Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Importaciones y modernización económica en América Latina durante la primera mitad del siglo XX: las claves de un programa de investigación

Publication cover
Autor institucional:
  • NU. CEPAL. División de Estadística y Proyecciones Económicas
Signatura: LC/L.2583-P ISBN: 9213229534 37 p. : tabls. Editorial: CEPAL septiembre 2006

Descripción

Albert Carreras, Mar Rubio y Xavier Tafunell son funcionarios de la Universidad Pompeu Fabra. Mauricio Folchi de la Universidad de Chile. César Yánez de la Universidad de Barcelona y André Hofman, es jefe del Centro de Proyecciones Económicas de la División de Estadística y Proyecciones Económicas de la CEPAL. La investigación que está detrás de este texto se ha financiado con recursos del Proyecto Importaciones y modernización económica de América Latina, 1890-1960 (BEC2003-00412) del Ministerio de Ciencia y Tecnología de España y ha contado con la colaboración de la CEPAL. Las opiniones expresadas en este documento, que no ha sido sometido a revisión editorial, son de exclusiva responsabilidad de los autores y pueden no coincidir con las de la Organización. Resumen La propuesta de investigación contenida en este paper consiste en aprovechar sistemáticamente los datos de importaciones de las estadísticas de comercio exterior de los países latinoamericanos (o en su defecto las de exportaciones hacia América Latina de Reino Unido, Estados Unidos y Alemania), convencidos de que ha sido un camino muy productivo para todos los países que han tratado de reconstruir sus contabilidades nacionales históricas en el periodo anterior a las cuentas nacionales modernas. Con esta base estadística es posible efectuar buenas estimaciones del consumo privado y de la inversión total. Esta última puede derivarse sin mayor dificultad de las importaciones de bienes de capital, dado que los países de América Latina y del Caribe importaron casi toda la maquinaria, herramientas y material de transporte con que se equiparon. Sobre el consumo privado, partimos del supuesto que las importaciones de bienes de consumo duradero reflejan tan bien el curso del consumo privado como lo hicieron las importaciones de productos coloniales en los países europeos durante la revolución industrial. En ambos casos constituyeron, a lo largo de décadas, bienes superiores que no podían ser producidos domésticamente. Asimismo, con la información de las importaciones de carbón y petróleo, complementada con los datos de producción (y exportación cuando corresponda) de estos recursos energéticos y de hidroelectricidad, será posible determinar el consumo aparente de energía. En ausencia de datos de PIB, éste permite detectar la utilización de tecnologías modernas en la agricultura y la industria, en los transportes, en el consumo doméstico, en los servicios avanzados, etc. Se trata de un indicador excelente para medir la modernización económica.

Buscar publicaciones

Ver listado de publicaciones

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase