Se encuentra usted aquí

Disponible en:EspañolEnglish

Alicia Bárcena alienta al sector privado y a la sociedad civil a contribuir al nuevo estilo de desarrollo que propone la Agenda 2030

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL participó en la apertura de la consulta regional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) sobre la implementación de los principios rectores de la ONU sobre empresas y derechos humanos.

2 de marzo de 2016 | Noticia

dsc_0057_675.jpg

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, durante una consulta regional de ACNUDH.
Foto: CEPAL.

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, llamó hoy a construir una gobernanza global mediante alianzas entre los Gobiernos, la ciudadanía y el sector privado para promover un cambio en el estilo de desarrollo en sintonía con la nueva Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Alicia Bárcena intervino en la inauguración de la Consulta regional para América Latina y el Caribe sobre políticas públicas en materia de derechos humanos y empresas en el Marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, convocada por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y que se celebra los días 2 y 3 de marzo en la sede de la CEPAL, en Santiago de Chile.

En la apertura también participaron Dante Pesce, Presidente del Grupo de Trabajo de la ONU sobre empresas y derechos humanos; Amerigo Incalcaterra, Representante Regional para América del Sur de ACNUDH, y Hernán Quezada, Director de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno de Chile. A la reunión asisten representantes de gobiernos, instituciones internacionales, organizaciones civiles y sector privado.

Tras la inauguración, Alicia Bárcena expuso los desafíos de la implementación en América Latina y el Caribe de la Agenda 2030. Según destacó, la nueva agenda aprobada el pasado septiembre en la Asamblea General de la ONU cuestiona el modelo de desarrollo dominante y representa un avance civilizatorio al poner a las personas en el centro y buscar la inclusión económica, social y ambiental.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL indicó que para lograr ese objetivo se requieren coaliciones entre los Estados, la sociedad civil y el sector privado, con la participación de empresas que puedan ayudar a la construcción de sociedades más igualitarias. “Se trata de una agenda universal e integradora para lograr la acción colectiva sobre bienes públicos como la paz y el respeto a los derechos humanos, así como el empleo decente”, subrayó.

Sobre el contexto actual de América Latina y el Caribe, la alta funcionaria de las Naciones Unidas señaló que la región se enfrenta actualmente al sesgo recesivo que impera a nivel mundial, con poca demanda y exceso de liquidez, que ha dificultado la recuperación del comercio y de la inversión extranjera directa (IED). En cambio, el sector financiero ha ido creciendo y se ha desacoplado de la economía real, subrayó.

Alicia Bárcena indicó además que se requiere un mejor reparto de las ganancias de productividad entre el capital y el trabajo, así como mejorar la recaudación fiscal, ya que en la región persisten estructuras fiscales con baja carga tributaria y bases regresivas, acompañadas además de una alta evasión y elusión fiscal, que asciende a 320.000 millones de dólares anuales, y de la salida de flujos ilícitos.

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL también llamó a las empresas a colaborar con los gobiernos para lograr una mejor gobernanza de los recursos naturales, con políticas sobre su propiedad, apropiación y distribución, con el fin de maximizar los beneficios colectivos de su explotación y minimizar los conflictos socio-ambientales que las actividades extractivas generan.

“En definitiva, se requieren espacios de diálogo entre el sector privado y las instituciones públicas para compatibilizar las estrategias empresariales con los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible”, concluyó Bárcena.