Se encuentra usted aquí

Disponible en:EnglishEspañolPortuguês

Estudio de CEPAL clasifica las provincias de Colombia según su ruralidad y sus conexiones

La mayoría de las provincias del país son rurales, mientras que el 25% se encuentran en una categoría intermedia y el 9% son urbanas, señala el documento.

17 de marzo de 2017|Noticia

Un nuevo estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) propone una metodología para clasificar las provincias de Colombia según su nivel de urbanización o ruralidad, y su integración con mercados y principales nodos, por cuanto la agrupación de estas unidades territoriales en categorías homogéneas puede contribuir a mejorar la eficiencia de las políticas públicas de desarrollo rural.

El documento Configuración territorial de las provincias de Colombia: ruralidad y redes, elaborado por la Oficina de la CEPAL en Bogotá, analiza las características de las provincias colombianas y las relaciones de vecindad y conexiones territoriales, redes y subredes entre ellas.

Las provincias son unidades intermedias entre los departamentos (32) y los municipios (1.122). Actualmente no tienen una definición político-administrativa, pero son utilizadas para la zonificación y gestión de la administración pública regional. Esta escala intermedia permite capturar dinámicas más agregadas que las de los municipios y también patrones diferenciados dentro de los departamentos, por lo que refleja mejor las interdependencias entre los recursos naturales, la población y la cohesión en las respuestas ante los cambios en la economía, señala el estudio.

Lejos de definir los territorios rurales como el residuo de los urbanos, este trabajo propone unas categorías de ruralidad para hacer evidente la diversidad de patrones demográficos, distribuciones espaciales y relaciones de proximidad y conexiones de los territorios con las principales urbes. Esta configuración influye en las trayectorias de desarrollo local y rural de las subregiones.

En el estudio se propone un Índice Demográfico de Urbanización (IDU), que se calcula con tres indicadores de cada provincia: densidad poblacional, proporción de su población en cabeceras municipales y tamaño de la población en la cabecera mayor (en número de habitantes).

Este índice, combinado con los tiempos de viaje en automóvil por la carretera principal hasta las cabeceras de las provincias urbanas (menos de dos horas, entre dos y cuatro horas o más de cuatro horas), define tres categorías principales de provincias y ocho en total: urbanas, intermedias (periurbanas, cercanas y alejadas) y rurales (periurbanas, cercanas a urbana, cercanas a intermedia, y alejadas o aisladas).

Según esta clasificación, dos terceras partes (65,5%) de las provincias son rurales. Comprenden el 80% del territorio nacional y en ellas habita un cuarto de la población nacional. Las de nivel intermedio representan un cuarto del total de provincias y de la población nacional, y comprenden el 16% del territorio; y las urbanas suponen el 9% de las provincias y, con el 3% de la superficie nacional, son el hogar de la mitad de la población total.

Contacto

Suscripción

Reciba las novedades de la CEPAL por correo electrónico

Suscríbase