Se encuentra usted aquí

Disponible en:Español

Llaman a visibilizar estadísticamente a los afrodescendientes de Chile y la región

Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL, inauguró un seminario realizado en el marco del Decenio Internacional para los Afrodescendientes (2015-2024) decretado por las Naciones Unidas.

14 de abril de 2016|Noticia

foto_seminarioafrodescendientes_675.jpg

De izquierda a derecha, Jhon Antón, del Instituto de Altos Estudios Nacionales de Ecuador; Azeneth Báez, Presidenta de Lumbanga; Osvaldo Soto, Subsecretario General de Gobierno de Chile; Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto de la CEPAL; Amérigo Incalcaterra, Representante para América del Sur de OACNUDH; y Fabiana Del Popolo, Jefa del Área de Demografía e Información sobre Población de la CEPAL.
De izq a der: Jhon Antón, experto Ecuador; Azeneth Báez, Presidenta Lumbanga; Osvaldo Soto, Subsecretario General de Gobierno Chile; Antonio Prado, Secretario Ejecutivo Adjunto CEPAL; Amérigo Incalcaterra, Representante ACNUDH; y Fabiana Del Popolo, experta CEPAL. Foto: CEPAL.

Como una urgencia calificaron representantes de gobierno, funcionarios internacionales y representantes de la sociedad civil de Chile la necesidad de visibilizar estadísticamente a las personas afrodescendientes no solo en este país sudamericano sino en toda la región de América Latina y el Caribe durante un seminario internacional realizado el miércoles 13 de abril en Santiago, Chile.

El evento denominado Visibilidad estadística de las personas afrodescendientes en Chile fue inaugurado en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) por el Secretario Ejecutivo Adjunto de este organismo regional, Antonio Prado; el Subsecretario General de Gobierno, Osvaldo Soto; la Presidenta de la organización no gubernamental chilena Lumbanga, Azeneth Báez; y el Representante para América del Sur de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Amérigo Incalcaterra. También asistió Antonio Molpeceres, Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Chile.

“América Latina y el Caribe es una región pluriétnica, con una población afrodescendiente que se estima en al menos 120 millones de personas, con presencia en todos los países. Aunque la información aún es fragmentaria, existe evidencia contundente respecto a las profundas desigualdades étnico-raciales que persisten en la región en desmedro de las poblaciones afrodescendientes”, dijo Antonio Prado.

El alto representante destacó los censos de población y vivienda “como una de las fuentes primordiales para avanzar en el conocimiento de la dinámica demográfica y las condiciones de vida de las poblaciones afrodescendientes, por su carácter universal y la posibilidad de cuantificar grupos poblacionales de magnitudes relativamente pequeñas con respecto a los totales nacionales”.

“El Estado chileno ha venido trabajando e invirtiendo en los afrodescendientes de nuestra región (de Arica y Parinactora), lo cual agradecemos. Pero se necesitan datos estadísticos para direccionar o focalizar los recursos y que estos lleguen a más personas que lo requieran”, dijo Azeneth Báez, de Lumbanga, quien criticó especialmente el hecho de que se los haya excluido del Censo de Población y Vivienda de 2012 y del Censo abreviado programado para 2017.

“Hoy estamos en el centro de nuestro país (Santiago) más de 100 afrodescendientes chilenos decididos a demostrar que somos un pueblo que necesita ser escuchado, reconocido e incluido”, enfatizó.

Amérigo Incalcaterra, de ACNUDH, destacó que la recién aprobada Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) “constituyen un marco importante para fortalecer los esfuerzos tendientes a promover la visibilidad estadística de los afrodescendientes”. “Si logramos hacer visibles a las mujeres, niñas y niños y hombres afrodescendientes, identificando dónde viven, sus relaciones socioeconómicas y la brecha en el goce de sus derechos”, sería un avance importante, indicó.

Finalmente, el Subsecretario Osvaldo Soto planteó que Chile “es un país diverso”, pero que al Estado “le ha costado percibir” la real dimensión de la población afrodescendiente. “Muchas veces el Estado ha confundido la situación de los afrodescendientes con la de los migrantes y los pueblos indígenas”, sostuvo.

El funcionario chileno calificó el actual escenario nacional como una oportunidad para debatir la visibilización estadística de los afrodescendientes, considerando que se encuentra en marcha un proceso para elaborar una nueva Constitución. “Todos los temas relativos a la inclusión, al reconocimiento de nuestra diversidad, tienen que recogerse en el debate constitucional”, apuntó.

El encuentro fue organizado por la CEPAL y la organización Lumbanga, con el apoyo de ACNUDH, Fundación Ford y el Municipio chileno de Arica.