banner 

Impulsando las Infraestructuras de Datos Espaciales en América Latina y el Caribe
Por: Javier Carranza Torres, consultor miembro del grupo de investigación AnGeoSc, de la Universidad Nacional de Colombia javier13282alumni.itc.nl

Las soluciones de sistemas de información geográfica (SIG) y las infraestructuras asociadas a ellas ayudan a transparentar el accionar público, mejorando así el estándar de vida de las personas. De este modo, la cultura de la información geográfica está mediatizando la relación entre gobierno y ciudadanía.
Impulsando las Infraestructuras de Datos Espaciales en América Latina y el Caribe

Por ello, la eficiente gestión de los sistemas georreferenciados y sus infraestructuras es clave para el éxito en todos los sectores y mercados. Desde organizaciones tan diversas como agencias de impuestos, oficinas de emergencias o empresas públicas de servicios domiciliarios, están utilizando tecnologías de información territorial y esto a su vez ha desarrollado múltiples infraestructuras de geoinformación.

Por ejemplo, en la zona de casas históricas de La Habana, en Cuba, existe un SIG para identificar las casas en riesgo de derrumbe. Estos derrumbes ocurren cada tres días, por lo que el sistema ayuda a salvar vidas. En la región del Caribe sajón, la Caribbean Disaster Emergency Management Agency (CDEMA) está implementando un sistema de alerta temprana ante tsunamis, empleando tecnología satelital en combinación con SIG. Finalmente, la agencia de recaudación de la Provincia de Buenos Aires, ARBA, utiliza PDAs con GPS en su sistema de información geográfico cuando realiza operativos para verificar si sus propiedades inmobiliarias fiscales coinciden con la realidad. 

Las SIG requieren de una gran cantidad de datos y categorizaciones de parte de la función pública. Estos datos sólo pueden compartirse a través del apoyo de robustas y sofisticadas tecnologías como lo son las Infraestructuras de Datos Espaciales (IDE). Estas son la “columna vertebral” que apoyan sistemas de información geográfico. 


Proyección de la Isla de Pascua en el SNIT (IDE Chilena).  Javier Carranza Torres y José Luis Borcosque, profesores del área de Geomática de la Universidad Santiago de Chile junto a personal de SEGIC

Las IDE son la suma de políticas, estándares, organizaciones y recursos tecnológicos que proveen a la obtención, uso y acceso, de forma eficaz, eficiente y transparente, de la información territorial en una región o país. Aportan la posibilidad del descubrimiento cruzado de información, el acceso plural y el uso coordinado de esta información en diferentes y complicados procesos de decisión.

Las IDE se diferencian de los SIG porque además de incluirlos, los normalizan, logrando mayor eficiencia en el tratamiento de información geográfica que los funcionarios e instituciones relacionadas al tema producen. Esto evita la inexactitud y la duplicidad en la producción de datos geográficos, la compra innecesaria de mobiliarios y sistemas digitales y los vicios del apropiamiento indebido de bases territoriales de datos.

La importancia de la información geográfica y las IDE para ayudar a afrontar problemas nacionales, regionales y locales ha sido abordada por varias organizaciones internacionales y globales. La información sobre deforestación, la contaminación, la merma de la reserva de peces y el tratamiento de residuos tóxicos, entre otros, fue mencionada como crítica en la Cumbre de Río de Janeiro, en Brasil, en el año 1992.

En la reciente Conferencia de 2009 de la Global Spatial Data Infrastructures (GSDI) en Rotterdam, Holanda, se evaluaron los avances que tuvieron las IDE en el mundo. Concluyeron que el “recetario” para una buena IDE incluye consideraciones en torno a: 1) desarrollo, 2) estandarización, 3) acceso y distribución de datos espaciales.

El proyecto de Infraestructura de Datos Espaciales de España (IDEE)  es un referente hispano, elaborado con el objetivo de integrar a través de Internet los datos, metadatos, servicios e información de tipo geográfico que se producen en España, a nivel nacional, regional y local, facilitando el acceso a los usuarios de tales recursos, a través de un geoportal (ver video en YouTube). 

Un ejemplo en América Latina es la infraestructura colombiana ICDE, que dispone de un amigable geoportal integrando para el país más de 180.000 metadatos con información topográfica, demográfica, límites administrativos y de servicios públicos, entre otros.

La realidad regional fue recientemente revisada a fin de realizar recomendaciones al Comité Permanente para la Infraestructura de Datos Geoespaciales de las Américas (CP-IDEA). Se solicitó a Naciones Unidas un nuevo estudio (siendo el último de 1990) sobre la situación de la cartografía por país y por región. También se solicitó al CP-IDEA crear una plataforma virtual para que las buenas prácticas en la elaboración de IDE, tanto a nivel de los países como de la región, sean comunicadas a todos a través de una página Web con dominio un.org. 

Es de destacar la particular importancia que da Naciones Unidas a la “Construcción de los SIG en apoyo a la prevención y manejo de los desastres en la región”, donde deben participar la mayor cantidad de países de América Latina y El Caribe, en conjunto con las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales dedicadas del área  (ver UNSTATS).

El desafío clave para la provisión de datos espaciales que tienen todos los gobiernos de América Latina es encontrar una manera eficiente de distribuir datos en un formato tal que sea utilizable para distintas comunidades y usuarios con diferentes necesidades. Se debe compartir información con un criterio inclusivo y cohesionador. 

Las opiniones expresadas en esta columna de opinión son exclusivamente del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de la CEPAL ni de sus donantes.

 Comentarios 

Comentario1Walter de Vries
Experto en IDEs, Investigador del Instituto Internacional de Geoinformación Científica y Observación de la Tierra (ITC) de Holanda
devriesitc.nl

“A través del mundo las Infraestructuras de Datos Espaciales (IDE) están captando mayor interés en distintas comunidades científicas. Por lo tanto, el artículo de Javier Carranza Torres Tresoldi sobre las IDE en los países de América Latina y el Caribe es oportuno, dado que se ha reconocido que el tema principal para los ciudadanos y los profesionales no es solamente el desarrollo tecnológico, sino hacer el nexo entre los avances tecnológicos y las necesidades de la sociedad. La gestión territorial y de desastres naturales son dominios importantes en los cuales las IDE pueden jugar un papel importante. Adicionalmente, una buena conexión entre las IDE y el gobierno electrónico es esencial, para que las tecnologías puedan apoyar al público general”.



Comentario2Cristián Aqueveque Iglesias,
Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Coordinación de Información Territorial (SNIT), la IDE chilena.
caquevequembienes.cl

“Tal como se ha señalado en el artículo precedente, en el concepto de una IDE convergen un conjunto de componentes cuyo ensamblaje permite que la información geoespacial finalmente esté disponible para quienes requieren de ésta. Entre estos es necesario destacar dos aspectos que resultan fundamentales para el buen accionar de la IDE: recursos humanos adecuados, en cantidad y calidad, y redes institucionales consolidadas que permitan incluir a todos los actores involucrados en la gestión de la información territorial.
En cuanto a recursos humanos, es importante contar con profesionales que maximicen el provecho de las tecnologías disponibles y generen conocimiento al servicio de la gestión, a partir del análisis e integración de los datos e información procesada mediante SIG y puesta a disposición a través de geoportales y catálogos de metadatos. En tanto, respecto de las redes institucionales, nos parece fundamental “distribuir” la responsabilidad y el compromiso de lograr los objetivos de la IDE entre todas las instancias que participan de ésta, sean ministerios, gobiernos locales, academia, privados, u otro; todos ellos, debidamente articulados y coordinados en una gran “red de redes”.  Estas visiones son las que está promoviendo el Sistema Nacional de Coordinación de Información Territorial (SNIT), en Chile”.