Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

Países llaman a cambiar el paradigma de cooperación mundial de cara a próxima conferencia internacional de la ONU

Autoridades y funcionarios de alto nivel participaron en un panel sobre los desafíos de los países de renta media en el marco del 37⁰ período de sesiones de la CEPAL que se realiza en Cuba.

9 de mayo de 2018|Noticia

cooperacion_sur-sur_675.jpg

Participantes en la reunión del Comité de Cooperación Sur-Sur del 37 período de sesiones de la CEPAL
Participantes en la reunión del Comité de Cooperación Sur-Sur del 37 período de sesiones de la CEPAL.
Foto: CEPAL

Representantes de varios países de países de América Latina y el Caribe, así como de organismos multilaterales y del sistema de las Naciones Unidas, llamaron hoy a cambiar el paradigma de cooperación internacional, así como a generar una posición regional común respecto de la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular con miras a la Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur (PABA+40), que se realizará en marzo de 2019 en Buenos Aires, Argentina.

Durante el Panel sobre los desafíos de los países de renta media de cara a la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur, realizado en el marco del trigésimo séptimo período de sesiones de la CEPAL que se realiza en Cuba, los participantes abordaron los desafíos globales y locales que presentan el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y que requieren de una cooperación internacional cada vez mayor y reorientada hacia el desarrollo en transición.

La reunión, presidida por Ileana Núñez, Viceministra del Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba (MINCEX), contó con las intervenciones de Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL); Ernesto Pfirter, Embajador de la Argentina en Cuba; Agustín García-López, Director Ejecutivo de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID); Jorge Chediek, Enviado del Secretario General para la Cooperación Sur-Sur y Director de la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur; Fernando García Casas, Secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe de España; y Jolita Butkeviciene, Directora para América Latina y el Caribe de la Dirección General para el Desarrollo y la Cooperación Internacional de la Comisión Europea.

Al inaugurar el encuentro, Ileana Núñez señaló que la región tiene importantes desafíos para alcanzar el desarrollo sostenible. “La implementación de la Agenda 2030 y el cumplimiento de sus ODS, junto con la Agenda de Acción de Addis Abeba de la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo,  demandan una acción integrada de nuestros países”, indicó la Viceministra de Cuba, país que pasó a ejercer a partir de hoy la presidencia del Comité de Cooperación Sur-Sur de la CEPAL.

El Embajador Ernesto Pfirter destacó el rol que los llamados “países de renta media” han tenido, mostrando un crecimiento considerable en los últimos años y acumulando mayores recursos propios. Sin embargo, agregó, el sistema de cooperación para el desarrollo ha interpretado ese crecimiento de manera restrictiva mediante la Asistencia Oficial para el Desarrollo (ODA, por sus siglas en inglés), que está determinada por el PIB per cápita. Explicó que como estos países han traspasado el umbral prefijado para recibir esta ayuda, ya se han “graduado” y, por lo tanto, han dejado de recibirla.

“Con la aprobación de la Agenda 2030 es imposible mantener una concepción del desarrollo basado solo en el crecimiento. Esto debe ser replanteado. El apoyo financiero y no financiero es vital para evitar comprometer el avance hacia los ODS”, enfatizó.

Agustín García-López remarcó que se están rompiendo los paradigmas de la cooperación internacional, del supuesto norte y sur, y que es fundamental avanzar hacia una cooperación horizontal en donde todos los países puedan aprender uno del otro.

“Los retos actuales son globales, van mucho más allá de cualquier gobierno. Solamente unidos y con metas claras podemos llegar con la cooperación a hacer una diferencia”, declaró.

Jorge Chediek explicó la mecánica de la próxima conferencia PABA+40, que se realizará del 20 al 22 de marzo de 2019 en Buenos Aires, en celebración de los 40 años de la adopción del Plan de Acción de Buenos Aires (adoptado en 1978). Indicó que la conferencia está abierta a todos los Estados miembros de las Naciones Unidas, así como a otros actores no gubernamentales y multilaterales. Su tema central será el rol de la cooperación Sur-Sur y la implementación de la Agenda 2030.

“Necesitamos más y mejor cooperación Sur-Sur porque las modalidades tradicionales no van a ser suficientes para alcanzar la Agenda 2030. La cooperación Sur-Sur y triangular sí hacen la diferencia”, precisó.

Por su parte, Jolita Butkeviciene señaló que la Unión Europea (UE) ve a la cooperación Sur-Sur y triangular como una herramienta singular para apoyar la Agenda 2030. “Queremos lograr formas más estratégicas de cooperación con nuestros socios de América Latina y el Caribe, ya que esto podría ayudar a rreforzar el sistema multilaterial”, dijo.

En tanto, Fernando García Casas indicó que hoy las clases medias juegan un rol central y piden más crecimiento y transparencia al Estado, así como la provisión de servicios públicos de calidad. “La cooperación también puede jugar un papel importante en esto”, señaló.

Junto con enfatizar que no es posible pensar en retirar la cooperación con los países de renta media, debido a que existe una amplia agenda conjunta, remarcó que América Latina y el Caribe siempre ha sido defensor del multilaterialismo y de la creación de bienes públicos globales.  “La Agenda 2030 y otras iniciativas globales no se entenderían si no fuera por la región”, dijo.

En su intervención al clausurar el evento, Alicia Bárcena enfatizó que se necesita un nuevo paradigma de cooperación internacional que debe tener en cuenta la naturaleza multidimensional del desarrollo e ir más allá de las medidas tradicionales como el PIB.

“La cooperación internacional debería incluir un nuevo conjunto de modalidades, como la creación de capacidades, el intercambio de conocimientos y la transferencia de tecnologías”, dijo.

Bárcena agregó que la Agenda 2030 es un cambio de paradigma tan fuerte que exige repensar aspectos de medición, aunque uno de sus desafíos más importantes son sus medios de implementación.

“La conferencia BAPA+40 ofrece una oportunidad enorme para que nuestra región aporte en esta discusión, sobre todo en las formas de medir. Estamos en transición, en búsqueda de cuáles son los nuevos conceptos y estadísticas que necesitamos, y en ese proceso nuestros donantes, en especial los de la Unión Europa, nos pueden ayudar”, dijo.

Junto con valorar también la cooperación Sur-Sur con Asia Pacífico, en especial lo realizado con la República de Corea y China, Bárcena remarcó que América Latina y el Caribe debe tener su propio concepto de medición, que refleje sus propias realidades. Hizo hincapié en la necesidad de apoyar a los países del Caribe, los que sufren la doble carga de ser considerados como naciones de ingreso medio y, además, no tener acceso a recursos concesionales.

“La CEPAL se pone a su entera disposición para pensar y definir de qué estamos hablando y cómo lo llevamos adelante en esta materia de cooperación Sur-Sur. Parafraseando a un filósofo italiano, ‘no nos podemos de acuerdo cuando encontramos la verdad. Encontramos la verdad cuando nos ponemos de acuerdo”, finalizó.

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase