Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañolPortuguês

CEPAL Caribe encara el acoso callejero en Trinidad y Tabago

El acoso callejero es una experiencia común para mujeres y niñas en Trinidad y Tabago. No existen estadísticas sobre su prevalencia, pero las mujeres y las niñas informan que es algo cotidiano que se tolera como una convención social.

25 de noviembre de 2019|Noticia

webp.net-compress-image.jpg

#StopStreetHarassment
Street Harassment Campaign
ECLAC Caribbean

El acoso callejero se manifiesta de muchas formas, desde los avances sexuales no bienvenidos y los pedidos de favores sexuales a otras conductas verbales o físicas de una naturaleza sexual, como los comentarios sobre la apariencia de las mujeres, los piropos y el acecho. En Trinidad y Tabago, las migrantes, las solicitantes de asilo y las refugiadas son particularmente vulnerables al acoso callejero, a la explotación y a otras formas de violencia de género.

Este año, CEPAL Caribe (Puerto España), en colaboración con el Equipo de País de las Naciones Unidas y en alianza con las Altas Comisiones Británicas y Canadienses, la Embajada de España, el Ministerio de Educación y la Policía de Trinidad y Tobago, conmemorarán los 16 Días de activismo contra la violencia de género (del 25 de noviembre al 10 de diciembre), con una iniciativa para crear conciencia sobre la necesidad de abordar el acoso callejero en Trinidad y Tabago.

La campana incluirá publicidad en carteles digitales a lo largo del país y la distribución de afiches para exhibir en las escuelas secundarias y las comisarías en todo el territorio nacional. Los carteles y los afiches llevan el mismo mensaje: “Dejen que las mujeres y las niñas caminen en paz por las calles. Los comentarios sobre sus cuerpos pueden hacerles sentir inseguras. ¡Es un tema de respeto!” También se compartirán en las redes sociales los videos educativos que incluyen la canción de Calypso Rose titulada “Leave me alone” y una llamada a la acción para los hombres y los niños, junto con otros mensajes positivos. Más allá de los 16 Días de activismo contra la violencia de género, la CEPAL propone trabajar en alianza con las escuelas secundarias para fomentar discusiones productivas sobre el acoso callejero y explorará otras oportunidades para promocionar el mensaje de la campaña.

Si bien el acoso callejero se ubica en la parte inferior del espectro de violencia de género, se considera una “ofensa de entrada” hacia una violencia contra las mujeres más grave. Cuando se tolera el acoso callejero, se alimentan actitudes dañinas hacia las mujeres que generan tierra fértil para otras formas de violencia de género. El acoso callejero impacta de forma negativa en la seguridad, la movilidad, la autonomía, las oportunidades económicas y la libertad de expresión de las mujeres. El miedo provocado por el acoso callejero incide negativamente en las decisiones de mujeres y niñas de estar solas en público, de usar el transporte público y afecta su acceso en condiciones de igualdad a oportunidades recreativas y de sustento económico en los espacios públicos al aire libre. Impide que las mujeres gocen de su derecho a la igualdad de trato y vivan en dignidad, libre de miedo, violencia y discriminación. También tiene efectos nocivos para los hombres y los niños, al obligarlos a adaptarse con normas hiper masculinas, entre otros.

La campaña de 16 días de duración busca educar a los que perpetran el acoso callejero sobre sus efectos dañinos y provocar una conversación nacional que impulse el respeto para las mujeres y las niñas. La campaña aportará a la reducción del acoso callejero, la eliminación de la desigualdad de género y la realización de los derechos y la autonomía de las mujeres en Trinidad y Tabago.

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase