Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

Países de ingreso medio requieren acceso diferenciado y justo a financiamiento para el desarrollo: Alicia Bárcena

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL participó hoy en Nueva York de la segunda reunión ministerial de alto nivel de naciones afines que apoyan a países de renta media.

21 de septiembre de 2017|Noticia

se_675.jpg

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, durante su participación en la reunión.
Foto: CEPAL.

Los países de ingreso medio requieren de un acceso diferenciado a la movilización de recursos externos, a los mercados de capital, al financiamiento concesional y al comercio, así como a potenciar instrumentos de atracción de inversión extranjera directa de calidad, afirmó hoy Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La máxima representante del organismo regional participó en la segunda reunión ministerial de alto nivel de naciones afines que apoyan a países de renta media, que se realizó en Nueva York y que fue coordinado y organizado por los Cancilleres de Costa Rica, Manuel González, y de Bielorrusia, Vladimir Makey. En el encuentro estuvo también presente la Vicepresidenta de Panamá, Isabel de Saint Malo, además de otras autoridades.

Durante su intervención, Alicia Bárcena destacó que la contribución de los países de ingreso medio al desarrollo global y su creciente influencia política y económica, los han situado como actores clave en las relaciones internacionales.

Sin embargo, expresó, todavía existen desafíos importantes debido a sus diferentes niveles de desarrollo, sus necesidades, criterios de clasificación y dependencia de la asistencia para el desarrollo.

En esa línea, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL llamó a modificar el criterio actual para la clasificación de países de renta media, que consideró inadecuado para la asignación de recursos financieros y para abordar los cambios a los que se enfrentan estas naciones.

“El criterio de ingreso per cápita no refleja ni captura la heterogeneidad social, económica y ambiental y la amplia diversidad de necesidades y desafíos que caracterizan a los países que pertenecen a este grupo de ingresos”, afirmó.

Precisó que, según la clasificación de junio de 2017 del Banco Mundial, en América Latina y el Caribe 25 países son de renta media, 7 de renta alta (5 de estos caribeños) y solo un país de ingresos bajos.

Alicia Bárcena agregó que el criterio de ingreso debe complementarse con un enfoque de brecha estructural que proporcione la orientación adaptada al desarrollo que se requiere para abordar eficazmente el potencial y los desafíos de los países de ingreso medio.

Este enfoque, expresó, identifica los principales obstáculos estructurales que impiden el crecimiento sostenido, equitativo e inclusivo de los países de ingresos medios. Incluye 12 indicadores adicionales en términos de desigualdad y pobreza, coeficiente de deuda, inversión y ahorro, productividad e innovación, infraestructura, educación, salud, impuestos, género y medio ambiente.

“El enfoque de brecha estructural parte de la premisa de que no puede haber una sola clasificación o criterio que se ajuste a todos los países y es, por lo tanto, la base para una agenda de cooperación inclusiva e igualitaria”, afirmó.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL explicó que el cierre de las brechas de desarrollo requiere la movilización de recursos, tanto tradicionales como de fuentes nuevas. Por ejemplo, dijo, según las estimaciones de la CEPAL, el cierre de la brecha de infraestructura en América Latina y el Caribe requerirá una inversión anual promedio del orden del 6,2% del PIB para el período 2012-2020.

Precisó que un desglose de los flujos de financiamiento muestra que los flujos privados se han convertido en la principal fuente de financiamiento para los países de ingreso medio, incluso para los países en desarrollo de América Latina y el Caribe.

Sin embargo, advirtió, los países de ingreso medio requieren también formas nuevas e innovadoras de combinar las diferentes modalidades de financiación, como por ejemplo donantes tradicionales y emergentes, multilaterales y bilaterales, de Norte a Sur y de Sur a Sur, entre otros.