Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Países industrializados: resumen de las proyecciones 2000-2001

Publication cover
Autor institucional:
  • NU. CEPAL. División de Estadística y Proyecciones Económicas
Signatura: LC/L.1519-P ISBN: 9213218211 55 p. : diagrs., tabls. Editorial: CEPAL marzo 2001

Descripción

(*) Gunilla Ryd es funcionaria de la División de Estadística y Proyecciones Económicas de la CEPAL. Las opiniones expresadas en este documento, que no ha sido sometido a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad del autor y pueden no coincidir con las de la Organización. Resumen La actividad económica mundial fue elevada durante el año 2000, lográndose la mayor tasa de crecimiento en casi dos décadas. Este fue el reflejo de un crecimiento bastante generalizado, que se apoyó, entre otros factores, en la expansión del comercio internacional. Si bien la expansión abarcó tanto a países desarrollados como en desarrollo, se basó en buena medida en el alto crecimiento de los Estados Unidos y de los países europeos, mientras que Japón, pese a experimentar una leve recuperación, no consiguió superar claramente su estancamiento. Las estimaciones del crecimiento mundial fueron revisadas al alza varias veces durante 2000, al demorarse la desaceleración del crecimiento de Estados Unidos que se había previsto para principios de año Los valores de las bolsas, después de alzas sin precedentes a principios del 2000, empezaron a caer y a mostrar mayor volatilidad. Con todo, se fueron atenuando los temores a caídas más bruscas en las bolsas, que habrían tenido consecuencias severas para la economía norteamericana y por ende para la perspectiva mundial. Recién aparecieron en la segunda mitad del 2000 algunos signos de desaceleración, sobre todo en los Estados Unidos, en parte producto medidas de política monetaria. A su vez, el alza del precio del petróleo y su persistencia más allá de lo que se esperaba significaron un freno al crecimiento para la mayoría de los países desarrollados. La perspectiva de corto plazo es más bien optimista, aun cuando hay discrepancias en cuanto a los requerimientos de política para sostenerla. Se fue creando un consenso en torno a un aterrizaje suave de la economía norteamericana, estimándose una tasa de crecimiento en el rango de 2-3% en 2001. En el caso de los países de Unión Europea, no obstante una leve desaceleración, el crecimiento sería más bien vigoroso, en torno al 3%. Japón se recuperaría levemente para crecer en torno a 2%, aun cuando las dudas sobre la capacidad de lograrlo se han incrementado recientemente. Así, las tasas de expansión mundial tenderían a mantenerse en niveles cercanos al 4%, tanto este como el próximo año. La incertidumbre que necesariamente pesa sobre las proyecciones, parece ser mayor que en otras ocasiones. Entre los 'riesgos' que podrían llevar a una evolución más favorable que la anunciada y los que podrían determinar una menos favorable, tienden a predominar estos últimos. Entre estos factores de riesgo están la posibilidad que el precio del petróleo se mantenga alto, o incluso aumente; la situación en los mercados financieros, en particular en el Japón; y sobre todo la marcha de la economía norteamericana, rodeada de dudas y con el fantasma de la recesión que ha reaparecido. Contenido: Los Países desarrollados: el crecimiento se desacelera 1. Estados Unidos: ¿Un aterrizaje suave? 2. Europa: ¿Un motor de crecimiento? 3. Y ¿Japón se reactiva? Los Países en desarrollo recuperan el crecimiento Riesgos e incertidumbres 1. El alza del precio del Petróleo 2. ¿Porque es débil el Euro? 3. La Nueva Economía, ¿crecimiento sin inflación? En resumen, el optimismo persiste

Buscar publicaciones

Ver listado de publicaciones

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase