HOME Contáctenos
.

   
             
   
   ULTIMAS NOTICIAS:  
        CONGRESO INTERNACIONAL WALIR “PLURALISMO LEGAL, REFORMA HÍDRICA Y POLÍTICAS DE RECONOCIMIENTO”. CO-ORGANIZAN: WALIR-PERÚ, UNIVERSIDAD DE WAGENINGEN, IPROGA, CONCERTACIÓN, CENTRO BARTOLOMÉ DE LAS CASAS (28, 29, 30 DE NOVIEMBRE 2006 CUSCO-PERÚ) 
desde su fundación, los países andinos han bregado contra la diferencia. los modelos científicos, económicos, políticos y legales que han empleado para comprender y administrar la asombrosa diversidad andina se han caracterizado por tener concepciones y políticas universalizantes y homogenizadoras. así, bajo el paradigma de la “modernidad”, las leyes y políticas oficiales han marginado o cambiado los sistemas indígenas, campesinos o locales de gestión del agua para lograr “la gobernabilidad del recurso” y el ansiado “desarrollo”. el problema es que las reformas hídricas intentadas en los países andinos se han inspirado en el paradigma hegemónico de turno, sea éste neoliberal o estatista, y no se han nutrido de las múltiples experiencias desarrolladas por las sociedades indígenas, campesinas o locales para manejar adecuadamente la diversidad social, económica y cultural, existente al interior de cada país. es más, las leyes contemporáneas y las políticas oficiales asumen que el estado, a través del derecho y su institucionalidad, debe ser el actor principal en la gestión del agua. ambos sesgos producen la falta de adecuación del aparato oficial a la realidad local, subnacional y nacional, su poca efectividad y una atención concentrada en una minoría de sistemas de riego grandes y ´modernos´. a la par, este sesgo produce conceptos, normas y políticas que de facto marginan los sistemas de gestión calificados como “irracionales,” “ineficientes” y “atrasados.” se hace necesario, entonces, reflexionar sobre la pertenencia y la pertinencia de las leyes y políticas hídricas de los países andinos, en relación con la gran diversidad de realidades locales y con respecto a las distintas formas cómo al nivel local se manejan los recursos (hídricos) y se gestionan localmente los sistemas de uso. el gran desencuentro entre el estado y la sociedad en américa latina también se expresa en la gestión del agua. ¿a quién pertenecen las leyes y políticas hídricas oficiales? ¿son realmente pertinentes y aplicables a los contextos locales que pretenden regular? ¿cuál es la agenda política detrás del discurso legal y formal? en la actualidad, tanto la pertenencia como la pertinencia de los discursos políticos y legales que elaboran los estados para gestionar el agua son cuestionadas por las sociedades andinas manteniendo o generando sus propios referentes normativos. ante esta realidad se hace necesario replantear los términos del debate, explorar alternativas teóricas que cuestionen el conocimiento recibido y sustentar con investigaciones de campo tanto la crítica como las propuestas de reforma de las normas y políticas estatales. sólo de este modo se podrá salir del recetario internacional predominante y ofrecer una agenda de investigación, acción y propuesta diferente, basada en la interdisciplinariedad, el conocimiento empírico y aproximaciones teóricas renovadas. tal como se expondrá y debatirá en el congreso walir, la teoría de la pluralidad legal es una de las herramientas analíticas y políticas más poderosas para comprender la realidad de las cuencas andinas y proponer reformas a las leyes de aguas. no sólo sirve para desterrar la idea de que el estado posee el monopolio normativo en una sociedad o para comprender cómo las sociedades indígenas, campesinas y locales generan sus propias formas de regulación de sus recursos. también sirve para analizar la hibridación interlegal que se produce entre el derecho formal y los diversos ordenamientos normativos locales desarrollados por estas sociedades. potenciada por investigaciones de corte empírico sobre la multiplicidad de sistemas de gestión de agua, la pluralidad legal puede ser muy útil para comprender la vida social del derecho y proponer cambios sustanciales en las actuales leyes y políticas hídricas de los países andinos. los estados andinos han realizado, por cierto, esfuerzos por “reconocer” la pluralidad legal y cultural que enfrentan, sobre todo en el ámbito de las “comunidades campesinas” y los “pueblos indígenas.” es más, desde hace muchas décadas (e incluso siglos) se encuentran formulando ‘políticas de reconocimiento’. el hecho es que los sistemas legales no operan al margen de los condicionamientos de la economía, la cultura, la política, la historia, ni de las corrientes internacionales contemporáneas. por eso, el reconocimiento de los derechos indígenas y campesinos en los regímenes legales latinoamericanos adquiere diversos signos y propósitos que no necesariamente responden a planteamientos reivindicativos. de manera sutil, el ‘pluralismo legal institucionalizado’ y las ‘políticas de reconocimiento’ en los países andinos implican tanto el reconocimiento como el rechazo oficial de la diversidad de repertorios de gestión hídrica. así, las formas de gestión indígenas, campesinas y locales de agua se enfrentan a un rango de opciones que oscila entre la incorporación funcional y el reconocimiento genuino. mientras la primera es una forma de asimilar y someter el ordenamiento indígena, campesino o local a los moldes estatales, la segunda abre la posibilidad de respetar las formulaciones normativas locales y afirmar su capacidad creadora y su autonomía, así como su potencial para encontrar respuestas a sus propios problemas. por eso, las políticas de reconocimiento de la diversidad normativa y cultural en los sistemas locales de gestión, no necesariamente significan una mejora. un reconocimiento hegemónico de las formas de gestión del agua puede acabar congelando la dinámica local. ¿puede el derecho moderno vigente en los estados andinos elaborar marcos normativos propicios para enfocar adecuadamente la pluralidad legal y la tensión estructural entre la autonomía local, los principios de equidad y la ley nacional? la rigidez conceptual e institucional que hoy lo caracterizan nos hacen pensar que no podría hacerlo. se necesitaría un cambio paradigmático en la propia concepción y práctica del derecho de aguas. este tendría que apartarse de sus ideales de abstracción y generalidad, y adoptar una perspectiva pluralista, democrática y atenta tanto al respeto de la diferencia como a la equidad socialmente aceptada. por eso creemos que el pluralismo legal debe ser reconocido pero teniendo en cuenta que no sería una medida “neutral”. una consecuencia crucial de su reconocimiento es que las dimensiones de poder involucradas en el control y manejo del agua deben ser sometidas a un debate como el que hemos convocado a través del congreso walir, a realizarse los días 28, 29 y 30 de noviembre 2006 en la ciudad del cusco, perú. central logística: casa de fray bartolomé, av. tullumayo n° 465, cusco. más información, favor contactarse con 
Mailto: ingo.gentes@gmail.com
 
   
   
   
.  
   
.  
   
    .  
.
 
   
             
             
             

"Los intereses de los Pueblos Indígenas sobre el agua y sus consuetudinarios tienen que ser reconocidos por los gobiernos, garantizando que los derechos indígenas al agua se incluyan en las leyes y políticas nacionales en materiadel agua. Estos derechos cubren tanto la cantidad y la calidad del agua y se extienden al agua como un elemento que forma parte de ambiente sano, con valor cultural y espiritual. Los intereses y derechos indígenas tienen que ser respetados en los convenios internacionales sobre el comercio y la inversión y en todos los planes para los nuevos usos y asignación del agua."

(Declaración de Kyoto de los Pueblos Indígenas sobre el Agua,Japón, Marzo 2003: art.14)

 
 
               
    WALIR quiere contribuir a una mejor comprensión de los derechos indígenas al agua en América Latina.
 
CONFERENCIAS EN LINEA
Usuario :       
Contraseña :
 

WALIR quiere sensibilizar la toma de decisiones respecto a los cambios legales y políticos requeridas

 
   
WALIR
quiere que las comunidades indígena-campesinas puedan acceder a derechos exclusivos de agua.
 
WALIR quiere contrarrestar la discriminación y subordinación de derechos consuetudinarios de agua y las reglas locales de gestión.
 
    WALIR quiere fortalecer los derechos locales y la gestión indígeno-campesina en las respectivas legislaciones nacionales y los acuerdos multinacionales  
WALIR
quiere fortalecer los derechos locales a la gestión de agua y mejorar la representación de comunidades indígena-campesinas en los procesos de decisión política.
 
 
© WALIR, Water Law and Indigenous Rights, 2003