Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañol

Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza 2014

"Uno de cada 5 habitantes de las regiones en desarrollo, es decir, 1.220 millones de personas, vive con menos de 1,25 dólares al día, y 2.400 millones de personas viven con menos de 2 dólares al día", dice el Secretario General de las Naciones Unidas.

17 de octubre de 2014|Mensaje

foto_pobreza_675.jpg

Niña en un basural
"Allí donde reina la pobreza, se frustran las expectativas de las personas. Las vidas truncadas por la pobreza están marcadas por la crueldad y la miseria, y suelen ser cortas", dice Ban Ki-moon.
EFE/Antonio Aragon

En el día de hoy, nos comprometemos una vez más a pensar, tomar decisiones y actuar unidos contra la pobreza extrema, y a forjar planes para un mundo donde nadie quede postergado.

Hemos alcanzado la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio de reducir a la mitad la proporción de personas que viven en la pobreza antes del plazo previsto. Al menos 700 millones de personas han salido de la pobreza extrema entre 1990 y 2010.

A pesar de este éxito extraordinario, 1 de cada 5 habitantes de las regiones en desarrollo, es decir, 1.220 millones de personas, vive con menos de 1,25 dólares al día, y 2.400 millones de personas viven con menos de 2 dólares al día. Desde el inicio de la crisis financiera, la desigualdad se ha vuelto aún más acusada de lo que ya era. La discriminación contra las mujeres y las niñas sigue siendo una flagrante injusticia que priva al conjunto de los esfuerzos en pro del desarrollo de una de las claves para el progreso.

La pobreza y los prejuicios hondamente arraigados, y el gran abismo que media entre la riqueza y la miseria, pueden dañar el tejido social y crear inestabilidad. Allí donde reina la pobreza, se frustran las expectativas de las personas. Las vidas truncadas por la pobreza están marcadas por la crueldad y la miseria, y suelen ser cortas.

En el momento en el que preparamos la agenda para el desarrollo sostenible posterior a 2015 y hacemos frente a la amenaza del cambio climático, no debemos perder de vista nuestra obligación más fundamental: eliminar la pobreza en todas sus formas. También debemos poner fin a la marginación de las personas que viven en la pobreza. Sus conocimientos y sus opiniones son esenciales si queremos hallar soluciones significativas y duraderas.

Insto a los Estados Miembros y a todos los asociados a que adopten medidas decisivas para erradicar la pobreza y construir un futuro sostenible, pacífico, próspero y equitativo para todos. Nuestro objetivo debe ser la prosperidad para todos, no solo para unos cuantos.

Ban Ki-moon
Secretario General
Naciones Unidas

Autor

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase