Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Acerca de Estadísticas ambientales y de los indicadores ambientales de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Definición de la CEPAL de las estadísticas e indicadores ambientales

Según el Manual 61 de la CEPAL, Guía metodológica para desarrollar indicadores ambientales y de desarrollo sostenible en países de América Latina y el Caribe, las estadísticas ambientales son series estadísticas producidas respecto de las principales variables y dinámicas ambientales en el territorio y el tiempo como por ejemplo: agua, aire, clima, biota (biodiversidad), uso de los suelos, bosques, borde costero, ecosistemas marinos, contaminación (del aire respirable, de agua del mar), residuos sólidos, acceso a agua y saneamiento básico, eventos extremos y desastres, etc.

Los indicadores ambientales se ocupan de describir y mostrar los estados y las principales dinámicas ambientales, por ejemplo: la biota y biodiversidad, la cantidad y calidad de agua, la calidad del aire respirable, la carga contaminante y renovabilidad de la oferta energética, la disponibilidad y extracción de algunos recursos naturales (bosques, pesca, agricultura), la contaminación urbana, la producción de desechos sólidos, el uso de agrotóxicos, la frecuencia e intensidad de los eventos extremos, etc.

Concepción de CEPAL para un círculo virtuoso de estadísticas, indicadores y cuentas ambientales

La CEPAL propone un desarrollo sinérgico de los productos estadísticos ambientales en los países de ALC, promoviendo que exista un círculo virtuoso para producir estadísticas ambientales, indicadores ambientales y cuentas ambientales de tal forma que permita formar e integrar un adecuado Sistema Nacional de Estadísticas Ambientales (SNEA) (figura 1). Por ejemplo, si un país desea focalizar sus recursos en construir operaciones estadísticas de síntesis como los indicadores y/o cuentas ambientales, necesariamente estas operaciones requerirán de un amplio marco de estadísticas ambientales básicas de calidad (en base a metodologías y procesos estadísticos aceptados y ordenados), para que informen verazmente a los tomadores de decisión al respecto de un problema ambiental. Al mismo tiempo, si un país desea focalizar sus recursos en mejorar sus estadísticas ambientales, esto le permitirá potenciar su SNEA, y a su vez posteriormente podrá elegir y construir indicadores y/o cuentas con mayor facilidad, rigurosidad y secuencia. Es por este motivo que la CEPAL, propone que los SNEA que fomenten este círculo virtuoso.

Figura 1. Concepción de CEPAL para un círculo virtuoso de estadísticas, indicadores y cuentas ambientales.

Este círculo virtuoso está fundamentado teóricamente en lo que propone el Marco para el Desarrollo de las Estadísticas Ambientales (MDEA, 2013) de las Naciones Unidas. Como se presenta en la siguiente figura (figura 2), el desarrollo de estadísticas ambientales en base al MDEA, permite integrar y transformar datos y estadísticas básicas sobre los fenómenos ambientales y las interacciones del ambiente con la sociedad, que permitirán construir otras operaciones estadísticas como los indicadores y/o cuentas ambientales.

Para producir cuentas ambientales, un país requiere de un desarrollo sólido de estadísticas ambientales y económicas. Este producto estadístico permite obtener cuadros (de activos de recursos naturales y cuadros de oferta y uso de flujos ambientales) e indicadores económico ambientales agregados a nivel nacional, y en diferentes desagregaciones como por ejemplo: por tipo de actividad económica (agricultura, manufacturas, comercio, transporte), o por sector institucional (industrias, hogares, gobierno); así como realizar diferentes análisis económicos de modelación como los de equilibrio general con variables ambientales, y los de insumo-producto con unidades físicas para los análisis de huella de materiales.

Por otro lado si un país necesita desarrollar indicadores ambientales directamente y focalizar sus recursos en un conjunto necesario para su gestión, puede producirlos directamente sin la necesidad de construir las cuentas; permitiéndole obtener indicadores en menor tiempo y recursos (en comparación con la elaboración de cuentas ambientales que requerirá de mayor tiempo y recursos) a nivel nacional o local que le ayuden a tomar decisiones y a planificar, sin embargo varios de estos indicadores no podrán ser desagregados en las categorías y características antes mencionadas.

Es por este motivo que es importante evaluar la disponibilidad y calidad de las estadísticas ambientales de los países, y las prioridades de planificación y de políticas públicas, para decidir cuál es el mejor camino para la construcción de un Sistema Nacional de Estadísticas Ambientales (SNEA) propio de cada país. La CEPAL recomienda que los países avancen en forma sistémica en dichos procesos de producción, generando sinergias en pos de la construcción de un SNEA integrado.

Figura 2. Relación entre los marcos metodológicos de las estadísticas, indicadores y cuentas ambientales.

a. Los indicadores ambientales de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

De los tres pilares del desarrollo sostenible, el monitoreo del progreso hacia la sostenibilidad ambiental es el más débil. Para informar sobre el desarrollo sostenible, es necesaria la recopilación de datos para producir regularmente estadísticas básicas para el cálculo sostenido de indicadores ambientales ODS.

Las Estadísticas Ambientales se requieren para informar sobre 16 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Entre estos 16 ODS, las estadísticas ambientales son necesarias para informar sustantivamente sobre todas las metas de siete ODS (6, 7, 11, 12, 13, 14, 15) y para medir metas específicas de cinco ODS (1, 2, 3, 8, 9).

El 43% de los indicadores ODS (105) necesitan estadísticas ambientales para ser construidos. De estos 105 indicadores, casi la mitad (49%) todavía requiere de levantamiento de nuevas fuentes de datos y/o de desarrollo metodológico internacionalmente aceptado, es decir que pertenecen al Tier III.

El siguiente gráfico muestra la clasificación por tiers de los 105 indicadores ambientales ODS:

  • Los indicadores del Tier 1 son conceptualmente claros, tienen una metodología y estándares internacionalmente aceptados, y los datos son producidos regularmente por al menos el 50% de los países.
  • Los indicadores del Tier 2 son conceptualmente claros, tienen una metodología y estándares internacionalmente aceptados, pero los datos no son producidos regularmente por los países.
  • Los indicadores del Tier 3 aún no cuentan con una metodología o estándares internacionalmente aceptados por lo que necesitan de desarrollo metodológico adicional.

El cuadro adjunto presenta un listado de los indicadores ambientales de los ODS.