Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

América Latina y el Caribe dialogó con la Unión Europea sobre los desafíos de una nueva relación estratégica con miras a la reactivación de empresas y economías de la región

El “Foro Empresarial América Latina y el Caribe – Unión Europea: Repensando un futuro común” reunió a importantes autoridades en torno a buscar una renovada integración birregional y las oportunidades para el sector privado, la digitalización, la economía verde y la sostenibilidad.

19 de noviembre de 2020|Nota informativa

Con la participación de la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, el martes 10 de noviembre se realizó el “Foro Empresarial América Latina y el Caribe – Unión Europea: Repensando un futuro común”, encuentro organizado por la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (CAINCO) (en el marco del Programa AL-Invest 5.0, financiado por la Unión Europea), el proyecto EUROMIPYME (ejecutado por la CEPAL y financiado por la Unión Europea), EUROCHAMBRES y la Fundación EU-LAC.

El encuentro se inició con las palabras de apertura de Koen Doens, Director General de la Unión Europea, Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Christoph Leitl, presidente de EUROCHAMBRES y Fernando Hurtado, presidente de CAINCO. Además, contó con la participación, en los paneles de discusión, de representantes de la Dirección General del Servicio Europeo de Acción Exterior (EEAS), la Dirección General de Cooperación Internacional y Desarrollo (DEVCO), la Agencia Ejecutiva para la Pequeña y Mediana Empresa (EASME), la Cámara de Comercio de Costa Rica, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comisión de Digitalización de la Cámara de España, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD), la Federación de Cámaras y Asociaciones de Exportadores de Centroamérica y el Caribe (FECAEXCA), EUROCHAMBRES y EU-LAC Foundation.

Durante la apertura, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, agradeció la colaboración de las instituciones participantes en el foro y enfatizó, que ante el escenario actual derivado de la pandemia del COVID-19, “la cooperación con la Unión Europea puede jugar un papel central para fortalecer a las mipymes, aprendiendo de las capacidades que se han desarrollado en Europa y elaborando lazos de cooperación que favorezcan proyectos y programas de investigación, permitiendo el intercambio de lecciones aprendidas”.

Respecto a la realización de este foro empresarial, la máxima autoridad de la CEPAL recalcó que este “ofrece una plataforma muy importante para intercambiar las experiencias y oportunidades para las empresas y sobre todo para las pymes”, haciendo hincapié en que se deben priorizar tres áreas: la diversificación de capacidad productiva para impulsar sectores más intensivos en conocimiento; la promoción del desarrollo tecnológico, especialmente el digital; y el diseño de políticas multinivel para avanzar en combatir brechas entre áreas rurales y urbanas.

El Director General de la Unión Europea, Koen Doens, señaló que “la Unión Europea, el Caribe y Latinoamérica son una de las regiones más integradas y que conjuntamente han logrado acuerdos de comercio y convenios con 27 de los 33 países de la región”. “Es un mercado muy creciente para la Unión Europea con oportunidades de inversión directa y donde el comercio es una vía de muy buenas oportunidades y con un rol importante para la recuperación de ambas regiones”, aseveró.

El primer panel de discusión estuvo enfocado en cómo consolidar la relación Unión Europea, América Latina y el Caribe en el escenario post COVID-19, pensando en cómo fortalecer relaciones económicas y políticas que impulsen un proceso de reestructuración productiva hacia un modelo sostenible e inclusivo. En este panel se discutió de temas como el cambio climático, la igualdad económica y social, así también como la de género, la digitalización como desafíos para la región en medio de la crisis económica y sanitaria. Así mismo se destacó el rol clave que desarrollan las asociaciones del sector privado en estos procesos.

Uno de los principales puntos de este panel fue cómo abordar la cooperación entre Europa y Latinoamérica y el Caribe. En esta etapa de transición, en la que se debe convivir con la pandemia del coronavirus, se enfatizó la necesidad de aprovechar la crisis para acelerar la transformación digital y la transición ecológica y para construir una economía más orientada a las personas. En palabras de los panelistas, los programas de cooperación deben contribuir a consolidar alianzas que promuevan el desarrollo conjunto y complementario de las dos regiones, con una especial atención para el empleo y la desigualdad en los países de rentas medias. En temas como la energía renovable e industria médica existen posibilidades de cooperación que pueden impulsar el desarrollo de los sectores productivos e institucionales de los dos continentes, como demuestra el nuevo perfil de las inversiones europeas cada vez más orientadas a los sectores de las tecnologías limpias y digitales, y el desarrollo de programas para la elaboración de patentes conjuntas.

El segundo panel abordó los retos y oportunidades para el sector privado de ambas regiones en temas de comercio, inversiones e intercambio tecnológico. En la conversación se analizó la adaptación a la coyuntura actual por parte de las empresas, así como también las oportunidades de la vinculación empresarial entre la Unión Europea y Latinoamérica y el Caribe, en términos del comercio propiamente dicho, las inversiones, la transferencia de tecnología y conocimientos, las exportaciones de servicios, entre otros.

Respecto a cómo ha sido el manejo de la crisis en las empresas, tanto de la región europea como latinoamericana, se enfatizó la importancia de un nuevo multilateralismo con la Unión Europea que permita aprender de las experiencias, elaborar políticas de apoyo a las mipymes, generar nuevas oportunidades de inversión otorgándole un valor estratégico a la relación y al enorme potencial de la UE con inversiones sostenibles para abordar distintos déficit en telecomunicaciones y en materia digital que todavía tiene la región latinoamericana.

En tanto, en el panel final se discutieron las oportunidades para la cooperación birregional en el ámbito de la digitalización, economía verde y sostenibilidad, enfocándose en la desmaterialización de los productos en la era digital, la industria 4.0 y los canales virtuales que simplifican la logística y los negocios verdes, sobre todo en beneficio de las mipymes. Al respecto, los panelistas evidenciaron que las iniciativas verdes constituyen oportunidades de negocio, además de contribuir al desarrollo de mejores prácticas ambientales.

El desarrollo amigable con el medio ambiente es uno de los ejes clave de la trasformación productiva que la CEPAL propone, para que América Latina alcance un modelo de desarrollo sostenible e inclusivo. Este es un ámbito prioritario para la relación de la Unión Europea también. Al respecto, los representantes de la Comisión Europea anunciaron que la utilización del Fondo Europeo de Desarrollo Sostenible será ampliada durante el próximo año, de manera que en Latinoamérica y el Caribe se pueda continuar fortaleciendo la infraestructura en áreas de sostenibilidad, facilitar el acceso al sector privado y garantizando a las mipymes medios oportunos para reducir su brecha digital.

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase