Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Desarrollo urbano, autonomía económica de las mujeres y cuidados

Cuenta para el desarrollo
13 de mayo de 2015|Proyecto/Programa

Resumen ejecutivo

América Latina es la región en desarrollo más urbanizada del mundo. En la actualidad casi cuatro quintas partes de la población total residen en asentamientos urbanos. Investigaciones recientes muestran que la urbanización no conduce automáticamente a un desarrollo más equitativo y de hecho, en algunos casos puede ocurrir lo contrario mediante la generación de bolsones de pobreza y marginación.

Las mujeres contribuyen de manera decisiva a la prosperidad de las ciudades; sin embargo su contribución no se incluye sistemáticamente en la planificación del desarrollo urbano. Esto es de particular importancia teniendo en cuenta que la mayor parte del futuro crecimiento demográfico tendrá lugar en las ciudades donde la mayoría de los casos las mujeres y especialmente las de edad más avanzada serán las responsables de sus hogares y del cuidado de las poblaciones dependientes.

Las mediciones de Uso del Tiempo implementadas en 18 países de América Latina muestran que las mujeres realizan más trabajo no remunerado y de cuidados que los hombres. Una de las principales conclusiones del reciente informe de ONU-Hábitat Género y la Prosperidad de las Ciudades (2013) es, precisamente, que las mujeres en las ciudades experimentan pobreza de tiempo debido a la insuficiencia de servicios urbanos.

Existe evidencia de que la inversión en infraestructura para la atención de cuidados tiene un impacto importante en un desarrollo más igualitario. Asimismo hay evidencia de que la inversión en infraestructura de cuidados produce sustanciales beneficios en términos de igualdad de género; por un lado la reducción de la carga de trabajo no remunerado de las mujeres y por otro liberando mano de obra femenina para la realización de trabajo remunerado.

El proyecto tiene como objetivo principal apoyar a los responsables políticos nacionales, estaduales, subnacionales y locales en mejorar el conocimiento, las habilidades y la capacidad técnica para diseñar políticas y programas que aborden la atención de las poblaciones dependientes y la autonomía económica de las mujeres como parte de la planificación y el desarrollo urbano.

 

Estrategia de implementación

Se elaboraran estudios de caso para las ciudades involucradas en el proyecto sobre la base de una metodología común para identificar las características principales de cada ciudad, evaluar las políticas de desarrollo urbano existentes desde una perspectiva de género y valorar en qué medida contribuyen a promover la autonomía económica de las mujeres, identificando desafíos y recomendaciones. Se elaborará un estudio regional que identifique los desafíos comunes, con el objetivo de presentar recomendaciones regionales para el desarrollo urbano.

Se proporcionará apoyo técnico a actores claves en cada ciudad y país. También se prevé facilitar el intercambio entre las ciudades y países participantes y expandir los resultados del proyecto a otros países a través de reuniones de expertas, seminarios subregionales e internacionales. Se espera que la experiencia acumulada en su implementación sirva para el desarrollo de herramientas concretas, como un manual y curso virtual, sobre la promoción de la autonomía económica de las mujeres como parte del desarrollo urbano, con un enfoque en la redistribución del cuidado.

Resultados

Dada la escasez de datos existentes y la información en este ámbito, el proyecto generará nuevo conocimiento para mostrar la importancia de la integración de la perspectiva de género en el desarrollo urbano, con un enfoque específico en la autonomía económica y la redistribución del trabajo de cuidado no remunerado de las mujeres a través de datos que reflejen a nivel urbano la carga total de trabajo de las mujeres.

Además el proyecto busca fortalecer las capacidades de los actores nacionales y locales que participan en la planificación urbana basados en las políticas y programas para la atención de las poblaciones dependientes incorporando la perspectiva de género a través de apoyo técnico y la realización de talleres nacionales y regionales que cuenten con intercambio de experiencias.

En el largo plazo, se espera que el proyecto lleve a una redistribución de las tareas de cuidado que favorezca la autonomía económica de las mujeres, que mejoren el acceso de las poblaciones dependientes a servicios de atención de calidad y que logre dejar instalada la capacidad de utilizar el enfoque de género en la planificación y el desarrollo urbano. 

Actividades

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase