Se encuentra usted aquí

Disponible en:

Documento de la CEPAL examina las oportunidades para reafirmar la centralidad de los derechos humanos de las personas migrantes en el desarrollo sostenible

En el marco de las contribuciones de la CEPAL para abordar el conocimiento y el análisis de las medidas adoptadas por los países frente a la situación provocada por la pandemia del COVID-19, se presenta el Informe Los efectos del COVID 19: una oportunidad para reafirmar la centralidad de los derechos humanos de las personas migrantes en el desarrollo sostenible, el primero de una serie de cinco documentos que analizan los impactos de la crisis sanitaria en grupos de población en situación de mayor vulnerabilidad.

16 de noviembre de 2020|Nota informativa

Estos documentos han sido elaborados por el CELADE – División de Población de la CEPAL y persiguen apoyar a los países en la lucha contra la pandemia y sus efectos en grupos altamente sensibles. Además de examinar información disponible, proponen líneas de acción en sinergia con los Diálogos virtuales: Impactos del COVID-19 desde la perspectiva de población y desarrollo llevados a cabos durante el segundo semestre de 2020. Los diálogos virtuales fueron concebidos como una instancia para la reflexión y el intercambio de experiencias y aprendizajes en torno a las principales dificultades y desafíos que están enfrentando los gobiernos para paliar los efectos de la crisis sanitaria –en especial para atender a los grupos de población en situación de mayor vulnerabilidad–, así como socializar iniciativas y mejores prácticas implementadas, y promover mecanismos de cooperación entre los países que permitan brindar respuestas coordinadas frente a la crisis del COVID-19. Los informes, que se publican en sendas versiones en español e inglés, están asociados a los temas de la Conferencia Regional sobre Población y Desarrollo (CRPD).

En este primer informe COVID-19 destinado a temas de población se discute sobre las condiciones de vulnerabilidad de las poblaciones migrantes en la crisis sanitaria y se emiten mensajes relevantes. Entre ellos, se destaca que las adversidades para las y los migrantes se exacerban, como la inmovilidad que les afecta, los riesgos ante la pérdida del empleo, la caída del empleo doméstico remunerado entre las mujeres, la sobrerrepresentación de las trabajadoras y los trabajadores migrantes en las labores de primera línea, las detenciones indefinidas, la falta de acceso expedito a la documentación necesaria para recibir atención médica, las condiciones habitacionales deficientes y la estigmatización de las personas retornadas en las comunidades de origen, especialmente de las que retornan de los Estados Unidos.

La pandemia plantea desafíos específicos en cuanto a la gobernanza de la migración regional, que se adicionan a la gama de situaciones problemáticas precedentes para las personas migrantes. Además de los ámbitos humanitario, social y económico, y de los factores que afectan sensiblemente a las mujeres, dichas situaciones también se refieren a aspectos sanitarios y de habitabilidad.