Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

Comprender y abordar las dimensiones regionales es crucial para garantizar una migración segura, ordenada y regular

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, participó hoy en la Conferencia Intergubernamental para el Pacto Mundial sobre Migración que se celebra en Marrakech.

10 de diciembre de 2018|Noticia

La migración internacional es un fenómeno global, sin embargo, la mayoría de los movimientos se producen dentro de las regiones y, en cada región, existen diferentes oportunidades y limitaciones. Por ello, comprender y abordar las dimensiones regionales es crucial para garantizar una migración segura, ordenada y regular, afirmó hoy Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

En el marco de su participación en la Conferencia Intergubernamental para el Pacto Mundial sobre Migración, que se celebra hasta el martes 11 en Marrakech, la máxima representante de la CEPAL intervino en el Diálogo 1 de la cumbre, que abordó la promoción de la acción sobre los compromisos del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular.

Durante su exposición, a nombre de las cinco comisiones económicas regionales de las Naciones Unidas, Alicia Bárcena recordó que, si bien los grandes movimientos migratorios pueden acarrear costos de ajuste sustanciales, también tienen un impacto social, económico y cultural abrumadoramente positivo en los países de origen y destino y presentan una experiencia de empoderamiento para millones de migrantes y sus familias.

Puntualizó que los beneficios de la migración para el crecimiento económico son innegables: “en 2015, la contribución de los migrantes al PIB mundial fue de aproximadamente 6,7 billones de dólares equivalentes al 9,4% del PIB mundial”, expresó.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL añadió que el Pacto Mundial, adoptado hoy en Marrakech, reconoce la importancia de la dimensión regional de la migración internacional, así como la necesidad de intensificar la cooperación regional.

Precisó que está comprobado que las sinergias entre diferentes espacios institucionales, como los procesos de consulta, los acuerdos de integración económica y política y los foros intergubernamentales, donde los países pueden dialogar y compartir experiencias, son más factibles a nivel regional.

En ese sentido, señaló que las comisiones económicas regionales de la ONU pueden contribuir a la implementación del Pacto Mundial y sus procesos regionales de seguimiento y monitoreo a través del análisis empírico de las tendencias de la migración regional, para comprender sus causas fundamentales, recopilar y producir datos, proporcionar metodologías para mejorar la comparabilidad y romper el silencio estadístico.

También pueden proporcionar, en colaboración con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), plataformas para la revisión regional y el establecimiento de diálogos entre los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y otras partes interesadas.

La máxima representante de la CEPAL añadió que las comisiones regionales pueden además producir análisis de políticas basadas en la evidencia para comprender las causas fundamentales de la movilidad humana y establecer vínculos críticos entre la demografía, la migración, las estructuras productivas, el comercio y las oportunidades del mercado laboral en las respectivas regiones y subregiones.

Otra contribución es la evaluación de las habilidades necesarias para que los migrantes y las comunidades receptoras mejoren los programas educativos y aseguren la absorción del progreso tecnológico, así como vincular la implementación del Pacto Mundial a la Cooperación Sur-Sur, incluida la mejora de la portabilidad de los derechos, la seguridad social, los títulos de educación, entre otros.

“Las cinco comisiones regionales consideran el Pacto Mundial como una oportunidad histórica para reconocer la tríada de derechos, desarrollo y migración, como parte del futuro de las naciones”, concluyó Alicia Bárcena.