Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

CEPAL expresa sus condolencias por el fallecimiento de Nilcéa Freire, ex Ministra Especial de Políticas para la Mujer de Brasil

La Secretaria Ejecutiva del organismo regional, Alicia Bárcena, envió una carta en la que manifestó su cariño y solidaridad con la familia y el pueblo de Brasil.

29 de diciembre de 2019|Noticia

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) expresó hoy sus condolencias por el sensible fallecimiento de la destacada doctora, profesora, investigadora y referente en la promoción y gestión de políticas públicas en favor de las mujeres de Brasil, Nilcéa Freire, ex Ministra Especial de Políticas para la Mujer de ese país.

A través de una carta firmada por la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, el organismo regional destacó el trabajo inclaudicable por la justicia, la igualdad y el empoderamiento de las mujeres desarrollado por Nilcéa Freire.

En la misiva, Bárcena afirmó que “su partida es una triste noticia que no sólo enluta a Brasil, a su familia y colaboradores, sino también al resto de los países de América Latina y a sus pueblos, que vieron en esta gran mujer a una incesante luchadora por el respeto a los derechos de las mujeres”.

A continuación, el texto íntegro de la carta de Alicia Bárcena:

Con profunda tristeza he conocido de la precoz partida de la querida y entrañable amiga Nilcéa Freire. Reciban, en esta hora amarga, el testimonio de todo mi cariño y solidaridad.

En estos momentos, el abrazo cálido de quienes han tejido la red de nuestros afectos es siempre oportuno, reciban el mío y el de todos y cada uno de los funcionarios que trabajamos en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Justicia, igualdad y dignidad son ideas grandes, poderosas pero vacías si no encarnan en el compromiso de vida de hombres y mujeres concretos. Nilcéa fue siempre una de esas personas.

Su trabajo inclaudicable por la justicia, la igualdad y el empoderamiento de las mujeres de Brasil fue, sin lugar a dudas, la esencia de la labor que desarrolló como doctora, profesora,  investigadora y referente en la promoción y gestión de políticas públicas en favor de las mujeres de Brasil.

Como Secretaria Especial de Políticas para la Mujer del gobierno del Presidente Luiz Inácio Lula Da Silva, contribuyó a transformar a Brasil en un líder en el área de políticas públicas para las mujeres. Precisamente en ese rol celebró la Primera Conferencia Nacional sobre Políticas para la Mujer, que reunió a más de 120.000 mujeres de todo el país y, como resultado de esta movilización, publicó el Plan Nacional de Políticas para la Mujer a finales de 2004.

Fue la primera mujer en ocupar el cargo de decana de una universidad pública del Estado cuando, en 1999, asumió como rectora de la Universidad del Estado de Río de Janeiro. Durante su administración, implementó el proyecto pionero de cupos para estudiantes de escuelas públicas y afrodescendientes en la universidad, medida que años más tarde se amplió a todas las universidades e institutos de educación federales del país.

Nilcéa fue también delegada de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, órgano subsidiario de la CEPAL, y presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres. También fue miembro del Consejo Consultivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en Brasil.

La vida de Nilcéa, como la de tantas y tantos otros latinoamericanos y caribeños, supo también del exilio. Amenazada por los órganos de represión a causa de su férrea oposición a la dictadura militar, vivió en México de 1975 a 1977.

Su prematura partida es una triste noticia que no sólo enluta a Brasil, a su familia y colaboradores, sino también al resto de los países de América Latina y a sus pueblos, que vieron en esta gran mujer a una incesante luchadora por el respeto a los derechos de las mujeres.

Confío en que el tiempo y los recuerdos actuarán como consuelo reparador ante el profundo dolor de nuestra pérdida.

Reciban un abrazo fuerte y el testimonio de mi cariño y admiración hacia Nilcéa. Cuenten siempre con el apoyo de la CEPAL.

 Fraternalmente,

 

Alicia Bárcena

Secretaria Ejecutiva

Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)

                                  

 

 

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase