Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Chile aprueba la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, avanzando en el fortalecimiento de la autonomía física de las mujeres

La Presidenta de la República de Chile, Michelle Bachelet, junto a autoridades del Gobierno, representantes de la sociedad civil, y más de dos mil mujeres, promulgó la Ley que regula la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales, en el Patio de Los Naranjos del Palacio de La Moneda.

15 de septiembre de 2017|Nota informativa

El proyecto de ley fue ingresado el 2015, y contempla las causales de peligro para la vida de la madre, inviabilidad fetal de carácter letal y embarazo por violación. La nueva legislación se enmarca dentro del compromiso de los Estados de América Latina y el Caribe en garantizar el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva de calidad como condición necesaria para la reducción de la mortalidad y la morbilidad materna, siendo también un compromiso asumido en el Consenso de Brasilia (2010), “revisar las leyes que prevén medidas punitivas contra las mujeres que se hayan sometido a abortos, conforme a lo recomendado en la Plataforma de Acción de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, incluidas las medidas e iniciativas para la aplicación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, así como en el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, y en las observaciones del Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas, y garantizar la realización del aborto en condiciones seguras en los casos autorizados por la ley.”[1]

La promulgación de la Ley se enmarca dentro de la implementación de la Estrategia de Montevideo, cuyo Eje 1 “Marco normativo: Igualdad y Estado de Derecho” comprende la base jurídica, legal y de política relativa a los derechos de las mujeres y la igualdad de género.

 

 

 

[1] Consenso de Brasilia (2010), Acuerdo 6 f)