Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

La movilización de recursos para el financiamiento de la Agenda 2030 requiere de nuevas coaliciones público-privadas: CEPAL

La Secretaria Ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, participó en reunión del Grupo de Amigos de Monterrrey, en México.

23 de abril de 2017|Comunicado de prensa

amigosmonterrey_grupal_675.jpg

Foto grupal Amigos de Monterrey
La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena (sentada en primera fila, al centro), participó en el segundo retiro del Grupo de Amigos de Monterrey, celebrado en México.
Foto: gentileza AMEXCID

La movilización de recursos internos y externos, públicos y privados, es un pilar clave para el financiamiento de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por los países miembros de las Naciones Unidas en 2015, y requiere de nuevas asociaciones entre los sectores público y privado. Así lo señaló hoy Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), durante el segundo retiro del Grupo Amigos de Monterrey, que se realiza en Ciudad de México.

“La Agenda 2030 es una agenda civilizatoria. Nos llama a realizar un cambio de paradigma para proponer un nuevo estilo de desarrollo en donde nadie quede atrás”, declaró la alta funcionaria de las Naciones Unidas.

“Para alcanzar sus metas, necesitamos una gran movilización de recursos: debemos alejarnos de la forma habitual de hacer las cosas (business as usual) e incorporar al sector privado en esta tarea, como socios de la agenda global porque compartimos un futuro común”, señaló Bárcena.

Explicó que las estrategias de movilización de los recursos deben integrarse en el contexto más amplio de un entorno internacional favorable, ya que no bastan únicamente las políticas nacionales. “Se requiere un cambio profundo en los medios de implementación, incluidos el sistema de comercio internacional y las condiciones que regulan la transferencia de conocimientos y tecnología de los países desarrollados a las naciones en desarrollo”, agregó Bárcena.

En el encuentro, autoridades de gobierno, altos funcionarios internacionales del sistema de las Naciones Unidas y expertos de organismos multilaterales, analizarán durante dos días los desafíos de la implementación de la Agenda 2030 y del Plan de Acción de Addis Abeba, adoptado en 2015 en el marco de la Conferencia Global sobre el Financiamiento para el Desarrollo.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL fue una de las oradoras principales de la sesión inaugural de la reunión, que estuvo encabezada por el Embajador Ulises Canchola, Director en funciones de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), y en la que participaron también Michael Gerber, Enviado Especial de Suiza para el Desarrollo Sostenible Global; Stephan Reichert, del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) de Alemania; Embajadora Marie Chatardova, Representante Permanente de la República Checa en las Naciones Unidas y Vicepresidenta del Consejo Económico y Social (ECOSOC); y Embajador Dian Trianyah Djani, Representante Permanente de Indonesia en las Naciones Unidas.

En su intervención, Alicia Bárcena destacó que alcanzar los desafíos de la Agenda 2030 –cuyas prioridades son acabar con la pobreza extrema, alcanzar el desarrollo sostenible y crear un sistema global de financiamiento y comercio que sea inclusivo e igualitario- requerirá un fuerte compromiso para fomentar el diálogo y cooperación multilateral a nivel global, regional y nacional.

“El espacio fiscal y la disponibilidad de los recursos de los países para financiar estos desafíos seguirá siendo limitado. Por ello, las finanzas públicas deberán asegurar la solvencia fiscal, proteger la inversión, mantener las ganancias alcanzadas en el área social y aumentar los recursos tributarios”, explicó Bárcena.

En este ámbito, precisó que es imperativo mejorar los sistemas tributarios de la región para aumentar la recaudación y corregir la evasión y elusión fiscales, estimada en 6,7% del PIB regional en 2015 (unos 340 mil millones de dólares), así como los flujos ilícitos. “Todos estos recursos deben retornar a los países para que ayuden a financiar el desarrollo”, insistió Bárcena.

Asimismo, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL puso en relieve la condición de países de renta media, asignada a la mayoría de las naciones de América Latina y el Caribe, situación que ha significado una caída relativa en el acceso a las formas tradicionales de financiamiento, como la Asistencia Oficial al Desarrollo (AOD). La aparición de mecanismos innovadores y nuevos actores, fondos e instrumentos de financiamiento, obligan a reorganizar la arquitectura financiera para el desarrollo, indicó.

“Las conclusiones de este encuentro serán cruciales para futuras reuniones de gran importancia como el Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas (HLPF, por sus siglas en inglés), las discusiones en el ECOSOC, y para el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, que celebraremos esta semana aquí en México”, dijo Bárcena.

“Pueden contar con el apoyo de las comisiones regionales de las Naciones Unidas en esta tarea. Nosotros estamos sentados donde ustedes viven. Somos los ojos y oídos de nuestros Estados miembros. La Agenda 2030 es la única opción que tenemos para salir de la situación en que nos encontramos, sin dejar a nadie atrás”, finalizó Alicia Bárcena.

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase