Pasar al contenido principal
Disponible enEspañol

Sociedad del Cuidado

Sociedad de cuidado-manos

América Latina y el Caribe se caracteriza por ser una región con una desigualdad estructural, profundizada con la llegada de la pandemia de COVID-19. Para revertirla, desde la CEPAL se propone transitar hacia la sociedad del cuidado como horizonte y camino para una recuperación transformadora, sostenible y con igualdad. La sociedad del cuidado pone en el centro el principio feminista de sostenibilidad de la vida y reconoce la interdependencia entre las personas, la dimensión ambiental y el desarrollo económico y social en forma sinérgica. Incluye el autocuidado, el cuidado de las personas, de quienes cuidan y del planeta.

El trabajo de cuidados contribuye al desarrollo, al crecimiento económico y a la protección del planeta. A pesar de ello, los patrones culturales patriarcales, discriminatorios y violentos, así como la cultura del privilegio, la división sexual del trabajo y la injusta organización social del cuidado en América Latina y el Caribe, hacen que este trabajo –remunerado o no– recaiga mayoritariamente sobre las mujeres, mujeres jóvenes, adolescentes y niñas.

Esta arista de la desigualdad de género socava la autonomía de las mujeres y se manifesta, entre otras formas, en la injusta distribución del poder, los ingresos, el trabajo y el tiempo entre hombres y mujeres, así como en la falta de garantía de los derechos de las mujeres en toda su diversidad. También repercute en la manera en que los problemas ambientales y las consecuencias del cambio climático impactan en la vida de las mujeres y las comunidades.

La sociedad del cuidado es un cambio de paradigma que requiere fortalecer el papel, los recursos y la capacidad del Estado, y avanzar en estrategias que prioricen la economía del cuidado, entendida como el conjunto de bienes, servicios, actividades, relaciones y valores relativos a las necesidades relevantes para la existencia y reproducción de las personas. La economía del cuidado comprende todo el trabajo que se realiza de forma no remunerada en los hogares y el trabajo de cuidados se realiza de forma remunerada en el mercado y es un sector dinamizador para una recuperación transformadora con igualdad.

La sociedad del cuidado también requiere avanzar en la construcción de sistemas de información que den cuenta de las desigualdades de género. Propone contar con mediciones que permitan complementar al PIB y que consideren las múltiples dimensiones del bienestar y la sostenibilidad planetaria, que incluyan los cuidados y los vínculos de la igualdad de género con el cambio climático. Generar evidencia de las desigualdades de género, así como del aporte de mujeres a través de su trabajo de cuidado al bienestar, es fundamental para la formulación de políticas públicas que pongan en el centro la sostenibilidad de la vida.

América Latina y el Caribe es una región que ha roto el silencio estadístico y avanza en la medición del uso del tiempo, en la producción de información sobre la desigualdad de género y en la valoración del trabajo no remunerado.

La 61ª  Reunión de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe aprobó en 2021 que el tema de debate central a tratar en la XV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, en noviembre de 2022, sea “La sociedad del cuidado: horizonte para una recuperación sostenible con igualdad de género”.

 

Publicaciones relacionadas

Iniciativas para impulsar la Sociedad del Cuidado en América Latina y el Caribe

América Latina y el Caribe tiene iniciativas de implementación por parte de los Gobiernos de marcos normativos en implementación de políticas públicas de cuidados. Algunas de estas políticas están situadas en territorios.

Mayor información sobre leyes y normativa de cuidados en la región, disponible en el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe.