Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

CEPAL expresa condolencias por el fallecimiento de la titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social de México, María Angélica Luna

La Secretaria Ejecutiva del organismo regional, Alicia Bárcena, envió una carta en la que manifestó su cariño y solidaridad con la familia y el pueblo de México.

30 de noviembre de 2017|Noticia

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) manifestó hoy sus condolencias por el fallecimiento de la destacada política, académica y referente en Administración Pública de México, María Angélica Luna, titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social de ese país.

A través de una carta firmada por la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, el organismo regional expresó que María Angélica Luna fue una “trabajadora incansable por la igualdad de los pueblos de la región” y afirmó que “su partida es una triste noticia que no sólo enluta a México, a su familia y colaboradores, sino también al resto de los países de América Latina y a sus pueblos, que vieron en esta gran mujer a una incesante luchadora por el respeto a los derechos humanos”.

En la misiva, Bárcena destacó que “su trabajo inclaudicable por la justicia y el bienestar social para su pueblo, así como el por el empoderamiento de las mujeres fue, sin lugar a dudas, la esencia de su trabajo tanto en los diversos cargos públicos en los que ejerció como en los de representación popular”.

A continuación el texto íntegro de la carta de Alicia Bárcena:

Familia Luna Parra,

Amigos y colaboradores de María Angélica

Con profunda tristeza he conocido de la precoz partida de mi querida y entrañable amiga María Angélica. Reciban, en esta hora amarga, el testimonio de todo mi cariño y solidaridad.

En estos momentos, el abrazo cálido de quienes han tejido la red de nuestros afectos es siempre oportuno, reciban el mío y el de todos y cada uno de los funcionarios que trabajamos en la CEPAL.

Justicia, igualdad y dignidad son ideas grandes, poderosas pero vacías si no encarnan en el compromiso de vida de hombres y mujeres concretos. María Angélica fue siempre una de esas personas.

Su trabajo inclaudicable por la justicia y el bienestar social para su pueblo, así como el por el empoderamiento de las mujeres fue, sin lugar a dudas, la esencia de su trabajo tanto en los diversos cargos públicos en los que ejerció como en los de representación popular.

Trabajadora incansable por la igualdad de los pueblos de la región, su partida es una triste noticia que no sólo enluta a México, a su familia y colaboradores, sino también al resto de los países de América Latina y a sus pueblos, que vieron en esta gran mujer a una incesante luchadora por el respeto a los derechos humanos.

Reconocida es su colaboración permanente con los esfuerzos de la concreción y la realización del Foro de los países de América Latina y el Caribe para el Desarrollo Sostenible, aquel espacio en el que la región converge para avanzar hacia un futuro más próspero y sostenible.

También es reconocida su permanente compañía y fraterna complicidad intelectual con el quehacer de la CEPAL, esta Comisión regional que fue y seguirá siendo su casa.

Confío en que el tiempo y los recuerdos actuarán como consuelo reparador ante el profundo dolor de nuestra pérdida.

Reciban un abrazo fuerte y el testimonio de mi cariño y admiración hacia María Angélica. Cuenten siempre con el apoyo de esta amiga incondicional.

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase