Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Costa Rica: el nuevo marco regulatorio y el sector agrícola

Publication cover
Autor institucional:
  • NU. CEPAL
  • NU. CEPAL. División de Desarrollo Productivo y Empresarial
  • Países Bajos. Gobierno
Signatura: LC/L.1453-P ISBN: 9213216823 32 p. : diagrs., tabls. Editorial: CEPAL diciembre 2000

Descripción

Resumen En este trabajo se plantea cómo diversos agentes económicos están operando en un marco de regulaciones modificado, como consecuencia de las generaciones de reformas económicas, políticas e institucionales. Esta nueva institucionalidad está redefiniendo las reglas de comportamiento de los agentes económicos del sector agropecuario, donde la influencia de los gremios ha decrecido, en parte porque al disminuirse el proteccionismo y el traslado de funciones al sector privado, se reduce el control de instrumentos en poder del Estado. El sector silvoagropecuario en Costa Rica es importante en la estrategia de promoción de las exportaciones, al representar el 70% en 1998. Pero el logro de un tipo de cambio flexible, un régimen de libre comercio para la exportación, la existencia de precios relativamente competitivos en las materias primas más importadas para la exportación y el desarrollo de un régimen de incentivos compensatorios a las distorsiones; han sido esfuerzos incompletos para llevar a los productores a niveles competitivos internacionalmente, debido a las distorsiones estructurales que enfrenta en el proceso de producción, el mercado insumos, el servicio de transporte y la exportación de bienes. Además de los altos costos de transporte, la calidad y tecnología de los muelles y los costos de la electricidad. Los insumos de origen nacional, están siendo afectados con estas distorsiones, impactando en los precios de bienes de exportación. En la medida que los incentivos tiendan a desaparecer, se hace necesario crear un sistema para reducir distorsiones y posibilidades de competir en los mercados internacionales. Por otra parte, la apertura comercial y la privatización limitan la producción y abastecimiento de granos básicos, llegando el índice de dependencia de consumo de granos a 35%. Pero la apertura ha afectado también a otros sectores agrícolas y agroindustriales que venían siendo favorecidos por subsidios e incentivos. El cambio en la política y estrategia de desarrollo de las exportaciones, es de fomento a estas actividades (información, estadísticas de precios, volúmenes y destinos). Se hace necesario ensayar nuevas formas de investigación de la demanda y oferta de los principales mercados que permiten orientar el esfuerzo exportador, sobre todo si se busca evolucionar de un mercado de productos primarios, a un mercado de productos elaborados. El proceso de ajuste estructural, el ingreso a la OMC, los acuerdos bilaterales y la integración regional, han impactado la estructura productiva y las condiciones rurales de la población, sin modificar las viejas condiciones de heterogeneidad estructural, de inequidad social y espacial. La menor intervención del Estado, producto de las reformas, no ha sido suficiente para resolver problemas sociales, de distribución del ingreso y de desequilibrios regionales. La existencia de un elevado déficit fiscal, una balanza comercial débil, un crecimiento importante de la inflación y un estancamiento de la producción, lleva a la firma del tercer programa de ajuste estructural, para continuar con las reformas y las políticas macroeconómicas, que mantienen la tendencia hacia una mayor liberalización de la economía y cambios institucionales que modifican la relación del Estado con la sociedad. Las reformas y políticas macroeconómicas han impactado en la sociedad costarricense, ha aumentado las diferencias y desigualdades sociales y el Estado no ha completado los cambios institucionales para responder adecuadamente a las exigencias de grupos sociales y económicos organizados de la sociedad.

Buscar publicaciones

Ver listado de publicaciones

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase