Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

La estructura social de la Argentina: evidencias y conjeturas acerca de la estratificación actual

septiembre 2002 | Políticas Sociales
Autor:
Mora y Araujo, Manuel
Signatura:
LC/L.1772-P
ISBN:
9213220642
Páginas:
43 p.
Editorial:
CEPAL
Tipo:
Políticas Sociales
Colección:
    • Series
      • Series

Resumen

En este trabajo se analiza la estructura social de Argentina, en términos de indicadores de posición socioeconómica en escalas continuas de estratificación (nivel económico social). Los índices utilizados se desarrollaron en el país, en base a criterios frecuentemente aceptados en la práctica de la investigación de mercado. No reflejan situaciones absolutas, pero sí son eficaces para producir segmentaciones de la población que se correlacionan con distintas actitudes y pautas de comportamiento - tanto en el ámbito del consumo como en el de los valores, los asuntos públicos y la política. Tales índices, al estar estandarizados, permiten, además, estudiar cambios a través del tiempo. El índice de nivel económico social empleado combina la posición de las personas en las siguientes dimensiones: educacional, ocupacional y de posesiones materiales en el hogar. Al examinar las distribuciones estadísticas en esas dimensiones se descubre que la sociedad argentina es homogénea en su grado de exposición a los medios de comunicación de masas, pero es heterogénea y fuertemente desigual en el acceso a los recursos tecnológicos e instrumentales para el desempeño en la economía. Un cambio importante se registra en los últimos años: la sociedad argentina, caracterizada por la gran homogeneidad de su clase media y la existencia de una franja relativamente pequeña de personas en niveles de pobreza, ha dado paso a una creciente segmentación al interior de la clase media y a un aumento importante de los estratos más bajos. En materia educacional, la desigualdad distributiva es aun mayor que en los bienes materiales. Respecto a la dimensión del rango ocupacional, se registra una correlación entre la proporción de personas laboralmente activas y la tasa de desocupación con la posición socioeconómica. Los datos disponibles permiten sugerir un esquema causal en el que la educación aparece como la variable más independiente, asociada tanto al nivel de afluencia" como al de equidad distributiva. La conjunción de estas dos variables explica la proporción de personas en situación de pobreza, así como la de personas activas y la de desocupados. Finalmente, se propone una visión de la estructura social argentina que combina la distribución de la población en los indicadores de nivel económico social con las características ocupacionales en los distintos estratos. Esta combinación de variables genera diferentes espacios sociales, donde surgirían distintas "culturas económicas": la cultura de la afluencia, la de la clase media competitiva, la del sindicalismo activo, la de la clase media tradicional y la de la pobreza."

Leer publicación

S028552_es.pdf

ES | PDF, 224 KB

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase