Política industrial

Electromovilidad y política industrial

El acelerado despliegue internacional de nuevas tecnologías en conjunto con la ausencia de políticas industriales y tecnológicas podrá generar un aumento de las brechas de acceso y uso a la conectividad urbana que hoy existen entre los diversos segmentos y grupos de la población en ALC. Esto requiere de un análisis sobre la respuesta que tiene la industria regional a los cambios en la demanda y la oferta de conectividad.

El nuevo paradigma de políticas para el desarrollo sostenible se inscribe en instrumentos de políticas colaborativos y basados en la competencia, cuya expresión instrumental corresponde a políticas industriales con objetivos sociales y carácter normativo. En otras palabras, la política industrial es un componente esencial de cualquier política de desarrollo sostenible. Debe orientar los procesos de innovación y difusión de tecnología, así como la diversificación productiva, en el sentido de promover el empleo, y desacoplar el crecimiento de la emisión de gases contaminantes y del uso predatorio de los recursos naturales. La transición energética, la electromovilidad y la transformación digital son áreas que requieren un enfoque de política industrial regional.

 

En este sentido, la transición hacia la electrificación del transporte público abre una gran oportunidad para el relanzamiento de una política de apoyo industrial para la fabricación regional de vehículos, infraestructura complementaria y de sistemas de control para su operación, con una visión integradora, que toma en cuenta las nuevas realidades de urbanización, desarrollos tecnológicos y transición demográfica.

Lo anterior confluye en la propuesta de un Gran Impulso para la Sostenibilidad (GIS). En relación con la conectividad urbana, el GIS tiene como objetivo que el cambio en la calidad de la movilidad y el patrón de consumo de conectividad genere un cambio en el patrón de producción para satisfacer esa demanda, sin que lleguen a afectarse los equilibrios de los diferentes ecosistemas de las ciudades. Un GIS es el producto de una reorientación coordinada de políticas, inversiones, regulaciones y régimen tributario. Debe producir una trayectoria convergente de los múltiples y diferentes actores, sectores e inversiones –permitiendo las innovaciones y los procesos sinérgicos –entre los suministros, habilidades, equipamientos, servicios, distribuciones, redes, demandas y patrones.

La coyuntura causada por la pandemia exigirá analizar la salud financiera de la prestación de servicios de movilidad en la región, lo cual implicará también abordar el desempeño de los modelos de negocio existentes, así como sopesar las opciones de financiamiento alterno para garantizar la operación – en buenas condiciones – del servicio de movilidad. La solución será específica a las condiciones particulares de cada urbe, considerando no solamente características de la población, densidad y distribución de viajes, sino que igualmente su capacidad de inversión.

Ello requerirá de un conjunto de herramientas adaptadas a las distintas demandas, y asesoramiento técnico, incluyendo metodologías para la construcción de indicadores y estimaciones, misiones de trabajo y apoyo institucional.

Objetivo y composición Clúster 3

El Clúster 3 tiene como objetivo apoyar a identificar la capacidad de respuesta de la industria regional a los cambios en la demanda y oferta de conectividad hasta el año 2030. Se definen en este clúster también las políticas requeridas para impulsar, integrar y financiar el sector en la región, incluso en la reestructuración de la matriz energética. Entre las actividades propuestas se encuentran la concepción de propuestas desde el desarrollo de políticas industriales relacionadas a la movilidad, que contemplan instrumentos tales como compras públicas, fabricación de componentes y ensamblaje en América Latina, desarrollo de proveedores y centros de reconversión de vehículos convencionales. Asimismo, se propondrán mecanismos de financiamiento e instancias para favorecer la complementariedad con las políticas de fomento de la demanda.

Trabajan en este clúster conjunta e intersectorialmente:
• División de Desarrollo Productivo y Económico (DDPE)
• División de Desarrollo Económico (DDE)
• División de Comercio Internacional e Integración (DCII)
• División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos (DDSAH)
• División de Desarrollo Social (DDS)
• División de Asuntos de Género (DAG)
• División de Población y Desarrollo (Centro Latinoamericano y Caribeño de
   Demografía – CELADE)