La recesión económica reciente de Estados Unidos puso en evidencia que la intermediación financiera no cumplió con su función primordial, "Es bien sabido que estamos en medio de una crisis. ...Nuestra economía se ha debilitado enormemente,... se han perdido casas; se han eliminado empleos; se han cerrado empresas... como consecuencia de la codicia y la irresponsabilidad de algunos...". En el caso de la economía salvadoreña, la recesión en Estados Unidos ha tenido fuertes impactos en los flujos de capital y en la actividad económica real. El crédito al sector privado se ha reducido notablemente reflejando el deterioro de la economía y la mayor rigurosidad de la banca en el otorgamiento de créditos. La condiciones de acceso al financiamiento bancario se han endurecido a raíz de la incertidumbre económica y como consecuencia del manejo tradicional de riesgo, afectando en mayor medida a las micros, pequeñas y medianas empresas. En este documento se analiza el tema del financiamiento a la inversión de las pequeñas y medianas empresas en El Salvador. Las condiciones por las que atraviesa la economía salvadoreña son reveladoras de los alcances y limitaciones que tienen las PYMES en el acceso al financiamiento. En ese sentido, se pretende aportar nuevos elementos que ayuden a comprender los problemas del acceso al financiamiento de inversión, que sean útiles para la elaboración de las políticas públicas. El tema bajo el contexto salvadoreño tiene varias particularidades, una de ellas es el de predominio de la banca internacional en el sistema financiero. En 2008 se completó la venta de los principales bancos salvadoreños a bancos internacionales de primer nivel. A septiembre de 2009 los reportes de la Superintendencia del Sistema Financiero muestran que la nacionalidad de los titulares de las acciones de las controladoras de los conglomerados financieros, únicamente el 1,038% correspondía a nacionales de El Salvador; además, se incorporó otro banco de capital extranjero que atiende principalmente a la microempresa. Una segunda característica importante es la fuerte desaceleración que ha registrado la economía salvadoreña desde finales del 2008 hasta la fecha, experimentando tasas de crecimiento negativo que no se observaban desde hace veintisiete años. Finalmente, un tercer factor de análisis distintivo es que a partir del 1 de junio de 2009 se tiene una nueva administración pública (después de veinte años de gobiernos de un mismo partido político de derecha), que en materia financiera ha expresado que tiene planes de crear un Sistema de Banca de Desarrollo. Estos tres elementos no estaban presentes en los diagnósticos previos y marcan una diferencia en la discusión de las políticas públicas de atención al sector PYME.

Buscar publicaciones

Ver listado de publicaciones

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase