Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

La economía del cambio climático en el Uruguay: síntesis

octubre 2010 | Documentos de Proyectos
Autor:
NU. CEPAL
Signatura:
LC/W.330
Páginas:
77 p.: grafs., tabls.
Editorial:
CEPAL
Tipo:
Documentos de Proyectos
Colección:
    • Documentos de Proyectos e Investigaciones
      • Documentos de Proyectos e Investigaciones

Resumen

    PrólogoEl fenómeno del cambio climático, que se traduce en un aumento de la temperatura media, modificaciones en la frecuencia de las precipitaciones, aumento del nivel del mar, mayor frecuencia e intensidad de eventos extremos, cambios en la matriz energética, modificaciones en la calidad y el uso del suelo y problemas en la disponibilidad de agua, entre otros, es uno de los más grandes desafíos que enfrenta la humanidad.El reto de adaptarse a las nuevas condiciones climáticas y, simultáneamente, participar en una estrategia internacional de mitigación supone costos socioeconómicos de tal magnitud que transforman al cambio climático en un factor condicionante esencial de las características y opciones de desarrollo económico de las próximas décadas.Ante este nuevo escenario, existen oportunidades que hay que aprovechar y la única manera de enfrentar un tema como este, que afecta a todas las áreas del Estado, es coordinando las medidas que se aplican en el Uruguay, en América Latina y el Caribe y en el mundo.Una de las premisas del Gobierno del Uruguay es abordar el problema del cambio climático, que ya es una realidad y nos afecta claramente. Entendemos que aún estamos a tiempo de tomar medidas efectivas para minimizar sus efectos negativos. No obstante, dada la magnitud del cambio climático, sus múltiples aspectos, los impactos que provoca y la cantidad de actores que involucra es imprescindible contar con información actualizada sobre este fenómeno y sus implicaciones a nivel nacional.En este estudio se analizan los efectos económicos que puede tener el cambio climático en el Uruguay y se presentan escenarios socioeconómicos y climáticos hasta 2100 que permiten visualizar con mayor claridad las consecuencias del fenómeno. Asimismo, en el marco de este estudio se proponen y evalúan diversas medidas de adaptación y mitigación en los sectores analizados.Los resultados no deben considerarse pronósticos exactos, dado que existen altos márgenes de incertidumbre en la realización de los cálculos. No obstante, son reveladores. El Uruguay enfrentará aumentos progresivos de la temperatura media que rondarán los tres grados centígrados a finales de siglo y un leve incremento de las precipitaciones en un contexto de mayor variabilidad, mayor frecuencia e intensidad de eventos extremos y un aumento del nivel medio del mar.Una visión que no considere la equidad intergeneracional y solo valore el presente, alentará la inacción y desviará la atención de las soluciones de largo plazo, toda vez que algunos sectores, como el agrícola, pueden obtener beneficios transitorios. Sin embargo, a nivel nacional, las consecuencias negativas de largo plazo del cambio climático son innegables, lo que pone de manifiesto la importancia de que se dediquen esfuerzos y recursos al diseño y la planificación de políticas de adaptación.El Uruguay tiene la posibilidad y el compromiso de contribuir a la mitigación de este problema. Para 2100 se anticipa en el país un escenario con importantes incrementos de emisiones de gases de efecto invernadero en ausencia de acciones de mitigación, siendo los sectores energéticos los principales emisores debido al sostenido aumento de la demanda y la necesidad de recurrir cada vez más a fuentes térmicas. Esto se verá agravado por las emisiones de metano de la ganadería ante el desarrollo futuro del sector agropecuario. En el documento se muestran numerosas opciones de mitigación que ofrecen beneficios al país y que orientan sobre el camino a seguir.El estudio de la economía del cambio climático en el Uruguay refleja el compromiso que tanto el gobierno nacional como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) tienen respecto de este tema. La CEPAL ha estado a cargo de la coordinación técnica de esta iniciativa a escala latinoamericana y caribeña, manteniéndose el estudio del Uruguay dentro de los mismos lineamientos técnicos y organizativos que los de los demás países que integran el proceso. El apoyo a este estudio por parte del Gobierno del Uruguay se enmarca en el Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático y Variabilidad, creado a partir del decreto núm. 238/009 de 20 de mayo de 2009. El Sistema, coordinado por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), cuenta con el apoyo de otras dependencias del sector público, así como del sector privado. A su vez, para conducir este estudio se formó un panel asesor, para el que se convocó no solo al MVOTMA, sino también al Ministerio de Economía y Finanzas, que facilitó la participación y el intercambio de información y conocimiento de las demás instituciones públicas.El cambio climático presenta una serie de desafíos para el Uruguay que tienen que resolverse por medio del esfuerzo de la sociedad en su conjunto. Este estudio, que suma el aporte de valiosos especialistas en diferentes ámbitos (agropecuario, energético, de recursos costeros, desechos, biodiversidad, salud, economía) a la colaboración de calificados técnicos de diversas instituciones públicas y privadas del país, es un ejemplo de ello. Las conclusiones revelan la importancia del tema y la necesidad imperiosa de contar con un canal de comunicación para su difusión. El Gobierno del Uruguay y la CEPAL reiteran su compromiso de seguir profundizando esta investigación y desarrollar el conocimiento necesario para que todos los actores puedan tomar decisiones informadas, tanto para contribuir a la prevención del cambio climático como para reducir sus consecuencias adversas sobre los habitantes del Uruguay. Alicia BárcenaSecretaría EjecutivaComisión Económica paraAmérica Latina y el Caribe (CEPAL)José MujicaPresidenteRepública Oriental del Uruguay

Leer publicación

LCW330_sintesis_es.pdf

ES | PDF, 4032 KB

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase