Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

La calidad en alimentos como barrera para-arancelaria

noviembre 2005 | Estudios y Perspectivas – Oficina de la CEPAL en Buenos Aires
Autor:
Secilio, Gustavo
Signatura:
LC/BUE/L.201
ISBN:
9213227841
Páginas:
104 p. : diagrs., gráfs., tabls.
Editorial:
CEPAL
Tipo:
Estudios y Perspectivas – Oficina de la CEPAL en Buenos Aires
Colección:
    • Series
      • Series

Resumen

El objetivo de esta síntesis es plantear elementos conceptuales para analizar como la calidad será una de las más fuertes barreras al comercio de alimentos, en especial para los países en desarrollo. En ese sentido este documento intenta iniciar un proceso de reflexión sobre el impacto económico y comercial que significa la aplicación de barreras técnicas al comercio agroalimentario, por parte de los países demandantes. Estas barreras estarían relacionadas en su mayoría con aspectos vinculados a la calidad alimentaria. Así es como se describen los aspectos conceptuales de la calidad, los mecanismos de negociaciones existentes y las tendencias en esos procesos de negociación, como así también el impacto que generaría el concepto de cero riesgo en el comercio internacional provocando cero comercio en esos rubros.
El trabajo, enfocado principalmente en el caso argentino, presenta los diversos sistemas de calidad en Argentina y en el mundo, vigentes en el sector agropecuario y agroindustrial. Analiza las normas internacionales, los estándares de los diferentes países y de los grupos importadores y cómo sus distintas interpretaciones e imposiciones generan desiguales posibilidades de acceso a los mercados. Trata acerca de las demandas de los consumidores, el control de los países importadores y sus reglamentos internos. Analiza también las implicancias y resultados para Argentina de dos acuerdos de la Organización Mundial de Comercio (OMC);: el Acuerdo sobre Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (Acuerdo MSF); y el Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (Acuerdo OTC);. Finalmente concluye que la calidad, en sus variadas formas, optativas o voluntarias, será una barrera para-arancelaria al comercio en el sector alimentario, en especial en la medida que se avanza en la cadena de especialización, diferenciación y agregado de valor.