Vous êtes ici

Available in: Español

Inauguración de la reunión de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)

Palabras de Alicia Barcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL.

8 Janvier 2020|Speech

Palabras de Alicia Barcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, en la inauguración de la reunión de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)

Ciudad de México, 8 de enero de 2020

Estimado Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores

Estimadas y estimados Ministros de Relaciones Exteriores aquí presentes,

Honorable Cuerpo Diplomático acreditado en México

Amigas y amigos,

América Latina y el Caribe atraviesa un complejo escenario. Por una parte, el PIB regional se ha contraído 4% entre 2014 y 2019 y este año presentará un crecimiento promedio de 0.1%, en donde 14 economías de la región crecerán por debajo del 1%.  Por otra parte, desde el año 2015 se observa un aumento de la pobreza extrema que ha pasado de un 8.8% en el 2015 a un 10.7% en 2018 proyectándose a un 11.5% en 2019. En cinco años los pobres extremos han subido en 14 millones de personas. De acuerdo con cifras de la CEPAL, se proyecta para 2019 que en la región habrá 51 millones de pobres y 72 millones en extrema pobreza. La carga tributaria del 22.8% del PIB, regresiva en su estructura e insuficiente en su cuantía no contribuye a fortalecer la política pública que se haga cargo de estos desafíos.

La evolución del índice de Gini en los últimos 16 años ha mejorado bajando de 0.53 a 0.46 en la región. No obstante, esta mejora, no podemos dejar de ver las profundas desigualdades: territoriales, étnico-raciales, de género, de productividad, del ciclo de vida y de efectiva participación política. Las recientes manifestaciones sociales que se han expresado en diversos países de la región han puesto de manifiesto la insuficiencia de las respuestas, por parte del Estado, a un conjunto de demandas sociales. Los gobernantes y las élites que los acompañan no han logrado (o no han querido) comprender la profundidad de los cambios reclamados.  Pareciera ser claro que lo que está en crisis es el modelo de desarrollo, extractivista, ambientalmente insostenible, políticamente excluyente, culturalmente discriminador, y que pone en jaque una frágil gobernabilidad democrática. 

El sistema internacional se encuentra en un momento crítico, de bifurcación de su trayectoria: o se mueve en el sentido de la fragmentación y el conflicto, poniendo en riesgo los avances que se han logrado en la paz e integración de la economía internacional, o se opta por una cooperación creciente sobre bases multilaterales, buscando fortalecer el desarrollo económico y la democracia. La tendencia que parece ser dominante en este punto de bifurcación es la primera. En lugar de la cooperación, se asiste a un creciente unilateralismo y a una rivalidad geopolítica más intensa, de gravísimas consecuencias no ya solo comerciales y económicas, sino que constituyen directas amenazas a la paz mundial, a ellos debemos sumar la enorme frustración que los resultados de la COP25 representan en donde lejos de avanzar en compromisos y ambición como era su original propósito se terminó poniendo en riesgo el propio Acuerdo de Paris. 

En este marco es que vemos con una cuota de esperanza en relanzamiento de las actividades de la CELAC, mecanismo intergubernamental de dialogo y concertación política, heredera del acervo acumulado por largos años en el Grupo de Rio y que permitió por primera vez la auto convocatoria de los 33 países de América Latina y el Caribe , con agenda propia para levantar un espacio regional propio, que buscaba  consolidar y proyectar la identidad latinoamericana y caribeña bajo el principio de la unidad en la diversidad.

Costa de Sauípe (Brasil), Montego Bay (Jamaica) y Riviera Maya México, Caracas (Venezuela) fueron las estaciones que sembraron el germen de esta iniciativa que cristalizo en la Primera Cumbre que se realizó en Chile en 2012, seguidas por Cuba (2013), Costa Rica (2014), Ecuador (2015), República Dominicana (2016) y El Salvador (2017).

Desde el sus orígenes y bajo la fórmula del consenso, la independencia de las relaciones bilaterales, los principios de beneficio mutuo, flexibilidad, participación voluntaria y teniendo en cuenta la realidad de los pequeños estados insulares y los países sin litoral, la  CELAC se abocó con decisión  a generar diálogos de amistad y colaboración con otras regiones del mundo , la Unión Europea, China, Corea, Turquía y Japón fueron los actores que con mayor o menor profundidad se afianzaron relaciones y se buscaron espacios de cooperación. Por otra parte, la Proclama de América Latina y el Caribe como zona de Paz, el Plan de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN CELAC 2025), la realización del Foro CELAC CHINA Elaboración de la Agenda Estratégica de Cooperación Regional en Materia Social de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), iniciativas para reformar el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el respaldo decidido en la negociación de la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible son algunos de los resultamos de este trabajo multilateral.  En cada uno de ellos la CEPAL aporto sus esfuerzos elaborando los documentos de base u organizando reuniones técnicas.   

Señor Canciller,

México ha hecho una propuesta de trabajo desafiante. En ella considera 14 áreas para la PPT de la CELAC que recupera el acervo de actividades realizadas por otras presidencias e innova nuevas como son los casos de la  : 1. Cooperación aeroespacial y aeronáutica; 2. Gestión integral de riesgos por desastres; 3. Ciencia y Tecnología para las sociedades/STS-1er encuentro CELAC innovación; 4. Primer Encuentro CELAC de Rectores; 5. Compras consolidadas en común; 6. Monitoreo sobre la resistencia a los antimicrobianos; 7. Metodología CELAC contra la corrupción; 8. Foro Ministerial CELAC-China; 9. Agenda AGONU; 10. Órgano de gobernabilidad; 11. Premio CELAC contra la desigualdad y la pobreza; 12. Concertación política regional e intervenciones conjuntas en los foros multilaterales; 13. Gestión sustentable de los recursos oceánicos y; 14. Acción Turística Común. 

La CEPAL quisiera reiterar a Ud y a todos los cancilleres de América Latina y el Caribe su firme propósito apoyar técnicamente estas iniciativas u otras que pudieran generarse durante esta Presidencia, al respecto quisiéramos enriquecer estas 14 áreas con tres temas que creemos podrían ser complementarios como son:  la facilitación del comercio, ya que al igual que las deficiencias de la infraestructura física, los requerimientos excesivos de documentación y los procedimientos engorrosos aumentan los costos del comercio, tanto dentro de la región como con socios extrarregionales, y especialmente para las pymes.

El Cambio climático, para avanzar en la armonización de indicadores de adaptación comparables; medición de emisiones de gases de efecto invernadero con tecnología satelital; desarrollo de posiciones comunes en materia de mercados de carbono frente a la convención y armonización de políticas en ALC; adopción de mecanismos de alerta temprana para la prevención de desastres con base en tecnologías satelitales.  Asimismo, la CELAC podría trabajar en torno del Acuerdo de Escazú porque coloca la igualdad en el centro del desarrollo sostenible. El Acuerdo Regional es un ejemplo palpable del valor del multilateralismo para el desarrollo sostenible, un tratado ambiental que aspira a integrar la región de América Latina y el Caribe desde la creación y el fortalecimiento de capacidades y ofrecer una plataforma de cooperación Sur-Sur para profundizar la democracia ambiental.

Mayor Integración Digital en la Comunidad de Estados Latinoamericanos en donde 1) promover el uso de datos con el fin de monitorear el progreso de los ODS y la Agenda 2030; 2) impulsar el despliegue de la infraestructura digital; fortalecer las habilidades digitales; 3) Incentivar el desarrollo de servicios digitales y la seguridad; 4) Promover la digitalización de las empresas y el desarrollo de la economía digital y; 5) Impulsar un Mercado Digital Regional.

Señoras y señores cancilleres

En tiempos complejos y muy difíciles para los países de nuestra región retomar el diálogo, la cooperación y la concertación política regional es un deber ineludible, tal como lo hicimos con las presidencias pro tempore de la CELAC de Chile, Cuba, Costa Rica, Ecuador, Republica Dominicana y El Salvador la CEPAL vuelve a este foro para colaborar y apoyar los esfuerzos multilaterales dirigidos a construir una prosperidad compartida entre todas y todos las habitantes de América Latina y el Caribe.

Muchas gracias.

Auteur

Contact

Abonnement

Recevez les actualités de la CEPALC par courrier électronique

Subscribe